Ago 14, 2013
0 0

La eurozona sale de la recesión liderada por Alemania y Francia

Written by
Share

europa La economía de la zona euro creció en el segundo trimestre del año a un ritmo del 0,3% respecto a los tres meses anteriores, cuando había caído tres décimas, poniendo así fin a una recesión que se extendía por seis trimestres consecutivos, gracias al crecimiento mayor de lo esperado de Alemania y Francia, las dos mayores economías de la región, según reflejan los datos de la primera estimación del PIB publicados por Eurostat.

Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE), la actividad económica creció también un 0,3% respecto al primer trimestre, cuando había experimentado una contracción de una décima.

No obstante, en términos interanuales, la economía de la eurozona registró en el segundo trimestre una contracción del 0,7%, mientras que en el conjunto de la zona euro el PIB bajó un 0,2%.

El crecimiento del bloque del euro en el segundo trimestre, que ha superado incluso las expectativas de una expansión de entre una y dos décimas, se explica por el fuerte repunte de las economías de Alemania (+0,7%) y Francia (+0,5%), así como de Finlandia (+0,7%).

Mención aparte merece Portugal, que con un crecimiento trimestral del PIB del 1,1%, no sólo ha puesto fin a una recesión que cumplía ya su segundo aniversario, convirtiéndose en el primer país rescatado en volver a crecer, sino que lo ha hecho al mayor ritmo entre las economías de la UE.

Por contra, Países Bajos, cuyo PIB cayó un 0,2%, extendió la contracción de su actividad al quinto trimestre consecutivo, mientras España e Italia, moderaron significativamente la contracción de sus economías, hasta el 0,1% y el 0,2%, respectivamente, aunque aún permanecen en recesión.

NO SE PUEDE HABLAR DEL FINAL DE LA CRISIS

Tras la publicación del dato preliminar de PIB de la eurozona en el segundo trimestre, el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha expresado su satisfacción por la sucesión de datos positivos que sugieren un “potencial punto de inflexión” en la economía europea, aunque advierte de que no es el momento de hablar del final de la crisis.

“Este dato ligeramente más positivo es bienvenido, pero de ninguna manera hay margen para la complacencia”, señala Rehn en la última entrada de su blog. “Espero que no haya declaraciones prematuras felicitándose de que la crisis ha terminado”, añadió.

En este sentido, el vicepresidente de la Comisión considera que aún persisten sustanciales obstáculos que deben ser superados, incluyendo un ritmo de crecimiento todavía bajo y la fragilidad de la recuperación, así como las diferencias existentes entre la situación de los países miembros, disimuladas por las medias.

Así, Rehn recuerda el caso de España y Grecia, donde las tasas de paro continúan siendo “inaceptablemente altas”, especialmente entre los jóvenes, lo que ha creado el riesgo real de una generación perdida.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share