Oct 24, 2013
0 0

Finaliza la cimentación del Museo Arqueológico Insular, fase que dará lugar a la ejecución de la estructura del edificio

Written by
Share

museo arqueologico betancuria.cimentacionmuseo arqueologico betancuria.cimentacionLa ejecución del Museo Arqueológico y Etnográfico Insular en la Villa de Betancuria ha dado un nuevo paso adelante con la culminación de la fase de cimentación y contención de los terrenos, etapa que dará lugar en próximas fechas al inicio de la construcción de las estructuras verticales y horizontales.

El Cabildo de Fuerteventura impulsa la materialización de proyecto, destinando para ello, dentro del Plan de Infraestructuras Culturales que se coordina desde la Consejería que dirige Juan Jiménez, una inversión de 1.565.063 euros. La Oficina Técnica de la Institución, dependiente de la Consejería de Obras Públicas y Carreteras que dirige Edilia Pérez, se ocupa de la dirección técnica del proyecto.

Pérez adelantó que «las previsiones son culminar la construcción de la estructura principal a principios de 2014. Durante esta fase se ejecutarán los elementos que prestan sustento a las distintas plantas del edificio, los pilares de hormigón y los muros de contención en lo que respecta a las estructuras verticales, y los forjados en cuanto a las horizontales». La preparación del solar ha sido una parte importante del proyecto dado que, al contar el edificio con tres plantas, ha sido necesario realizar movimientos de tierra y levantar muros de contención hasta una altura de 16 metros.

Juan Jiménez, por su parte, valoró positivamente el avance del Museo Arqueológico y Etnográfico, «que ahora se encuentra un poco más cerca de hacerse realidad. Nos encontramos ante una de las infraestructuras culturales más importantes de Fuerteventura, pues va a permitir trasladar el fondo arqueológico y etnográfico que se resguarda y expone en el actual museo a un nuevo espacio mucho más amplio, moderno y versátil. Además, aporta un componente significativo de dinamización económica para Betancuria, tanto durante la ejecución de los trabajos como una vez finalizado, pues las expectativas son poder multiplicar el número de visitantes».

La obra contratada cuenta con un plazo de ejecución de 24 meses, que contabilizando a partir de la adjudicación del proyecto supone su finalización a principios del año 2015.

Planificación de nuevas Infraestructuras culturales y museísticas

El Museo Arqueológico y Etnográfico se suma a las nuevas dotaciones culturales y museísticas que planifica el Cabildo Insular. En este grupo se encuentran proyectos ya finalizados como del Archivo Histórico Insular en Puerto del Rosario (2,5 millones de euros) y en proceso de dotación de mobiliario (467.000 euros de presupuesto base de licitación); en fase de ejecución como el Museo del Queso de Fuerteventura (700.000 euros), en Antigua, el Edificio de Formación y Congresos (22 millones de euros), en la capital de la Isla, y la rehabilitación de la Casa Alta de Tindaya (400.000 euros), en La Oliva; en proceso de licitación como el Centro Bibliotecario Comarcal de Gran Tarajal (la ejecución se ha adjudicado por 3,5 millones de euros y la dirección técnica del proyecto esta en licitación); y el Mirador de Los Canarios (Pájara), un diseño del artista Pepe Dámaso presupuestado en 2,4 millones de euros, que se encuentra tramitando las autorizaciones previas a su contratación.

Museo Arqueológico y Etnográfico, en Betancuria

La empresa SACYR Construcción SA ejecuta este proyecto redactado en su día por el equipo de arquitectos que componen Mario Febles y David Mallo. El nuevo Museo Arqueológico, Histórico y Etnográfico Insular se sitúa en la trasera del actual edificio, ocupando un espacio que suma un total 3.600 m2. Este espacio se sitúa en el centro administrativo y turístico de la localidad y, al estar ubicado en pendiente, ofrece una visión directa de la Iglesia de Santa María.

La edificación se encuentra en una parcela con frente a la calle Roberto Roldán (travesía de Betancuria), que corre paralela al Barranco. La propuesta técnica es concentrar la edificación en la ladera trasera al actual Museo, liberando el resto de la parcela. Los parámetros urbanísticos permiten una alta ocupación de esta parte de terreno.

