Ene 24, 2013
0 0

Una producción de 9.000 litros de aceite de oliva virgen de máxima calidad es el balance de la campaña de la aceituna en Fuerteventura

Written by
Share

Más de un centenar de olivicultores de Fuerteventura recolectaron en la campaña de 2012 un total de 68.000 kilogramos de las distintas variedades de aceituna que se cultivan en la Isla para la producción de aceite: arbequina, picual, hojiblanca y, por primera vez, la variedad local identificada con la verdial de huévar, pero que es en realidad una aceituna del país adaptada durante siglos a la aridez del clima majorero, y cuyo cultivo se está recuperando con éxito en la Isla.

Al término de la presente campaña, la producción total en Fuerteventura ha superado los 9.000 litros de aceite de oliva virgen de máxima calidad y 100% majorera, una cifra que prácticamente duplica los resultados obtenidos la campaña anterior, en que se alcanzaron los 5.000 litros.

El Cabildo de Fuerteventura, que coordina todo el proceso de recogida, análisis sanitario y molienda de la cosecha en sus instalaciones de la Granja Agrícola y Experimental de Pozo Negro –donde se ubica la almazara de la institución-, realizó hoy la segunda y última entrega del aceite procesada esta campaña (4.080 litros), procedente de la molienda de 21 lotes de aceituna.

El acto de entrega a los 93 agricultores de olivo que han participado en esta segunda parte de la campaña estuvo oficiado por el presidente del Cabildo, Mario Cabrera, y la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca en la institución, Rita Díaz. Ambos dirigentes felicitaron a los olivicultores de la Isla que han apostado por un cultivo «que sigue creciendo y que además está arrojando unos magníficos resultados, si atendemos a la gran calidad del producto final. Son ya varios los expertos que han ratificado la excelencia del aceite de Fuerteventura, por su magnífico sabor afrutado y porque tiene unos niveles de acidez de entre sólo el 0,1% y el 0,2%», expuso Mario Cabrera.

Al igual que el presidente insular, la consejera Rita Díaz se dirigió a los agricultores presentes y les animó a continuar en esta línea. Según informó, «la almazara ha procesado en esta campaña hasta 35 lotes de la aceituna que ustedes nos han venido trayendo, y todos ellos han superado con creces los análisis de calidad a que han sido sometidos. Este aceite que hoy se entrega tiene certificado su aptitud para consumo, e incluso aquellos que estén interesados en comercializar basta con que obtengan el permiso sanitario». También indicó Díaz que para mejorar el funcionamiento del proceso «este año se han incorporado una filtradora y una embotelladora, lo que facilita enormemente al personal de la Granja el desarrollo de su labor».

El Cabildo de Fuerteventura presta desde el Departamento de Agricultura una labor de asesoramiento permanente a los productores agrícolas de la Isla. Además del seguimiento continuo de los distintos cultivos que se llevan a cabo en territorio insular, los tradicionales y especialmente aquellos más novedosos y experimentales (papaya, piña, etc.), la institución insular ofrece también formación específica al sector a través de distintas actividades como las Jornadas Técnicas de Agricultura, o en lo que respecta específicamente a la olivicultura a través de dos cursos realizados durante los últimos ejercicios sobre el olivo local y para controlar el uso de productos fitosanitarios, o un taller sobre el proceso de tratamiento y conservación de la aceituna mediante aliños.

Mario Cabrera concluyó en lamentar las dificultades que atraviesan los colectivos de agricultores y ganaderos ante la merma progresiva de ayudas que desde el Gobierno central se está imponiendo al sector primario a todos los niveles, «como ocurre por ejemplo con el incomprensible reparto de las subvenciones para la desalación del agua a nivel del Estado, que deja en una situación muy precaria a una isla como Fuerteventura, dependiente al 100% de este recurso. Para tratar de mitigar este abuso, y también ante la previsible subida de las tarifas eléctricas, el Cabildo ha destinado en sus presupuestos de este año una subvención de un millón de euros al agua agrícola, para que así al menos este sector no se vea tan perjudicado».

Los primeros olivicultores en recoger su lote de manos del presidente y la consejera (foto adjunta) fueron Lorenzo y Esteban Hernández, padre e hijo, que se llevaron a casa 215 litros aceite de oliva virgen.

Campaña de la aceituna 2012-2013

Los agricultores de la Isla en 2012 recolectaron 68.000 kilos de aceituna (frente a los 37.000 de 2011), que la almazara del Cabildo transformó en más de 9.000 litros de aceite, casi el doble que los resultados de la campaña anterior (5.000 litros).

