Ago 26, 2013
0 0

La sanidad entra en estado de coma

Written by
Share

Kevin RenteroEn los últimos cinco años se ha hecho un recorte global de 400 millones de euros, donde la sanidad canaria esta sufriendo un duro golpe en servicios asistenciales al paciente, así lo afirman profesionales del sector en diferentes puntos del archipiélago. Actualmente, los recortes en sanidad están provocando que miles de enfermos estén esperando una intervención quirúrgica, una consulta hospitalaria, ser atendidos por su medico de cabecera o por una prueba diagnóstica, listas de espera que superan los cuatro años para una consulta en alergología que ponen en peligro a pacientes con crisis bronquiales y asmáticas.

Izquierda abierta canaria, recuerda que la sanidad es un derecho del que dependen millones de vidas, y que en los últimos años, han perdido la vida miles de personas, 3.500 canarios que han muerto desde 2010 y 323 personas solo en 2013 esperando a que sus solicitudes sean atendidas y 25.674 dependientes canarios que han solicitado acceder a las prestaciones de la Ley de Dependencia, se encuentran actualmente en lista de espera para la resolución de sus casos, según las cifras oficiales aportadas por la Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, una prueba más de la desidia del Gobierno Autonómico y Central. Por si esto fuera poco, según Alegra Salud, Canarias es una de las comunidades autónomas donde peor se dispensa la atención diabetológica.

En Canarias estamos siendo testigos de una privatización encubierta de los servicios sanitarios, y donde el Portavoz Parlamentario, Gaspar Llamazares, solicita la destitución de la ministra de Sanidad, Ana Mato, por ser más “un virus o una epidemia que una aportación” califica como “un fracaso que no sostiene el sistema sino que lo deteriora al poner la baja laboral en manos de la empresa, de tal forma que estamos enfermos cuando la empresa lo considera oportuno y dejamos de estarlo cuando la empresa nos necesite”.

El Portavoz de izquierda abierta en canarias, Kevin Rentero, denuncia que: “el servicio de cirugía cardiaca infantil en canarias y el único que atiende a pacientes con cardiopatías congénitas, esta sufriendo un gran deterioro, ya que en los últimos meses, este servicio realiza muchas menos intervenciones, desviando a sus pacientes a otros puntos del territorio nacional, los medios de transporte que pueden realizar traslados para pacientes con cardiopatías congénitas depende de las condiciones meteorológicas, y es un tiempo vital que puede significar la vida o la muerte en muchos casos.”

En la base de datos de la Sociedad Europea de Cardiología Pediátrica aparecen los resultados del servicio de Canarias comparados con los mejores centros nacionales y extranjeros y donde poco a poco quieren ir eliminando este servicio, desviando a sus pacientes a otros lugares. Estamos asistiendo a una política aberrante y propia de un régimen fascista, donde se juega con la salud de las personas. Paremos este austericidio neoliberal en el que estamos inmersos!!

Article Categories:
Canarias · Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share