Mar 13, 2013
0 0

El Instituto Tecnológico de Canarias dispone de una nueva patente para el uso alimentario de microalgas

Written by
Share

algasEl Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) ha obtenido una nueva patente para el uso alimentario de las microalgas, siendo esta una de las primeras patentes sobre la elaboración de nuevos formatos alimentarios a partir de la biomasa obtenida de cultivos intensivos de microalgas.

   La patente se desarrolla en el marco del proyecto FAM, cofinanciado por el Programa Nacional de Investigación Aplicada, y supone una nueva apuesta por devolver a las microalgas uno de sus usos, no sólo más tradicional, sino otro con «más potencial» de desarrollo, que es su utilización en el gran mercado de la alimentación humana, según informó el ITC en nota de prensa.

Al respecto, el responsable del Departamento de Biotecnología del ITC, Héctor Mendoza, indicaba que las microalgas son «ya una materia prima ampliamente» utilizada en la industria de la parafarmacia y su empleo en los alimentos funcionales también va en crecimiento. Sin embargo, señaló que la industria de los nuevos alimentos «tiene en las algas una prometedora fuente de nuevos productos aún por explorar, en los que el diseño de nuevos formatos alimentarios es un elemento clave en su desarrollo».

Añadió que es en este último campo, en el que el ITC «ocupa una estratégica posición de vanguardia». Mendoza apuntó que la obtención de la nueva patente «da cuenta de la significación y el valor de centros como el ITC, en una región como las islas, con un pobre tejido tecnológico».

Así, apuntó que con apenas un 2 por ciento de los investigadores de Canarias, el ITC «es responsable y titular del 15 por ciento de las patentes registradas en el conjunto de centros públicos de I+D+i del archipiélago» en sectores «tan estratégicos» para Canarias como las energías renovables, la desalación de agua de mar, la ingeniería médica o la biotecnología.

Por otro lado, reconoció que la utilización de las microalgas en la explotación comercial a gran escala para la alimentación humana «es aún muy incipiente» aunque históricamente, recordó, formaba parte de la dieta de la población azteca de Tenochtitlán.

El hecho de que el empleo de las microalgas en la alimentación sea aún muy incipiente se debe, según Mendoza, «a que la producción y explotación de las microalgas es todavía una actividad en expansión», ya que no se ha dejado de ser «unos meros recolectores, siendo la producción o cultivo de microalgas una actividad de reciente desarrollo, con un carácter que la asimila más a las grandes explotaciones industriales en el ámbito de la biotecnología que a la agricultura tradicional».

De todos modos, en los últimos cinco años se ha producido una «fuerte expansión» a nivel mundial de la explotación de la microalgas, principalmente, para la producción de biocombustibles o para su uso medioambiental y en la fijación de gases de efecto invernadero o la depuración de aguas residuales.

«Canarias ha sido una región de referencia en el desarrollo de esta tecnología, siendo los grupos de investigación en las islas los que han liderado nuevas propuestas de vanguardia para la explotación de las microalgas», concluyó.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share