Esta producción se dividió en dos entregas, de 4.080 y 4.900 litros cada una. En la primera fase de molienda, culminada en el mes de noviembre, se procesaron 14 lotes entregados por un total de 65 olivicultores, principalmente de lotes de la variedad más temprana, la arbequina.

La entrega de hoy se corresponde a la segunda tanda de molienda en que se procesaron 21 lotes de 65 agricultores divididos en las variedades picual, hojiblanca y verdial.

El último de los lotes correspondió a la variedad verdial del país. El resultado fueron 190 litros de aceite de oliva obtenida a partir de una aceituna especial, recolectada de olivos cuya genética se ha adaptado durante siglos a las duras condiciones climáticas de Fuerteventura.

Los buenos resultados en la presente campaña se deben por un lado a la cada vez mayor extensión del cultivo del olivo en la Isla, pero también a las condiciones climáticas favorecedoras. El frío continuado del pasado invierno propició una correcta floración del olivo, favoreciendo así un incremento de la producción.

Recuperación del olivo verdial, la variedad del país

Mario Cabrera y Rita Díaz señalaron como una magnífica oportunidad para seguir impulsando la olivicultura en la Isla, la recuperación de la variedad del país que viene coordinando la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo.

A partir de algunos olivos centenarios que han llegado hasta nuestros días en diferentes puntos de la geografía insular, el Cabildo ha reproducido en los viveros que gestiona en la Granja Agrícola y Experimental de Pozo Negro hasta 2.000 estaquillas de estos olivos. 400 de ellos fueron distribuidos entre agricultores y particulares de la Isla en una sola mañana dentro de la campaña de venta de frutales de la institución, y el resto, los que consigan enraizar y continuar su proceso de crecimiento, serán distribuidos más adelante.

Los análisis genéticos realizados en el Banco de Germoplasma de Córdoba a los olivos que se dan preeminentemente en islas como Gran Canaria o Fuerteventura han llevado a catalogar esta variedad como verdial de huévar, a pesar de desprenderse de un primer análisis divergencias significativas a nivel morfológico. Esta misma circunstancia ha sido lo que ha llevado a conocer esta variedad de olivo como verdial de Canarias.

Cabe destacar que dados las expectativas que ofrece el aceite de la Isla, varios agricultores han instalado almazaras de pequeño tamaño en sus explotaciones. El Cabildo ha ratificado su compromiso de seguir poniendo la almazara del Cabildo a disposición de los olivicultores de la Isla para realizar la molienda gratuitamente, así como coordinando el proceso y asumiendo los costes derivados de los análisis de calidad realizados al producto.

La Campaña de La Aceituna en la Granja de Pozo Negro

La almazara del Cabildo de Fuerteventura funciona de forma totalmente gratuita para los agricultores majoreros. Se puso en marcha de forma experimental desde el año 2006, su funcionamiento se fue perfeccionando y desde el 2008 ya cuenta con todas las acreditaciones sanitarias y de calidad necesarias

La campaña de la aceituna que coordina el Cabildo está dirigida a plantear alternativas que permitían contribuir a diversificar la producción agrícola de Fuerteventura.

Este trabajo incluye la distribución y venta de olivos en la Granja de Pozo Negro, la mejora del sistema de control de calidad para asegurar la máxima producción de aceite, la apuesta en los últimos tiempos por promocionar la variedad del país, la verdial de huévar (más resistente y adaptada a las condiciones de nuestro clima), o la organización de charlas y cursos de formación para mejorar el conocimiento del sector sobre el cultivo del olivo y la producción de aceite de oliva.

El olivo es un frutal que cumple también una función importante como corta vientos para muchas producciones agrícolas, además de mostrar unas favorables condiciones de adaptación al clima y al territorio. Bien atendidos pueden generar una importante producción de aceite.

Las experiencias anteriores de elaboración de aceite de oliva virgen en Fuerteventura han permitido constatar la calidad del producto, que ofrece unas características organolépticas, físico-químicas y alimenticias excepcionales.

Una de las últimas novedades con respecto a este tema es la reintroducción en la campaña de la aceituna en la Isla de la aceituna verdial del país, variedad que se viene potenciando, reproduciendo y distribuyendo desde la Granja de Pozo Negro por estar especialmente adaptada a la climatología de Fuerteventura.

Article Tags:
Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share