Abr 6, 2013
0 0

El queso majorero, gran protagonista de la feria regional de Pinolere

Written by
Share

presentacion museo del queso de Fuerteventura en pinolere (1)Fuerteventura ha protagonizado hoy la primera jornada de la ‘III Feria del Queso de Canarias’, que se desarrolla hasta mañana en la Villa de La Orotava bajo la organización de la Asociación Cultural Pinolere y con la colaboración del Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de la localidad. El queso majorero, la cabra majorera y el perro majorero -o bardino- han contado con una notable presencia durante la muestra.

El público de la feria en Pinolere pudo conocer los mejores ejemplares de la raza caprina más productiva del mundo (tal y como se reconoce a la cabra majorera, afirmación secundada en la charla ofrecida por el investigador del ICIA Juan Capote bajo el título ‘La cabra majorera: una joya de la ganadería canaria con proyección internacional’), una exposición de perros bardinos seleccionados por la Asociación para la Conservación del Perro Majorero, y la gran atracción de la feria, el queso, representada a través del Museo del Queso de Fuerteventura, un proyecto que ha dado a conocer la consejera del área en el Cabildo, Candelaria Umpiérrez.

Los sectores ganadero y quesero de Fuerteventura contaron también con la representación de la presidenta de la Asociación de Criadores de la Cabra Majorera, Eva Cano, y el presidente de la Denominación de Origen del Queso Majorero, Julián Díaz. La organización brindó sendos homenajes a estos dos colectivos, así como también a los criadores de bardino invitados, premio de reconocimiento que recogió el delegado de la ACPM en Tenerife, Alfonso Salas.

Museo del Queso de Fuerteventura

Tras introducir a los presentes en la evolución histórica de la producción de queso en Fuerteventura, asociada a una cultura ganadera milenaria, la consejera Candelaria Umpiérrez expuso los detalles de un proyecto a punto de ser realidad: el Museo del Queso de Fuerteventura.

Adjudicada recientemente a la empresa ‘Proasur SL’, esta nueva instalación museística es la primera de Canarias en su género. En próximas fechas dará comienzo su ejecución a partir de un presupuesto de 675.154 euros. El proyecto se concreta en el actual Molino de Antigua, que será reconvertido en un nuevo espacio museístico cuyo planteamiento se basa, expuso Candelaria Umpiérrez, «en ofrecer un abanico de servicios con el queso majorero como eje central».

«Esto significa configurar un espacio interpretativo sobre el significado y la evolución de la ganadería en Fuerteventura, y que por supuesto explique el proceso de elaboración del queso. Pero contando también con otros atractivos como degustaciones de queso para los visitantes, o la ubicación en su interior de oficinas para las entidades relacionadas con la actividad, como son el Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Queso Majorero y la Asociación de Criadores de la Cabra Majorera».

«La elaboración del material expositivo, paneles, etc., se encuentra ya en marcha. Pero además de la instalación museística, este centro acogerá una tienda de artesanía en la que también se comercializará el queso producido en la Isla, por lo que está llamado a convertirse en uno de los atractivos turísticos de referencia en Fuerteventura», indicó la consejera.

La consejera reflexionó sobre la evolución del queso majorero en clave económica. «Si nos encontramos ante un producto que ha mejorado durante 2.000 años, es porque ha sido rentable para quien lo produce. De esta manera, si queremos garantizar la viabilidad del Museo, es importante relacionar su contenido cultural con el atractivo turístico».

«Fuerteventura recibe anualmente en torno a dos millones de turistas, dependiendo de las fluctuaciones. Todos ellos son clientes potenciales de tal modo que, si conseguimos que un pequeño porcentaje de estos visitantes compren y consuman queso majorero en este museo o en otros puntos de venta, habremos dado un importante paso adelante».

Datos de leche y quesos en Fuerteventura

La producción de leche de cabra y oveja supone en Fuerteventura un total de 90 millones de litros que se destinan fundamentalmente al queso, tanto artesanal como elaborado mediante métodos industriales. De todo ello resulta una producción anual de 12 millones de kilos de queso.

