Jun 24, 2013
0 0

Artículo de Guadalupe González Taño en relación a don Luis Cobiella Cuevas

Written by
Share

Es un momento triste por el adiós a don Luis Cobiella. Generalmente es cuando fallece una persona el momento en que nos acordamos de ella, de su trayectoria, de su vida. Recordamos quien ha sido y que ha significado para nosotros. No podemos negar que casi siempre es así. Pero en el caso de don Luis no es de esta manera. Siempre ha sido una referencia de nuestra sociedad. Ha sido alguien a quien recurrir para una consulta, para pedir su colaboración. En definitiva, ha sido alguien a quien recurrir para aprender de él.
 
La historia ya reconoce a este ilustre vecino de La Palma. Su aportación, siempre brillante, en diferentes y numerosos campos, permitirá que generaciones venideras sigan conociendo a este palmero, caracterizado por su humildad y sencillez. Pero, sin duda, será el recuerdo de esposo, padre o abuelo el que, sin estar plasmado en una poesía o en una nota de musical, perdurará para siempre.
 
Don Luis ha sido generoso con La Palma y con Canarias, y ahora, en el momento de su “hasta luego”, debemos devolvernos el cariño con él trató a su tierra. Por eso, no puedo más que acordarme de toda su familia, especialmente de su amadísima Concha, infatigable compañera. En mi recuerdo, siempre, también estará la imagen de ese ejemplo de pareja, que cogidos del brazo paseaban por la avenida de Santa Cruz de La Palma en sus amaneceres.
 
Ahora es su adiós. Adiós al ilustrado y al renacentista, al padre y amigo, al Maestro.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share