Dic 20, 2013
0 0

Más de 150 animales son rescatados o recuperados cada año en Puerto de la Cruz

Written by
Share

Más de 150 animales, algunos prohibidos o introducidos de manera irregular, son rescatados o recuperados cada año en Puerto de la Cruz a través de las Concejalías de Medio Ambiente y Sanidad, con la colaboración de la Policía Local, Cruz Roja y la Fundación Neotrópico.

Algunas de estas especies son pardelas –para las que existe una campaña de recuperación específica que se repite cada año–, paíños, pedreles, cernícalos, búhos, lechuzas, tortugas y aguilillas, cuyos rescates han aumentado gracias a la colaboración ciudadana, señalan desde el Ayuntamiento portuense.

En el protocolo de actuación, coordinado por el área de Medio Ambiente, colabora el Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre La Tahonilla, dependiente del Cabildo de Tenerife, donde los animales son trasladados si presentan algún tipo de daño en forma de lesiones o enfermedades.

“Trabajamos para preservar la fauna animal que nos rodea, realizando un importante esfuerzo cada año con la puesta en marcha de campañas como la de recuperación de pollos de pardela, que este año alcanzó los 85 ejemplares rescatados”, explicó el concejal de Medio Ambiente, Sebastián Ledesma.

ANIMALES EXÓTICOS

La entrada ilegal de determinadas especies en la isla pone en serio riesgo la supervivencia de géneros autóctonos, significando un problema importante para el entorno y medio ambiente.

“La necesidad de poder controlar animales de estas características nos permite proteger nuestra fauna y nuestro medio ambiente, evitando la proliferación de especies invasoras”, explicó la responsable de Sanidad, Antonia Domínguez.

En los últimos años se ha experimentado un notable aumento de rescates de animales exóticos y peligrosos, como es el caso de hasta tres serpientes pitón y una tarántula.

Para estos casos, el Ayuntamiento cuenta con la colaboración de la Policía Local de Puerto de la Cruz, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y la Fundación Neotrópico, debido a la necesidad de tratar a este tipo de especies que, en algunos casos, carecen de los permisos o autorizaciones necesarias para su entrada en Tenerife.

De los cuatro casos registrados este año en el municipio, sólo uno se encontraba en una situación controlada. El resto fueron localizados en jardines o espacios públicos gracias a la colaboración ciudadana.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share