Este escalonado permite el acceso a tres niveles diferentes directamente desde la calle Amador Rodríguez, sin que en ningún momento haya más de una planta y media de altura sobre la rasante original del terreno.

El volumen edificado quedaría semienterrado, y formaría unas terrazas escalonadas adaptadas a la pendiente. Estas terrazas servirían de acceso y conexión entre las plantas, pero también como espacio de espera y estancia en los recorridos museográficos, teniendo como principal visión protagonista desde ellas la Iglesia de Santa María de Betancuria.

Este sistema de espacio libre aterrazado sobre la edificación tradicional que hoy alberga el museo, y a la altura de las copas de los laureles del jardín aledaño, sería el principal espacio de relación del Museo.

De esta forma, la parcela del Museo Arqueológico queda diferenciada funcionalmente en tres sectores:

a) La edificación tradicional y su entorno, con el patio trasero que se propone integrar como espacio de relación entre ésta y la nueva edificación. Se mantendría el acceso desde la calle Roberto Roldán, pero adecuándolo a la normativa de accesibilidad y redirigiéndolo a la entrada y recepción del edificio nuevo. La entrada principal al Museo Arqueológio, Histórico y Etnográfico se realizaría a través de la calle Amador Rodríguez, entre las dos edificaciones. El patio tradicional sería el espacio de recepción y espera, con la superficie de tiendas y biblioteca en dos alas de la edificación tradicional.

b) El jardín lateral, que se mantendría como espacio de ocio y exposición al aire libre.

c) La nueva edificación escalonada, con el sistema de terrazas sobre la edificación existente y con vistas sobre la Iglesia y Plaza de Santa María.

Contendría los espacios expositivos y no expositivos del programa de usos propuesto, distribuidos en los tres niveles, teniendo el inferior una superficie de 1103.90 m2, el intermedio 686.oo m2 y el superior 281.51 m2.

Distribución por plantas

PLANTA 0: superficie 1103.90 m2. Acceso y servicios, superficie expositiva permanente, y espacio de acceso restringido (talleres y salas de fondos). El acceso y taquillas está situado en la parte norte del edificio, con un cuerpo de servicios y zona de espera, y una escalera y elevador al nivel superior. Se entraría a la zona expositiva a través de dos accesos diferenciados, lo que permite subdividir el espacio expositivo en distintas salas mediante sistemas de tabiquería ligera. Los 531.16 m2 de espacio expositivo albergaría la colección permanente. Como comparativa la superficie expositiva del actual Museo no llega a los 100.oo m2. Una segunda ala de esta planta estaría dedicada a sala de fondos y talleres de la unidad de Patrimonio, y lugar de almacenaje de maquinaria e instalaciones, con entrada independiente desde la calle Amador Rodríguez.

PLANTA 1: superficie 686.oo m2. Superficie expositiva permanente, y salón de actos. Se mantiene la parte norte del edificio como espacio de vestíbulo y acceso, y salida a la terraza exterior de este nivel. La superficie expositiva de esta planta es de 345.46 m2, y tiene dos aperturas visuales orientadas a Santa María de Betancuria y al edificio Museo de Arte Sacro. En la parte sur, y dando a la calle Amador Rodríguez, se encuentra un salón de actos con acceso independiente desde la terraza, con una superficie de unos 127.95 m2.

PLANTA 2, superficie 281.51 m2: Sala de exposición temporal y cafetería – terraza. Acceso exterior directo desde la calle Amador Rodríguez a la cafetería y terraza ubicadas en la parte sur, con facilidad de suministro. Sala de exposición temporal de 117.oo m2, con funcionamiento independiente del resto de las salas del Museo.

Los espacios expositivos están repartidos en los tres niveles, y la distribución interior permite reorganizaciones de los mismos y flexibilidad de adaptación según usos y evolución en el tiempo del sistema expositivo, que de esta forma puede variar en el tiempo. La independencia funcional de los niveles permite también la apertura parcial del edificio, o incluso el montaje de las exposiciones sin tener que cerrar completamente el Museo al público.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share