Jun 3, 2013
0 0

La XXV Feria del Libro de Las Palmas culmina la edición más exitosa de los últimos años

Written by
Share

El jurado y Astrid Ramos, que ganó el concurso de microrrelatos de la XXV FeriaLa XXV Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria cerró anoche esta edición convertida en la cita más exitosa de los últimos años ya que el público se cuadriplicó gracias a la variedad de su programación, la calidad de los autores asistentes y la promoción, además de a las sinergias logradas con los comercios de Triana, según el presidente de la Asociación de Libreros de Las Palmas, Antonio Rivero.

Esta edición contó con programación infantil, juvenil y adulta, se incluyeron ciclos eróticos, de coaching y de terror, así como la Muestra de Cine Fantástico y de Terror Sobresaltos 2, además se combinó con la Cosmopolitan Shooping Week y con la LPA Sunday Shooping Party y diversas fiestas, lo que convirtió la zona del Parque de San Telmo, Triana y Vegueta en cita ineludible este puente del Día de Canarias.

Otros años sólo se ha podido contar uno o dos escritores de renombre, pero este año se pudo contar con Lorenzo Silva, Albert Espinosa, Sandra Barneda, Jaime Peñafiel, Megan Maxwell y Mari Jungstedt, entre otros, además de escritores canarios que esta edición “han funcionado muy bien”, tanto es así que todas las presentaciones y actividades estuvieron llenas y llegaron a coincidir hasta seis autores firmando libros de forma simultánea en distintas casetas.

También influyó el hecho de poder parar en las terrazas a descansar y reponer fuerzas con algún aperitivo o picoteo, pues otros años los interesados se acercaban pero desde que se cansaban ellos o sus hijos se tenían que marchar, este años no, podían descansar o combinar su visita a las casetas con las actividades infantiles, la Carpa Cosmo o el mercado de artesanía, aparte de escuchar los recitales y actuaciones que brindó el Kiosco de la Música.

Además, este vez se optó por un modelo de organización mixta con la colaboración de las instituciones públicas, desde el Gobierno canario, Cabildo grancanario y Ayuntamiento capitalino, hasta la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), pero también de empresas privadas, un modelo que ha mostrado sus buenos resultados y que se repetirá en próximos años.

Antonio Rivero subraya que todo ello ha redundado no sólo en el aumento de ventas con respecto a otros años a pesar de que este año fueron cinco días de feria frente a los diez de otros, sino en la gran promoción que se ha hecho del mundo del libro con miles de personas que se acercaron cada día a interesarse por las últimas novedades, aunque siempre haya cuestiones que se pueden mejorar.

Los participantes, tanto librerías de instituciones públicas como privadas destacaron la gran afluencia de público y la variedad de lectores, así como la gran dinamización que ha supuesto la gran cantidad de actividades, lo que ha repercutido en incrementos de ventas que han oscilado entre el 20 y el 60 por ciento y los libros más vendidos, aunque cada librería tiene el suyo, fueron en términos generales el de Sandra Barneda “Reír al viento” y el de Albert Espinosa “Brújulas que buscan sonrisas perdidas”.

Para el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria esta edición ha sido “fantástica”, según declaró la responsable de la carpa capitalina, Andrea Santana, quien se confesó “asombrada” también por el hecho de que “se montara todo en 24 horas fruto de un gran esfuerzo porque el día anterior se había celebrado el Día de las Fuerzas Armadas”. La publicación más vendida en su caso fue “Paseo nocturno”.

En cuanto a la librería del Cabildo de Gran Canaria, Amara Florido sostiene que en cuatro días y medio de feria vendió más que en los diez del año pasado, y asegura que el mercadillo de artesanía “animó mucho”, y elogió asimismo el plan de comunicación. Las obras que más vendió fueron “Los cuentos famosos” de Pepe Monagas, que se agotó, y las guías de Patrimonio.

Uno de los representante de la Asociación Nueva Asociación Canarias de Escritores (Nace), Moisés Morán, destacó, además de la afluencia, la “interesante combinación de actividades”, aunque para la próxima edición intentaría “ajustar un poco el posicionamiento de las librerías”, algo en lo que coincidió el responsable de El Porrón, quien también pidió más días para el próximo año. El libro más vendido por Nace es “El bosque de Luisa”, de Isabel Santeruaz.

Rayco Cruz, de la librería “Sueños de Papel”, celebró haber incrementado sus ventas un 50 por ciento. Decató que fue “Infierno” de Dan Brown el libro más vendido. Su petición para la próxima edición es dar más tiempo a los autores en las presentaciones.

La obra más vendida por la Librería Valiente, representada por Almudena Valiente, fue “La enzima prodigiosa” de Hiromi Shinya y “Portales” de Laura Gallego, mientras que El Libro Técnico, con Gerardo Medina al frente de su expositor, quien se mostró impresionado por la cantidad de público, contó como libro más vendido con “Mis divorcios reales “ de Jaime Peñafiel.

