Mar 12, 2013
0 0

La Policía Nacional desarticula una organización dedicada al tráfico de personas en pateras

Written by
Share

patera  La Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Las Palmas de Gran Canaria de la Policía Nacional ha desarticulado una organización mafiosa de origen marroquí dedicada al tráfico de personas y para ello empleaban embarcaciones tipo patera.

   Esta organización operaba en la ciudad magrebí de Safi, así como en las islas de Gran Canaria y Fuerteventura, su desarticulación ha conllevado la detención y puesta a disposición judicial de cinco de sus miembros en lo que se ha denominado ‘Operación Coleta’, según informó el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en nota de prensa.

En cuanto a los hechos se remontan a 2011, año en el que la Policía inicia la investigación después de que en enero de ese año apareciera una patera semihundida y abandonada en la zona de El Confital, en Las Palmas de Gran Canaria, y otra barca de las mismas características en la playa de El Vagabundo, en el municipio de Santa María de Guía (Gran Canaria) en septiembre de ese mismo año.

Tras estos hechos y las pesquisas correspondientes, los agentes pudieron identificar a los miembros de la organización que tenían infraestructura tanto en Safi como en Gran Canaria.

Respecto al modus operandi de la organización, se centraba en que dos de sus miembros, mujeres de origen magrebí afincadas en Las Palmas de Gran Canaria, captaban y seleccionaban en diferentes poblaciones del país vecino a familias que estuvieran dispuestas a pagar unos 1.000 euros por enviar a sus hijos hasta las Islas Canarias.

Asimismo, los miembros de la organización, captaban y cobraban a su vez al resto de personas dispuestas a pagar por emigrar hasta Canarias. Posteriormente, una vez seleccionaban los inmigrantes, estos se desplazaban hasta Safi donde eran puestos bajo el control de dos patrones de la organización que los mantenían en pisos francos hasta el momento de la salida.

Las embarcaciones partían desde Marruecos con unos 15 inmigrantes a bordo y cierta cantidad de hachís, teniendo como punto de destino la zona norte de la costa de Gran Canaria. Además, en el momento y lugar de la llegada se presentaban tanto las dos mujeres de la organización como un taxista español a su servicio que se encargaba de trasladar, tanto a los inmigrantes como al hachís, hasta pisos alquilados por la organización en la capital grancanaria.

En cuanto a los inmigrantes menores de edad eran puestos por la organización a disposición del servicio de menores de la Comunidad Autónoma, usando para ello a terceras personas que manifestaban haberlos encontrado abandonados en la vía pública para que entraran en la dinámica de protección de los servicios sociales correspondientes, llegando incluso a cobrar “por tales favores” un servicio extra a sus familias en Marruecos.

Por otro lado, los agentes también tuvieron conocimiento, en octubre de 2012, de la salida desde Safi de una nueva embarcación con inmigrantes y droga con destino a Gran Canaria. Esto conllevó a que se desplegara el correspondiente dispositivo de detección de la misma, si bien la patera tras sufrir una avería mecánica durante el viaje tocó tierra en la playa del Mortero, en El Cotillo (Fuerteventura) el 28 de octubre de 2012, con 14 personas a bordo y más de veinte kilogramos de hachís.

Seguidamente, una vez llegó la patera a Fuerteventura, sus ocupantes fueron interceptados por miembros de la Guardia Civil, si bien funcionarios intervinientes de la U.C.R.I.F  se desplazaron “de forma inmediata” hasta Fuerteventura siguiendo instrucciones del Juzgado de Instrucción, titular de la causa, y tras hacerse cargo de las investigaciones, procedieron a la identificación y detención por “favorecimiento de la inmigración ilegal” de los dos patrones que responden a las iniciales de M.A. y N.J., siendo el primero de ellos  un conocido traficante de personas en Marruecos que ha sido expulsado en cinco ocasiones anteriores de España.

Paralelamente, en Gran Canaria se localizó y detuvo a las dos mujeres que responden a las iniciales de H.H. y M.A., realizándose previa autorización judicial el registro de sus domicilios donde se encontró abundante documentación perteneciente a varios inmigrantes y decretándose el ingreso en prisión tanto de los dos patrones como de sus socias en Gran Canaria.

Finalmente, recientemente se localizó y detuvo al taxista español que ofrecía sus servicios para recoger los envíos desde Safi. A todos los detenidos se le imputa el delito de favorecimiento de la inmigración ilegal con el agravante de transportar a menores de edad, así como el delito de tráfico de drogas.

Article Categories:
Canarias · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share