Instalación museística

Se divide en varios espacios dedicados a la raza caprina majorera; el queso majorero, la leche, el cuajo y su elaboración; una sala de degustación y venta de quesos; una tienda de productos de Fuerteventura y artesanía; la sede del Consejo regulador de la DO del queso majorero, y la sede de la asociación de la cabra majorera.

Se mantiene intacto el actual edificio de molienda, el Molino de Antigua propiamente dicho, declarado BIC en la categoría de Monumento en 1994.

De la ganadería aborigen a un queso de máxima calidad

La charla oficiada la consejera comenzó exponiendo la realidad de la Red de Museos de Fuerteventura, que entre todas sus instalaciones aglutina los distintos elementos informativos y didácticos necesarios para que cualquier visitante pueda acceder al conocimiento del devenir histórico y cultural de Fuerteventura.

En ese marco, y teniendo en cuenta la importancia histórica de la cultura ganadera en Fuerteventura, se hace necesario la creación de un espacio dedicado a esta realidad.

«La ganadería ha estado presente en Fuerteventura casi desde que se conoce su poblamiento, hace aproximadamente entre 2.000 y 2.200 años. Los vestigios arqueológicos de estos pobladores, que llamamos mahos, están asociados a restos cápridos que han aparecido en yacimientos como el de Villaverde, lo que demuestra que desde muy temprano subsistían gracias a la ganadería», explicó la consejera. «Igualmente, la historia documental recogida en las crónicas de los conquistadores europeos de Fuerteventura (Le Canarien), entre los siglos XIV y XV, hace referencia a la actividad ganadera».

«¿Y por qué era tan importante la ganadería caprina en Fuerteventura? Porque el animal ofrece un alto rendimiento lácteo y de carne, es poco exigente con los pastos y con el agua, y muy resistente al clima», expuso Umpiérrez, haciendo referencia a las características propias de la cabra majorera, aún hoy en día.

Con el paso de los siglos, los ganaderos majoreros fueron seleccionando los mejores ejemplares, un proceso de evolución genética dirigida que ayudó a definir una raza propia, la cabra majorera, hoy ampliamente reconocida y extendida por toda Canarias, África y América.

La preponderancia de la ganadería se manifiesta también en la extracción de productos lácteos, tal y como evidencia la gran cantidad de yacimientos aborígenes que han dejado constancia de elementos de cerámica o de cuero utilizados para conservar o elaborar productos como leche mecida, quesos, etc.

Toda esta cultura generada alrededor de la ganadería caprina se ha conservado en Fuerteventura durante generaciones, haciendo evolucionar el queso majorero hacia un producto distinguido por su excelencia y por la calidad de su materia prima, la leche. Además, cada ganadero, cada familia, cada pueblo, dota a sus quesos de un toque particular.

A partir de los años 80 del siglo XX, a raíz de la integración institucional en el Mercado Común Europeo, el sector quesero afrontó un importante proceso de modernización. Sin embargo, y a diferencia de otras regiones en que la producción quesera se concentró en grandes cooperativas o empresas, en Fuerteventura, con el apoyo de las instituciones, se optó por un modelo que siguió el sistema tradicional, dando lugar a las denominadas ‘miniqueserías’.

El resultado es una enorme variedad dentro de un mismo producto, el queso majorero, que se produce en pequeñas queserías familiares -o constituidas en forma de pymes- a partir de la leche de cabra obtenida en sus propias granjas ganaderas, y comercializando sus propias marcas.

«Hablamos de más de cincuenta pequeñas marcas de queso que en la actualidad coexisten en Fuerteventura, todas compartiendo la calidad de la leche majorera y la genética de las cabras», detalla Candelaria Umpiérrez, que matiza: «gracias a las sutiles diferencias que tiene cada productor, hoy es posible degustar una variedad de sabores y calidades muy singulares dentro de un mismo territorio insular», concluyó Umpiérrez.

 

 

 

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share