May 28, 2013
0 0

Rivero dice que nueva moratoria turística reactivará el empleo y mejorará la competitividad gracias a la rehabilitación

Written by
Share

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado este martes que la nueva moratoria turística, aprobada en el Parlamento, permitirá mejorar la competitividad del sector turístico porque ataca la «obsolescencia» de la planta turística y activará la creación de empleo en la construcción gracias a la rehabilitación.

   En una intervención tras la aprobación de la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias, ha comentado que la nueva ley sigue  la estela de la Ley de Medidas Urgentes de 2009, y ha pedido que se dejen a un lado cuestiones «pleitistas» ante la reclamación de algunos agentes políticos y económicos de Gran Canaria para que se puedan construir hoteles de cuatro estrellas.

Según Rivero, en Gran Canaria hay 15 actuaciones previstas para reconvertir 10.000 camas de una y dos estrellas a cuatro, y ha destacado también que ya hay cuatro planes de modernización aprobados en Canarias, uno de ellos en Gran Canaria, para luchar contra la pérdida de competitividad de los destinos turísticos.

Además, ha valorado que haya empresarios que quieran «dar el paso» para acometer la renovación de los complejos, apuesta que se va a «facilitar» gracias a un crédito pactado por el Gobierno de Canarias con el Banco Europeo de Inversiones por valor de 100 millones.

Rivero ha defendido que hay incentivos para favorecer la rehabilitación, y ha comentado que el turismo es el «motor» de la dinamización económica de las islas, si bien ha alertado que la nueva ley es un «gran paso» para buscar un desarrollo «equilibrado».

«La crisis no se puede usar para desregularlo todo en un territorio frágil. Nos estaríamos equivocando si vamos en contra de la sostenibilidad. Aprendamos de errores en el pasado y pongamos las bases de un crecimiento sostenible e inteligente, conciliando actividad económica con respeto a la naturaleza», ha comentado.

La ley, aprobada por CC y PSOE, plantea principalmente la prohibición de construir nuevos hoteles de cuatro estrellas a cambio de potenciar la rehabilitación y la construcción de hoteles de cinco estrellas, medida que no ha sido apoyada por la diputada de CC por Gran Canaria, María del Mar Julios.

Por el Grupo Popular, Miguel Jorge ha lamentado la falta de «consenso» de la nueva moratoria y que se «perpetúe» en el tiempo a través de la «imposición» de un modelo a los diferentes cabildos.

GRAN CANARIA

Además, ha subrayado que la ley «afecta más» a Gran Canaria ya que de forma «incomprensible» impide la construcción de nuevos hoteles de cuatro estrellas, principal demanda de los turistas que visitan la isla. «Esta ley deja en papel mojado el plan de ordenación turística de Gran Canaria», ha explicado.

Por el Grupo Nacionalista, José Miguel González ha destacado que se trata de una ley «necesaria» porque hay instalaciones «desfasadas» en las islas, y permite controlar la «incidencia» sobre el territorio sin clasificar más suelo.

«La renovación está por delante de todo, pero no se puede impedir los proyectos de alta calidad. Hay una situación grave en el empleo y la rehabilitación puede recuperar 40.000 empleos sin poner en peligro el mantenimiento del territorio», ha indicado.

Pedro Martín, del Grupo Socialista, ha dicho que la ley tiene «criterios claros» que pasan por renovación de destinos turísticos con carga de «obsolescencia y decrepitud», ya que «abre la puerta» con incentivos a los empresarios que quieran renovar de «verdad».

En esa línea, ha destacado que no se cierra la oferta de «gran calidad», no se permite clasificar nuevo suelo ya que hay para «multiplicar por dos» la planta turística, y se apuesta por la conservación y rehabilitación con una fórmula que permite su revisión cada tres años.

«LEY A CIEGAS»

Por el Grupo Mixto, Román Rodríguez (NC) ha subrayado que la nueva moratoria es una «ley a ciegas» ya que no hay «diagnóstico» de la situación en la última década y se ha hecho «sin consenso» con ayuntamientos y cabildos.

Ha comentado también que «no se respetan» los modelos turísticos insulares y que no hubo renovación en la «época de vacas gordas», ya que en ese segmento no se concentra la demanda.

Además, ha comentado que no hay incentivos fiscales ni inversión pública y ve «incoherente» que se deje «barra libre» a la construcción de villas turísticas «sin límites».

 

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share