Dic 9, 2013
0 0

Más de 500.000 canarios sufren algún tipo de enfermedad reumática

Written by
Share

gente Más de 500.000 canarios sufren algún tipo de enfermedad reumática, en concreto, una de cada cuatro personas según la Sociedad Española de Reumatología (SER), y entre las que tienen un mayor impacto en la calidad de vida se encuentran la artritis reumatoide o las espondiloartritis.

Así lo ha puesto de manifiesto el Dr. Eduardo Girona, presidente de la Sociedad Canaria de Reumatología (Socare), con motivo de una reunión para pacientes organizada recientemente en Santa Cruz de La Palma junto a la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), donde puso en valor que, una vez diagnosticada la patología, es fundamental tener una buena relación con el reumatólogo para lograr un mejor manejo de la patología y un pronóstico más favorable”.

En el encuentro destacó la necesidad de contar con los recursos necesarios para que los pacientes con enfermedades reumáticas tomen las riendas de su enfermedad y sean conscientes de que la adherencia al tratamiento y un estilo de vida adecuado les ayudarán a evitar graves problemas de salud.

Los pacientes deben acudir regularmente a sus citas con el reumatólogo y exponerle todas aquellas dudas que tengan. “Ser un paciente bien informado supone, a largo plazo, poder disfrutar de una mayor calidad de vida”, explicó el Dr. Alberto Alvarez Pío, de la Unidad de Reumatología del Hospital General de La Palma.

“Sin embargo, para conseguir esto es necesario contar con los recursos adecuados y la realidad es que en esta isla sólo hay un reumatólogo, insuficiente para una población de 85.000 habitantes”, añadió el Dr. Álvarez Pío, quien destacó las recomendaciones de la OMS, que “propone un especialista por cada 45.000 habitantes y al menos tres especialistas en una unidad de reumatología”.

Durante el encuentro, el presidente de ConArtritis, Antonio I. Torralba, hizo también hincapié en la importancia de que los pacientes tomen un papel activo en el control de su enfermedad para poder mantener una buena calidad de vida. “En este sentido, es fundamental que jóvenes y adultos se comprometan a hablar con su médico, compartan con él sus metas personales y trabajen juntos para diseñar un plan de manejo de la enfermedad”, añadió Torralba. “Para ello, es fundamental invertir los recursos disponibles adecuadamente”, apostilló.

Asimismo, la Dra. Beatriz Rodríguez Lozano, reumatóloga del Hospital Universitario de Canarias, enfatizó el papel del reumatólogo como el médico de referencia tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de las enfermedades reumáticas.

TERAPIAS BIOLÓGICAS

Otro de los temas que los especialistas pondrán sobre la mesa será el uso de las terapias biológicas. “A la eficacia clínica y radiológica que estas terapias han demostrado hay que añadir un aspecto fundamental como es la calidad de vida”, indicó el Dr. Alvarez Pío.

“Los pacientes que reciben una terapia biológica presentan un menor grado de discapacidad al detenerse la progresión del daño articular y una mejoría en la calidad de vida, ya que mejora notablemente su función física y emocional”, manifestó.

En este sentido, el presidente de la Sociedad Canaria de Reumatología destacó que, a su vez, “esto repercute positivamente en aspectos como la mejora de la productividad laboral, debido a que no hay tantas bajas por incapacidades y aumenta la posibilidad de participar activamente en actividades sociales y familiares”. Por tanto, y en su opinión, el acceso a las terapias biológicas es clave para limitar el impacto social de las enfermedades reumáticas.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share