Jun 13, 2013
0 0

El Cabildo de Tenerife ha presentado este jueves el libro ‘Las cebollas de Tenerife. Cultivo y variedades’

Written by
Share

El Cabildo de Tenerife ha presentado este jueves el libro ‘Las cebollas de Tenerife. Cultivo y variedades’, obra de Catalina Tascón, ingeniero agrónomo y agente de Extensión Agraria del Cabildo, una obra pionera el archipiélago.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, ha reivindicado también el valor de los cultivos tradicionales y la necesidad de recuperar las variedades tradicionales de la isla.

La publicación describe las seis variedades o cultivares de cebolla tradicional existentes actualmente en Tenerife, que han sido estudiadas por el Centro de la Conservación de la Biodiversidad Agrícola de Tenerife (CCBAT). Se trata de la cebolla de Masca, Los Carrizales (alto y bajo), San Juan de la Rambla (rosada y amarilla) y Guayonje.

Estas variedades, según se expresa en el libro, están adaptadas a las condiciones subtropicales de Canarias y pueden competir en producción con las variedades comerciales ya que poseen una interesante calidad organoléptica.

La superficie cultivada en Tenerife ronda actualmente las 120 hectáreas, que producen unas 3.000 toneladas de cebollas, lo que supone un autoabastecimiento inferior al 35 por ciento. Mayoritariamente se producen variedades comerciales y una pequeña parte de locales o tradicionales y, aunque ya no se exportan, sí existe un pequeño comercio entre las islas.

La cebolla, originaria de Asia central, debió introducirse en Canarias después de la conquista ya que no se han encontrado referencias de la época prehispánica. Su cultivo experimentó un gran auge en Tenerife entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX debido a la producción de semillas para su exportación a América de las variedades ‘Bermuda’ (blanca, amarilla y roja) y ‘Cristal Wax’.

Actualmente se siguen cultivando en Tenerife de modo similar que en siglos anteriores, sobre todo las variedades tradicionales. Debido a las condiciones ambientales, la isla puede producir cebollas desde los primeros meses del año hasta finales de verano, aunque cada variedad tiene una época óptima de cultivo y conocerla es indispensable para rentabilizar la inversión.

Catalina Tascón Rodríguez es ingeniero agrónomo e investigadora de la Universidad de La Laguna. Después de varios años de experiencia laboral en el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) y en el Ayuntamiento de Santa Cruz, comienza a trabajar en el Área de Agricultura del Cabildo en 2003.

COLECCIONES DE PAPAS Y AJOS

Responsable del proyecto europeo Germobanco Agrícola de la Macaronesia que lidera el CCBAT, está especializada en las variedades agrícolas antiguas de Tenerife, la caracterización de las variedades locales de cebollas y ajos de Tenerife, la conservación de las cebollas y cereales de la isla y en el mantenimiento en fincas de las colecciones de papas y ajos. Desde el año pasado es también agente de Extensión Agraria de la Oficina de Valle San Lorenzo, en Arona.

Ha participado en varios trabajos de investigación sobre la prevención de la desertificación, la caracterización agronómica de papas, cebollas y trigos locales de la Macaronesia, la conservación de las colecciones españolas de maíz, la mejora genética de la papa o la conservación ‘in vivo’ de las colecciones de cultivares locales de papas y batatas, entre otras, además de ser autora de numerosas publicaciones de carácter técnico y científico.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share