Abr 19, 2013
0 0

Unos 500 escolares del municipio de Antigua participan en la elaboración del jardín de las mariposas monarcas

Written by
Share

La monitora Luz Marina Padilla enseña los huevos que deposita la monarca en la asclepiaUnos 500 escolares de infantil y primaria del municipio de Antigua han participado esta semana en la elaboración del denominado Jardín de las mariposas monarcas en la biblioteca municipal, una iniciativa incluida dentro del programa de actividades organizado por el departamento de Cultura con motivo del Día del Libro.

El alumnado ha colaborado en la plantación de rosales y de Asclepias Curassavica (llamada popularmente flor de sangre, platanillo, hierba María, mata ganado o burladora), las cuales segregan una sustancia (curare) que atrae a estos lepidópteros desde lejos.
Los estudiantes del municipio han disfrutado con la narración mitológica sobre la mariposa monarca, la explicación del proceso de metamorfosis o transformación de este insecto a través de una exposición fotográfica y la muestra de los huevos en las hojas de la asclepia, que son parecidos a un diminuto balón de futbol americano con aproximadamente dos milímetros de largo.
La vida de la mariposa monarca comienza en la planta (Asclepia), donde los huevos son depositados tras el apareamiento en el aire. Al cabo de un periodo que dura entre 7 y 12 días, emerge una oruga muy pequeña, que se alimenta de la misma planta en la que nació. Posteriormente, esa oruga va creciendo cada vez más, a medida que va devorando la asclepia, hasta que se convierte en pupa o crisálida. Ésta última pasa por diferentes estados, hasta que se rompe la cápsula, nace la mariposa y emprende el vuelo tras secarse sus alas.
La iniciativa, dirigida por la monitora Luz Marina Padilla, ha incluido también la entrega de un regalo de una mariposa confeccionada con hojas de drago secas. Ahora, tras la creación del jardín, aguardan la llegada de las mariposas para que depositen sus huevos y comience el desarrollo de todo el proceso.
Emigración anual
Estas mariposas es una especie singular por sus excepcionales hábitos migratorios. Cada año recorre en otoño unos 5.000 kilómetros desde Canadá hasta México. Allí pasa el invierno en los bosques de oyamel, en una zona declarada como Patrimonio Natural de la Humanidad desde el año 2008.
Desde su lugar de origen, el continente americano, las mariposas monarcas son capaces de atravesar el Atlántico en cuatro días si los vientos son favorables. En Canarias, no sólo les ha favorecido las condiciones climáticas para su asentamiento, sino que también han encontrado la presencia de las plantas nutricias (Asclepias Curassavica), de las que se alimentan sus larvas. Su presencia en el Archipiélago data de 1887 y actualmente están en todas las islas.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share