Jun 4, 2013
0 0

La exposición ‘Lycaón y los 13 ochomiles’ abre sus puertas este jueves en el CAJI

Written by
Share

catálogo_lycaon_[1]-1La exposición ‘Lycaón y los 13 ochomiles’ abrirá sus puertas en el Centro de Arte Juan Ismael (Puerto del Rosario) este jueves día 6 de junio a partir de las 20:30 horas.

La Consejería de Cultura del Cabildo de Fuerteventura incluye como uno de los eventos destacados en La Agenda del presente mes de mayo esta prometedora muestra que llega a la Isla desde Tenerife de la mano del Gobierno de Canarias.

Según adelanta el consejero Juan Jiménez, “la artista Idaira del Castillo Estévez desembarca en Fuerteventura para conquistar al público majorero con esta exposición. Invitamos a los amantes del arte en la Isla a disfrutar de esta muestra que, podemos adelantar, nos traslada un consistente y colorido espectáculo visual, cómplice y grandioso a un tiempo, evocador de una realidad personal”.

Esculturas planas de retales de tela, tintados y retocados, grandes tapices llenos de color, dibujos y otros formatos componen esta rica exposición que, en palabras de la propia autora, tiene “tintes de graffiti y matices subtropicales propios de las Islas Canarias”.

El lycaón, el perro típico africano, aparece en los tapizados junto a otros muchos animales –cocodrilos, nutrias, lemures, gatos, gacelas…-, retratos de todo tipo y escenarios urbanos.

‘Lycaón y los 13 ochomiles’ se expone en Fuerteventura de la mano del Cabildo de Fuerteventura, estando la exposición auspiciada por el Gobierno de Canarias tras darle apertura por primera vez en Sala de Exposiciones del Instituto Cabrera Pinto (La Laguna), el pasado verano.

Sinopsis (Óscar Alonso Molina, crítico de arte)

A todas luces es la vida, y con mayor precisión esa parte concreta de la propia existencia que se concentra en la vida privada, lo que se refleja y se agarra con insistencia en los pequeños retales desflecados que Idaira del Castillo toma referentemente como material de trabajo para sus dibujos y obras más recientes.

Pero de la misma manera que la artista apuesta por una personal y enrarecida visión de la existencia diaria, esos dibujos se encuentran como iluminados y redibujados, fruto de una poderosísima pasión, casi de auténtico furor; así pues, furiosos –fuera de sí-, encendidos, incluso diríamos incendiados por la presencia de un color tan irreal que lleva a los cuerpos de sus personajes a restallar y consumirse en medio de las llamas, refulgentes: con labios blancos, ojos resplandeciendo a plena luz del día, mientras que el resto de la piel de sus cuerpos planos aparece normalmente virada hacia el rosa flúor, el amarillo incandescente, azul ultramar, etcétera. Quizás sean los colores de la materia viva en el punto de su hipotética incandescencia…

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share