La librería J.Monagas destaca que vendió un 25 por ciento más que otros años, teniendo en cuenta además que fueron la mitad de días, mientras Bilenio incrementó sus ventas en un 40 por ciento y pidió más actividades con autores canarios para la próxima ocasión. En su caso, agotó los libros de Alexis Ravelo y de Juan Carlos Saavedra “El misterio de las Afortunadas”.

La Librería Vecindario también se estrenó en esta edición y celebró haber incrementado sus ventas un 60 por ciento con respecto a lo que vende en tienda, halagó asimismo la afluencia de público y como sugerencia apuntó la posibilidad de contar con wifi el próximo año.

Librópolis también se mostró “muy satisfecho” y destacó que el libro más vendido fue “La secta del kárate”, cuyos autores, Marisol y Miky Ayala, acudieron a firmar ejemplares, así como “Papiromanía” y “Folía, agua y flamenco”, de Martina Villa.

La primera participación en una feria de libro de Mi Tienda se saldó con un resultado que le supone “haber salvado muchos meses del año”, y resaltó como anécdota que repartió más de 300 marcadores de libro, de modo que todos resultaron satisfechos de los resultados y realizaron sus propuestas para una edición aún mejor el próximo año.

Asombroso nivel en los concursos de microrrelatos

La gran fiesta del libro culminó anoche con la entrega de premios de los certámenes de microrrelatos de Twitter y Facebook, cuyo resultado causó asombro en los organizadores y el jurado por la calidad de las narraciones, lo que hizo que finalmente optaran por entregar, además de los primeros premios, varios accésit.

Así, la ganadora del Concurso de Microrrelatos Twitter La Caixa fue Astrid Ramos Cardona con el relato “El coleccionista de diarios anónimo encontró una joya: uno en blanco”.

El jurado, formado por los periodistas Santiago Gil, Lavinia Suárez y Vanesa del Cristo, valoraron su enorme poder narrativo, considerando su trasfondo como la punta del iceberg de una historia con matices que en tan pocos caracteres lleva al lector plantearse muchas preguntas, desde quién es ese coleccionista o por qué los colecciona a quién es el propietario de ese diario en blanco que es, al mismo tiempo, una nueva historia por escribir.

Sin embargo, otorgar el premio entre los 70 microrrelatos participantes no fue fácil y se decidió otorgar tres accésit: “Sentado al borde de la cama recordó a su hija jugando en la playa. ¿Quién sería aquella señorita que lo llamaba papá”, de Yeray Pacheco, “Era una bala perdida. Nunca supo si ir en busca de la pistola que lo había disparado o del objetivo en el que debía haber acertado”, de Desiré Jiménez Sosa, y “Un buen día las cenizas decidieron amotinarse. Se cansaron de la obstinación del ave Fénix. Querían descansar en paz”, de Belkys Rodríguez.

Además, se hizo especial mención a otros cinco microrrelatos por su gran calidad, riesgo, capacidad para crear imágenes y su profundidad literaria, todos se pueden consultar en #fllp.

Los ganadores de Facebook

Aitor Navarro Medina fue por su parte el ganador del Certámen de Microrrelato Tirma, que no podían sobrepasar los 800 caracteres:

“No había terminado de abrir la puerta de su casa cuando notó algo diferente en el ambiente. Una luz tenue iluminaba el pasillo que conducía a los dormitorios. Ella ya sabía lo que iba a encontrar al final del camino. Allí estaba él, apuesto e imponente, apoyado contra la pared, suave la música de fondo y un buen vino lo acompañaban. Las Pulsaciones se dispararon al acercarse a mí. Sin darme cuenta ya estaba desnuda, piel con piel. Placer. Sudor. Gemidos. Solo él sabía hacerme el amor como nadie. Nunca antes había deseado que la noche fuera infinita”.

Nereida Molina Sosa se alzó por su lado con el premio al mejor relato del Concurso HiperDino de Microrrelatos Sobresaltos2:

“Que se vaya a la mierda, él y sus gritos de jefazo prepotente, ¡un día me largaré!” Hablaba para mí misma mientras rebuscaba mis llaves en el bolso. “¡Para!” gritó una voz desde atrás. Noté su caliente aliento, golpeando sobre mi nuca, no podía sentir su presencia, el hedor de sus entrañas rodeando todo el ambiente. No me atrevía a darme la vuelta, mis músculos se paralizaron en un segundo, mientras el sudor recorría mi espalda como si una gélida mano me acariciase sin cesar vértebra a vértebra. Yo sabía que no había nadie más en la calle, yo no había visto a nadie cuando giré la esquina. Entonces acercó su boca a mi oído y como si de un suspiro se tratase me murmuró: “Siempre estaré a tu lado, ¿me oyes? Siempre”…Cuando me armé de valor y giré sobre mi propio cuerpo, allí no había nadie.

Todos los relatos pueden ser consultados tanto en Twitter como en la página de Facebook de la XXV Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, que con el ambiente festivo de la entrega de premios a los jóvenes talentos se despidió hasta su próxima edición.

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share