May 6, 2013
0 0

Ben Magec – Ecologistas en Acción hace público un informe en el que se recogen algunos de los expedientes judiciales abiertos contra Repsol en América Latina por vulneración de los derechos humanos, daño medioambiental y empobrecimiento de las comunidades locales.

Written by
Share

Ben Magec-Ecologistas en Acción hace público a través de su web un informe en el que se revelan los datos de siete expedientes abiertos contra Repsol en América Latina por vulneración de los derechos humanos, daño ambiental y empobrecimiento de las comunidades locales de los países afectados por las explotaciones petrolíferas y gasísticas. Este informe ha sido redactado por el técnico de Cooperación Internacional J.C. Díaz.

En este informe se relatan casos de contaminación de acuíferos y de suelos, pérdida de biodiversidad, y en general de vulneración de la normativa medioambiental y de los derechos humanos que está causando el empobrecimiento y el desplazamiento de pueblos en Bolivia, Perú, Argentina, Colombia y Ecuador, aunque aún hay muchos expedientes más abiertos en América latina y en muchos otros países por todo el Planeta.

La Federación ecologista también denuncia que el gobierno, en lugar de intervenir contra estas atrocidades, está vinculando la marca de transnacionales de éxito como Repsol a las de la “marca España” para salvar el desprestigio internacional que están suponiendo tanto la crisis como los casos de corrupción que afloran cada día. Por supuesto, Repsol está utilizando esta misma solución como una estrategia de marketing. Según la organización ecologista: “nos quieren vender que confiar en Repsol es apoyar a España. Defender los intereses de Repsol es defender los intereses de España. Es lo que ocurrió cuando Argentina privatizó YPF: el Gobierno de España y los medios de comunicación a su servicio iniciaron una ofensiva ideológica que pretendía vender éste como un gesto hostil hacia España, no como una medida política y económica favorable a los intereses de las argentinas y los argentinos”.

Por último, señalan que “esta transnacional sigue en Canarias la misma línea de actuación que en Sudamérica, basada en la mentira sobre los efectos económicos y ambientales de su actividad, y cómo no, en la corrupción política, condición imprescindible para garantizar el éxito en sus gestiones”.

Article Categories:
Canarias · Fuerteventura · Lanzarote · Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share