Abr 15, 2013
0 0

Alternativa XXI tilda de ocurrencia el nuevo programa juvenil, «Tírame de la lengua» que, a bombo y platillo, ha lanzado la Concejala de Juventud, Lorena Hernández, a los medios de comunicación.

Written by
Share

En esta ocasión, nos «sorprende» con una medida, de cara a la hemeroteca, para «camuflar» la parálisis que sufre el área de juventud. Si realmente quisiera contar con los jóvenes debería abandonar la demagogia y explicarle a la juventud llanense la dotación económica tan ridícula que destina, el grupo de gobierno, para políticas de juventud y, dicho sea de paso, el elevado coste político de la corporación.

Asimismo, si realmente quisiera contar con la juventud, fomentaría el movimiento no sólo asociativo juvenil sino que, además, en el marco de lo estipulado en el Libro Blanco de la Juventud y la Ley Canaria de la Juventud, se pondría en marcha el tan demandado Consejo Local de la Juventud.

Desde el colectivo juvenil Alternativa XXI consideran que, por coherencia y lealtad consigo misma, la Concejala de Juventud del Ayuntamiento llanense, Lorena Hernández, debería presentar su dimisión, dada su incompetencia e ineptitud al frente de su cargo.

Jafet Barreto, presidente de Alternativa XXI, califica de nefasta la gestión de la Concejalía de Juventud durante este tiempo pues demuestra, día a día, una ausencia de un proyecto eficaz para ofrecer alternativas y soluciones a los problemas que afectan a los jóvenes llanenses en materia de empleo, vivienda, formación, emprendeduría, participación, asociacionismo, etc.

Uno de los principales problemas de la juventud es la alta tasa de paro que hay en el municipio, no es de recibo que se carezca de un verdadero Plan de Empleo Joven y de un Plan Local de Juventud.

Señala, Barreto que, desde luego, es una apreciación muy personal pero, si no se gana el sueldo, lo que hay que hacer es presentar la dimisión o exigírsela la alcaldesa del municipio. Hemos esperado un tiempo más que prudencial pero nos vemos en la obligación de pedir lo citado, la juventud llanense no puede «utilizarse» como carnaza electoral, ser recordada únicamente cada cuatro años para captar votos, nos sentimos engañados y estafados.

La Concejalía de Juventud está, en la actualidad, vacía de contenido y su responsable demuestra grandes limitaciones para el cargo que desempeña, y lo mejor que puede hacer por los jóvenes es dimitir e irse a su casa. De lo contrario, quedaría demostrado que, a este grupo de gobierno, no le interesa, ni le preocupan los jóvenes llanenses.

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share