May 21, 2013
0 0

El guineo de los mitos

Written by
Share

Cada vez que llega una fecha alguien la califica de histórica y le pone un aniversario de algún mito. Y cada generación pone los suyos. Bueno, no todas las generaciones, solo las que ocupan posiciones de poder tienen esta oportunidad. Las élites culturales de estas generaciones que tocan poder elaboran el mito y maniobran para elevarlo a los altares de la mitología, pregonados por los medios de comunicación y la inercia cultural globalizadora . Y te marean, y te marean con esos recordatorios aptos solo para seguidores.

Un ejemplo de lo que digo es el caso de Marylin Monroe que, por lo visto, a alguna gente le parece una mujer ultraguapa, ultrainteresante con una vida superdramática y chic a la vez, con un final de guión de cine. Del guineo de la gesta contra el almirante Nelson ya he hablado. Vomitivo, verdaderamente, vomitivo. A Colón le pasa igual. Y total, para nada, pues no fue él quien descubrió América. Todavía están los del CSI investigando el rastro de sus meadas por ver cuál es la isla más colombina de todas. Increíble. Con los Beatles ídem, estuvieron dos días en el Puerto de La Cruz, se echaron un corneto y les celebran el aniversario de ese acontecimiento. Con todo el respeto para sus organizadores: ¿para tanto da un corneto? Jimi Hendrix, al menos, vivió largas temporadas en Essauira.

En cambio, otros aniversarios cuestan sudor y lágrimas que las instituciones y los medios los fomenten y los difundan. Los construye la disidencia contra corriente. La victoria de los guanches en Acentejo, el no a la OTAN de Canarias, la creación del grupo palmero Taburiente, la muerte de Javier Fernández Quesada, el aniversario de los acuerdos tripartitos de Madrid donde se aniquiló la industria pesquera canaria, el nacimiento de Juan Negrín, La República, la publicación del poema Mi Patria de Nicolás Estévanez, etc. Solo César Manrique parece haber roto el cerco institucional, aunque al precio de desvirtuarle su legado.

En fin, que en la construcción de los mitos con aniversario también están presentes las intrincadas relaciones culturales de poder y prominencia social. Y debe ser que mi generación de los setenta no ha gobernado nunca, pues no he visto ninguna calle o placa conmemorativa dedicada a Pink Floid ni a Silvio Rodríguez.
Paco Déniz

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share