Jul 15, 2013
0 0

El 46% de los conductores no revisa su vista anualmente

Written by
Share

ojo

El 46% de los conductores no revisa su visión anualmente, lo que aumenta el riesgo de sufrir accidentes en la carretera, según un informe realizado por el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Canarias.

La organización recordó que al igual que hay que comprobar el estado del vehículo antes de viajar, hay que hacer lo mismo con la visión, sobre todo si se utiliza corrección visual o se superan los 45 años de edad.

Además de los factores de riesgo que más influyen en la calidad de visión de los conductores, como la edad, el estado psicofísico y las enfermedades oculares, existen otros factores concurrentes, llamados externos o ambientales, que inciden de forma directa en la visión del conductor, incrementando el riesgo de accidentes de tráfico.

Entre ellos destacaron la conducción nocturna, la baja luminosidad por factores atmosféricos y el deslumbramiento. En este último caso, los haces de luz de los otros vehículos y la luz natural o radiación solar constituyen las dos principales fuentes de deslumbramiento al volante.

LA IMPORTANCIA DE LAS GAFAS DE SOL

Los ópticos de Canarias señalaron que “una fotoprotección ocular adecuada, mediante gafas de sol, puede atenuar y evitar los efectos de la radiación, que se traducen en una serie de riesgos en carretera”.

“Situaciones como conducir con el sol de frente al anochecer y al atardecer, con los reflejos en el asfalto mojado o con los destellos de la luz del mediodía sobre el capó de otros vehículos provoca, en muchos casos, pérdida temporal de visión, incrementando el riesgo de accidentes de tráfico”, comentaron los especialistas.

Sin embargo, las estadísticas reflejaron que el 12% de los conductores nunca se pone gafas de sol, el 33% reconoce que solo lo hace en algunas ocasiones y únicamente el 55% se protege de manera habitual mientras conduce.

Asimismo, el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Canarias solicitó a los responsables del mantenimiento de túneles que estén iluminados con el objeto de evitar cambios bruscos de luz y accidentes que se producen por deslumbramientos.

Recordaron que la Dirección General de Tráfico recomienda a los conductores la utilización de gafas de sol, prestando especial atención a los cambios de contraste y luminosidad que supone la entrada o salida de túneles, o atravesar zonas de sombra, en las que otro vehículo, peatón o cualquier obstáculo son menos visibles.

Article Categories:
Salud

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share