Jun 5, 2013
0 0

Ecologistas en Acción de Tenerife presenta un informe sobre la situación actual y pormenorizada del estado del medio ambiente en Tenerife

Written by
Share

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, Ecologistas en Acción de Tenerife presenta un informe sobre la situación actual y pormenorizada del estado del medio ambiente en la Isla. Para elaborar este estudio ha contado con la colaboración de varias personas expertas en las áreas trabajadas, en su mayor parte vinculadas a la Universidad de La Laguna.
Para la organización ecologista, ‘el medio ambiente está compuesto por muchas magnitudes. Entre ellas cabe citar el patrimonio natural y cultural, pero también hay que tener en cuenta el entorno y la sostenibilidad de los sistemas sociales. Es decir, que los sistemas productivos y la organización social son también consideraciones que entran en el interés del ecologismo social al formar parte y condicionar directamente el estado del medio ambiente’.
Es por ello que en el informe elaborado se han estudiado uno a uno los distintos parámetros (biodiversidad, ordenación territorial, accesibilidad y políticas de movilidad, residuos, paisaje, patrimonio cultural, suelos, agricultura, energía, agua dulce, litoral y atmósfera), diferenciando para cada uno de ellos las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades que presentan en el momento actual.
De dicho análisis se ha concluido que:
La recesión económica ha supuesto una disminución de la presión humana sobre muchos de los elementos analizados.
Sin embargo, algunos de los problemas se han agravado (o amenazan hacerlo) con la falta de inversión (convenios que no se renuevan, proyectos interesantes que deben ser abandonados, recortes en I+D+i, etc.).
No se verifica una toma de conciencia política respecto a la resolución de los problemas ambientales. Más bien lo contrario. Las líneas estratégicas del Gobierno van dirigidas a perpetuar y afianzar un modelo económico neoliberal basado en la construcción (de viviendas, hoteles y/o de infraestructuras), o en apuestas económicas insostenibles social y ambientalmente (energía fósil, prospecciones petrolíferas…). Esto supone una amenaza, al menos latente, en prácticamente todas las variables analizadas.
Para ello, lo que se viene verificando realmente es una desregulación normativa en la protección ambiental.
Al mismo tiempo, la gestión de la crisis está implicando recortes dirigidos sistemáticamente hacia las unidades responsables de la gestión medioambiental en todas las administraciones e instituciones públicas (con algunas excepciones como el Observatorio Ambiental de Granadilla, por motivos más bien espurios). Muchas de ellas se encontraban ya en una situación precaria antes del inicio de la crisis.
De igual manera, también se han recortado drásticamente los concursos y subvenciones públicas a ONGs y empresas dedicadas a la conservación, divulgación y defensa ambiental.
La crisis económica está sirviendo para legitimar las agresiones al medio ambiente con la excusa de asumir un mal necesario de cara a crear empleo.
Pero esta crisis ha demostrado que los derechos sociales y ambientales están indisociablemente unidos. Es por ello que el modelo económico que ha sacrificado el buen estado del medio ambiente ha sido también causante de la gravísima situación social en la que nos encontramos.
El empeño en perpetuar este modelo supondrá agravar aún más la crisis social y ambiental.
La Federación ecologista en Tenerife considera que es el momento de reflexionar, sistematizar y analizar la nueva coyuntura, para partir de un análisis realista y certero a la hora de asumir la misión de defender, conservar y divulgar los valores ambientales desde la perspectiva del ecologismo social.

Article Tags:
Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share