May 23, 2013
0 0

El Cabildo de Lanzarote cuestiona las promesas de Repsol tras aprobar el Parlamento Europeo una Directiva que no garantiza la seguridad de las operaciones petrolíferas en Canarias

Written by
Share

El Parlamento Europeo aprobó este martes, 21 de mayo, un nuevo marco normativo para regular las actividades de prospección y explotación de yacimientos de petróleo y gas en aguas abiertas de la Unión Europea, con la intención de reducir el riesgo de accidentes graves y limitar sus consecuencias. La norma, cuya presentación inicial hace dos años se efectuó en forma de Reglamento, ha sido aprobada finalmente con carácter de Directiva y, por tanto, con mayor flexibilidad para la industria petrolera. El Cabildo de Lanzarote reconoce que la Directiva supone un cierto avance sobre el control de las actividades petrolíferas en los mares de la Unión Europea con respecto a normativas anteriores, pero advierte que, al tiempo, es claramente insuficiente para el nivel de riesgo que entrañan en el caso de Canarias.

 En esta nueva Directiva, impulsada tras los devastadores efectos de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en abril de 2010 en el Golfo de México, prevalecen las acciones de respuesta a accidentes de contaminación por encima de las acciones preventivas, un hecho poco coherente desde el punto de vista de la seguridad medioambiental y de la protección de los recursos hídricos, económicos, pesqueros, sociales y turísticos de Canarias.

 La votación celebrada antes de ayer en el Parlamento Europeo pone de manifiesto que las políticas europeas continúan respaldando los intereses de las grandes corporaciones privadas frente a las necesidades de las comunidades locales o de los valores medioambientales de las áreas donde se localicen las explotaciones. De hecho, la Directiva fue aprobada rechazando una moción en la que se solicitaba expresamente una moratoria para las operaciones en Canarias; tras reconocer la gravedad de los daños provocados por derrames de petróleo sobre las pesquerías o el turismo, los parlamentarios optaron por aprobar, con 572 votos a favor, 103 en contra y 14 abstenciones, una normativa que sin duda ha sido muy bien acogida por las multinacionales del petróleo.

El Cabildo de Lanzarote considera “deshonroso” que Repsol haya participado mediante grupos de trabajo en el seguimiento previo de la redacción de esta normativa que regulará su actividad industrial en aguas europeas y también canarias. La primera Corporación de la Isla considera igualmente “ofensiva” la actitud sistemática de esta compañía petrolera, de capital mayoritariamente extranjero, al señalar ayer que cumplirá escrupulosamente la Directiva aprobada. Uno de los escasos preceptos de interés de la Directiva aprobada es que debe tenerse en cuenta la opinión de la población local sobre las operaciones petrolíferas programadas para una determinada zona y, en el caso de Canarias, Repsol no sólo no ha contado con la opinión y la voluntad de la población canaria, sino que las desoye de forma reiterada despreciando el criterio manifestado por los máximos órganos soberanos de la democracia en el Archipiélago.

El Cabildo de Lanzarote recuerda que junto a esta administración insular, el Cabildo de Fuerteventura, el Parlamento y el Gobierno de Canarias, han pedido por todas las vías posibles la retirada del proyecto, pero Repsol sólo contesta mediante acciones que refuerzan sus intereses y objetivos privados.

El Cabildo desea trasmitir, asimismo, que además de las instituciones y de amplios sectores de la sociedad canaria, otras fuerzas relevantes apoyan también la reivindicación contra las perforaciones, como han señalado grupos empresariales turísticos de Alemania y del Reino Unido, universidades, entidades científicas de Europa y EEUU, las más destacadas organizaciones no gubernamentales de medio ambiente del mundo, y decenas de miles de personas de Lanzarote y de Fuerteventura.

Frente a estas posiciones, la única respuesta de esta compañía ha sido el menosprecio y la vergüenza de promover una campaña propagandística en medios de Canarias para intentar confundir a la población con informaciones incorrectas y tendenciosas. Si Repsol tuviera en cuenta la opinión de Canarias, habría abandonado esta amenaza para los intereses de Canarias.

Por otro lado, el Cabildo de Lanzarote prepara distintas respuestas en el marco europeo, entre ellas una comunicación al presidente del Parlamento Europeo, Mr. Martin Schuzlt, para advertirle de los riesgos que entrañan las operaciones de Repsol en Canarias y para recordarle que el contexto de la Directiva aprobada, más proclive a preservar los intereses de las petroleras, continúa socavando la confianza ciudadana en las instituciones europeas. Estas acciones emprendidas por el Cabildo se suman a algunas de las emprendidas desde el pasado año, como las quejas interpuestas ante la Comisión Europea o como las acciones que se fraguan hoy día con distintos grupos representados en el Parlamento Europeo.

La corporación de Lanzarote entiende que cuantos más argumentos se contabilicen para evidenciar que esta industria es altamente nociva para los intereses ciudadanos y medioambientales de Canarias, más motivos tenemos para reforzar la firme oposición al proyecto petrolero en el archipiélago, y la aprobación de esta Directiva constituye una extraordinaria justificación para exigir y lograr la suspensión de las perforaciones, al haberse contextualizado sin atender a las demandas de las instituciones y de la sociedad canaria y a pesar de haberse solicitado expresamente mediante enmiendas que fueron rechazadas en el día de ayer

Article Categories:
Lanzarote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share