Mar 27, 2013
0 0

Cuatro activistas se encierran la Casa sindical de Santa Cruz para exigir a UGT que se reúna con Míriam Pérez Mendoza

Written by
Share

SB-Noticias.- Tras 15 días en huelga de hambre, Miriam Pérez Mendoza y un grupo de activistas se han encerrado en el interior de la Casa Sindical, en las oficinas de UGT, para protestar por lo que consideran un injusto despido a través de UN ERE. No se moverán de allí hasta que el secretario de UGT en Canarias, Gustavo Santana, los reciba. Según informan las activistas, la ejecutiva regional, la insular y los servicios jurídicos se niegan a que suceda.
Míriam Pérez Mendoza dijo que nota muchísimo el desgaste tras una quincena de días en huelga de hambre, aunque eso no le restan las fuerzas para seguir adelante con su lucha para que sea readmitida en su puesto de trabajo en UGT.

La activista social explicó que hoy se llevó a cabo una concentración-pitada en apoyo a su reivindicación por un grupo de compañeros de diferentes colectivos y familiares suyos que denuncian que el ERE llevado a cabo por UGT fue injusto e impropio de un sindicato, tras lo que cuatro de ellos decidieron iniciar un encierro indefinido en el pasillo de la primera planta de la Casa sindical, puesto que no pudieron acceder a las oficinas del sindicato como tenían previsto.

Esta nueva protesta tiene como objetivo conseguir que Gustavo Santana, secretario general del sindicato en las islas u otro dirigente sindical se digne a mantener una reunión con ella, puesto que nadie de UGT en las islas se ha puesto en contacto hasta ahora para mostrar la posición del sindicato, excepto el primer domingo de huelga de hambre que se acercó hasta ella una responsable de Salud Laboral, quien le mostró preocupación por su salud.

Personalmente, reconoce que lo más que le molesta es la indiferencia y el pasotismo que están demostrando los dirigentes de UGT, como también la falta de responsabilidad absoluta que demuestra el secretario general, Gustavo Santana, como por parte del secretario insular, Fernando Dávalos, quien le ha estado viendo todos los días y ni siquiera le ha dado los buenos días.

Míriam Pérez afirma que el cese de la huelga de hambre depende de la voluntad de Santana y Dávalos, quienes deberían por ética, ya que dirigen un sindicato y no una empresa, sentarse a a hablar con ella, y añade que sus compañeras, a quienes tratarán de entregar una tienda de campaña y comida, están decididas a mantener el encierro el tiempo que haga falta, hasta conseguir ese objetivo de que ella sea recibida por la dirigencia de UGT.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share