Feb 6, 2013
0 0

Bancos, especuladores, empresas de la RIC y promotoras deben empezar a pagar por las 15.000 casas vacías de La Laguna.

Written by
Share

Hoy se presentó, tal cómo estaba previsto (en archivo adjunto), una iniciativa ciudadana para poner en uso social u obligar a pagar a promotoras, bancos y empresas de la RIC por las 15.057 viviendas vacías que hay en La Laguna (un20% del total) según datos oficiales del mismo Ayuntamiento, una auténtica barbaridad. Una barbaridad si tenemos en cuenta que en la Plataforma por la Dignidad llevamos ya varios meses trabajando casi exclusivamente para familias precarias de La Laguna que se han quedado sin trabajo, sin ingresos, sin comida y finalmente sin casa, que llegan a nosotros desesperadas tras no haber encontrado en el Ayuntamiento solución a su crítica situación, hecho este que nos movió a llevar varios casos al Defensor del Pueblo. Sin ir más lejos, esta misma semana hemos lanzado dos casos graves en sendas campañas de solidaridad para intentar buscar un techo para dos familias de madres monoparentales con hijos menores a cargo que serán desahuciadas en unos días si un milagro no lo impide. Una barbaridad, una injusticia, un absurdo o una crueldad, llámenlo como quieran. Si a eso sumamos el más que probable ingreso de los hijos menores en un centro tutelar, el asunto se vuelve ya sin calificativos aplicables. Y esta es sólo la punta del iceberg de lo que sucede en La Laguna: a saber cuantas familias hay en situación similar cuya suerte desconocemos.

derecho a techo

15.000 casas vacías, el 20% de las viviendas totales, para un municipio que tiene 153.187 habitantes, es sin duda un disparate. En términos autonómicos, según estimaciones Canarias pudiera tener en la actualidad entre 100.000 y 150.000 casas vacías, luego La Laguna supondría entre un 10% y un 15% del total del total de casas vacías de todo el Archipiélago. Si en Canarias hay del orden de 2.126.769 habitantes, La Laguna con su población representa el 7,2% de la población canaria. La desproporción de viviendas vacías con respecto a la media es pues considerable.

Y si es un disparate en términos puramente humanos, los es también en términos económicos si tenemos en cuenta el coste que supone para las arcas públicas contar con el 20% de viviendas del Municipio cerradas sin habitar de manera permanente. Un perjuicio que viene del hecho de tener que tener servicios municipales para un 20% de viviendas “fantasma” donde no vive nadie. Lo cual implica un plus en gastos de servicios como el alumbrado, la basura, la seguridad o la limpieza, para un 20% de viviendas donde nadie va a disfrutar de esos servicios, puesto que no hay nadie, y que por tanto bien se lo podría ahorrar el Ayuntamiento.

Article Categories:
Contar · Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share