Ene 14, 2013
0 0

500.000 metros cuadrados de gavias cultivadas para ayudar a los más necesitados

Written by
Share

Decenas de alumnos de los IES Corralejo y La Oliva se arremangaron esta mañana y comenzaron a cultivar la finca de El Llanito, en el Valle de la Sargenta (Vega de Tetir), una acción que significa la puesta en marcha de un ambicioso proyecto de ámbito insular y fines solidarios que impulsa la Fundación Alumnos Solidarios, contando para ello con el apoyo de numerosos particulares e instituciones.

Los alumnos se afanaron en la tarea, plantando alrededor de las gavias, junto a los trastones, especies de frutales y cortavientos como higueras, especieros, granaderos o laureles de indias, aunque serán los cultivos más rápidos y productivos como la papa, el millo, la calabaza o la cebolla los que ocupen próximamente las partes centrales y la mayor superficie en las plantaciones.

Numerosas autoridades de las entidades locales colaboradoras acudieron para apoyar esta iniciativa, entre ellos el presidente del Cabildo, Mario Cabrera, la alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, o el director insular de Educación, Carlos Rodríguez. En representación de Alumnos Solidarios estuvo Félix Fontallino, docente y responsable de este proyecto que se ha titulado ‘Fuerteventura Solidaria’.

Además de en esta finca de 78.000 metros cuadrados localizada en Puerto del Rosario, y que ha sido cedida por su propietaria, Yvonne Enríquez, en próximas fechas y siguiendo esta fórmula de implicación de los centros educativos cercanos se cultivarán otras dos fincas, una de 400.000 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de La Oliva y situada en Villaverde, junto al Albergue de El Cohombrillo, y otra de 28.000 metros cuadrados y 10.000 metros de invernaderos en Tarajalejo (Tuineje), cedida también por otro particular. Todos estos terrenos, que suman más de 500.000 metros cuadrados, se encuentran vallados para evitar que los animales silvestres estropeen los cultivos.

El presidente del Cabildo, Mario Cabrera, valoró positivamente «que jóvenes de toda la Isla, colaborando desde las aulas, puedan tomar conciencia de la importancia que tiene ayudar a los demás, y mucho mejor si es a través de una actividad que les ayuda a familiarizarse con la agricultura. Resulta particularmente interesante que puedan aprender las características del cultivo en el campo majorero, pues representa un parte fundamental de nuestra historia y nuestro pasado reciente, pero también de este momento que nos toca vivir en que se hace necesario reavivar la economía agrícola productiva».

A través de este proyecto, la Fundación Alumnos Solidarios, «una entidad son ánimo de lucro de ámbito nacional y que está formada por alumnado, profesorado, familias y particulares, pretende conseguir la autosuficiencia alimentaria a nivel insular para cubrir directamente las necesidades de alimentos frescos vegetales e, indirectamente, de otros alimentos en aquellas familias que están pasando por una situación complicada, a través de los servicios sociales de los organismos públicos y de las ONGs responsables», explicó Félix Fontallino.

Para conseguir estos objetivos, ‘Fuerteventura Solidaria’ comenzó su andadura en septiembre de 2012 con una primera fase consistente en concretar las infraestructuras necesarias para la producción agrícola, el personal técnico y los permisos oportunos. «A finales de año, y gracias a una extraordinaria participación, implicación y generosidad de todos los colaboradores y de particulares majoreros, ya contábamos con medio millón de metros cuadrados de terrenos agrícolas vallados y con agua, y con 10.000 metros cuadrados de invernaderos en las tres fincas principales de Tarajalejo, Tetir y Villaverde», detalló el responsable del proyecto, quedando pendiente de suscribir convenios en distintos puntos de la isla con particulares y entidades locales.

Beneficios sociales y ambientales

Aparejados al fin social principal alimentario del proyecto, junto al mismo surgen otros múltiples beneficios desde el punto de vista agrícola o medioambiental, al promoverse la recuperación de las gavias y semillas de variedades adaptadas al entorno, cedidas en muchos casos con ilusión por particulares. «Además, la implicación del alumnado, del profesorado y los equipos directivos de los centros en el aprendizaje de los proyectos y la enorme motivación observada en ellos y en sus familias nos anima a multiplicar los esfuerzos», valora Fontanillo.

Colaboración de las entidades locales

La participación del Cabildo de Fuerteventura con Alumnos Solidarios se centra en la aportación de los árboles frutales producidos en la Granja Agrícola y Experimental de Pozo Negro y en la utilización de los tractores agrícolas del Departamento de Maquinaria de la institución para acondicionar los terrenos de titularidad pública a cultivar. Asimismo, la institución cede también un puesto en el Mercado Agrario de La Biosfera para comercializar parte de la producción, otros espacios públicos como el Auditorio Insular para la celebración de eventos y, la Consejería de Bienestar Social concede una subvención.

Igualmente, el Ayuntamiento de La Oliva cede los terrenos del Albergue de El Cohombrillo y el personal que se encargará del riego de los cultivos.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share