Jul 23, 2013
0 0

El presidente de un centro del CSIC afirma que los recortes en investigación son «una estafa al ciudadano»

Written by
Share

El presidente del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA), Cosme García, ha afirmado que tener unas instalaciones sin hacer actividades científicas y con el personal «dentro y sin dedicarse a la ciencia», sería una «estafa al ciudadano», dado que un espacio público de investigación «no puede perder lo esencial», que es «investigar».

Tras la alerta de los directores de los centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) –al que pertenece el IPNA– sobre la falta de financiación por parte del Gobierno estatal, García ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que la instalación lagunera cerrará durante la mitad del mes de agosto para ahorrar «en determinados costes de energía».

Aunque también el IPNA ha tenido que renunciar a algunos servicios, como el de limpieza, para «tratar de ahorrar», el máximo responsable de este centro se ha mostrado confiado en que esta situación económica no afecte a la actividad investigadora, que, ha afirmado, defenderán «hasta el último minuto».

«Antes de cerrar la actividad de investigación de los centros nos dedicaremos a hacer bailes benéficos, porque, si no, esto no tendría sentido», ha ironizado García, quien, en cualquier caso, ha pronosticado –«a día de hoy, porque la situación es cambiante»– que, aunque «con muchas apreturas y restricciones», serán capaces de llegar hasta final de año ya que se prevé que la situación mejore.

Así, ha apuntado que la reclamación de los directores de centros del CSIC es que se abonen los 100 millones de euros prometidos para cubrir el déficit que tienen, de los que 25 ya se han entregado en este mes de julio, si bien solo los «mantendrán con vida» hasta la primera semana de octubre.

Cosme García ha comentado también que, si se pretende realmente tener un cambio de modelo económico, hay que apostar por la sociedad del conocimiento, toda vez que sin eso «no se puede ir a ninguna parte».

«Si decimos que no queremos seguir más con el modelo del ladrillo y de los servicios, tenemos que ser consecuentes con ese planteamiento», ha abundado.

REMANENTES

El presidente del IPNA ha indicado que los centros del CSIC pensaban, «hasta hace poco», que no les iba a afectar la paralización de la actividad que amenaza a algunos institutos, dado que tenían los «mal llamados remanentes», que ha definido como «dineros que tienen los investigadores fruto de sus ahorros de proyectos de investigación o de contratos con empresas».

También ha expresado que ese dinero constituye un «pequeño activo» que se tiene para poder seguir trabajando «cuando fallen las fotos oficiales», que, ha agregado, «fallan con más frecuencia de la que debieran fallar».

«Si estuviéramos en un país con cierta tradición científica, podríamos fiarnos de que siempre habrá convocatorias a las que concurrir competitivamente contra otros colegas y tratar de obtener financiación», ha manifestado García, si bien ha lamentado que aquí «se está sujeto a eventualidades económicas» y que en investigación se emplea «muy poco dinero».

En concreto, y según ha destacado García, los institutos del CSIC han empezado a perder dinero desde 2008, hasta el punto de que los remanentes colectivos que tenían los investigadores han pasado de más de 400 millones a entrar en pérdidas, entre otras cosas porque el Estado «tampoco» ha financiado el presupuestos de funcionamiento de los centros –«la luz, el agua y poco más»–, por lo que han tenido que utilizar los ahorros para esos gastos.

LABOR DEL IPNA

Con respecto a la labor del Instituto de Actividades Naturales y Agrobiología (IPNA), radicado en La Laguna, Cosme García ha expuesto que en el centro se realizan «actividades diversas», desde la de química de productos naturales, «que es la clásica», a la de ciencias agrarias, «donde se hacen importantes avances probados por las patentes realizadas y que están en manos de multinacionales».

«Tenemos otras áreas importantísimas, como la de ecología y evolución en islas, que es una especialidad que es esencial para nuestra propia cultura y desarrollo, y la de geología», ha aseverado, a lo que agregó que el trabajo realizado ha sido reconocido en una evaluación de la European Science Foundation .

Además, ha dicho que el centro tiene «una larguísima historia que supera ya los 50 años» y una trayectoria «muy acreditada», fruto de la labor de «muchísima gente».

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share