Dic 8, 2012
0 0

Dos de cada tres canarios estarían dispuestos a sacrificar salario en beneficio de la felicidad laboral

Written by
Share

Dos de cada tres canarios (67,1%) estarían dispuestos a sacrificar una parte de su salario con tal de conseguir ser felices en el trabajo, mientras que el 33 por ciento afirma que no lo haría, tal y como se desprende de la II Encuesta Adecco ‘La felicidad en el Trabajo’.

En mayor medida, son los hombres quienes estarían más dispuestos a sacrificar salario en beneficio de felicidad laboral, una respuesta que puede ir ligada a la percepción de que son éstos quienes reciben mayores salarios y son los que menos disfrutan de las políticas de conciliación (bajas por paternidad, reducción de jornada, etcétera).

Sin embargo, cuando las piezas a colocar en la balanza son la estabilidad laboral –entendida como seguridad en el empleo ante los despidos que se están produciendo– o la felicidad, los encuestados consideran que, con los tiempos que corren, es más importante tener estabilidad aunque conlleve algún malestar (78,4%) que la felicidad (21,6%) aunque esté sujeta a peores condiciones laborales.

Son las mujeres, las personas de clase social media y baja y las personas con ingresos medios en sus hogares quienes prefieren estabilidad antes que felicidad en estos momentos.

A pesar de la difícil situación que atraviesa la economía, un 30,7 por ciento de los encuestados asegura que estaría dispuesto a dejar su trabajo actual si no fuera feliz en él, aunque no tuviese claro cuál sería su futuro entonces, primando por encima de todo la felicidad laboral, frente a un 69,3 por ciento que no dejaría su empleo.

Son los hombres, así como las personas de 35 a 44 años de edad y de clase social alta, quienes en mayor medida que el resto opinan que si no fueran felices en su trabajo actual estarían dispuestos a dejarlo.

La gran mayoría (98,9%) de los canarios opina que la felicidad influye en el rendimiento y en la productividad de un empleado, frente a tan solo un 1,1 por ciento que piensa que no influye.

Los factores relacionados con el mundo laboral, valorados del 1 al 10, que son más importantes para ser feliz en el trabajo según los trabajadores canarios son: en primer lugar, la estabilidad/seguridad en el empleo (con 8,6 puntos de media), seguido del ambiente laboral (8,42) y la realización personal (8,41).

A continuación, y con una puntuación cercana al 8, valoran el desarrollo de las habilidades personales, el salario y un buen horario de trabajo. A éstos le sigue el jefe, la adecuación de la formación a las funciones del puesto y el reconocimiento de colegas y superiores. Menos importantes que los anteriores resultan los beneficios sociales y la cercanía al lugar de trabajo.

Con respecto a 2011, aumenta la importancia que se le da al ambiente laboral, a la realización personal, al desarrollo de las habilidades, al jefe, al reconocimiento de colegas y superiores, y a los beneficios sociales como factores destacados para ser feliz en el trabajo. Sin embargo, disminuye la importancia que los trabajadores le otorgan al sueldo y al horario de trabajo. Las mujeres, en mayor medida que los hombres, consideran de mayor importancia todos los factores sugeridos para ser feliz en el trabajo.

Mientras que las personas de mayor edad le dan más importancia al desarrollo de sus habilidades, a la cercanía del trabajo, al reconocimiento de colegas y superiores, a los beneficios sociales y a la adecuación del puesto a su formación, los más jóvenes le dan más importancia a la realización personal, a la estabilidad y al ambiente de trabajo.

El 75 por ciento de los canarios encuestados asegura que una mayor racionalización de los horarios o la posibilidad de teletrabajar, les haría más feliz en su trabajo, sobre todo a los más jóvenes.

NO SEREMOS MÁS FELICES FUERA

En los últimos años y debido a la elevada tasa de paro juvenil que arrastra España, se ha producido una fuga de talento hacia otros países europeos o latinoamericanos en los que los jóvenes buscan abrirse camino en el mercado laboral.

Sin embargo, esta solución no parece aportar mayores índices de felicidad a los trabajadores encuestados por Adecco, ya que siete de cada diez canarios (75,2%) aseguran que son felices trabajando en España, frente a un 24,8 por ciento que piensa que sería más feliz trabajando fuera de nuestro país.

Son las personas de mayor edad quienes mayoritariamente se consideran felices trabajando en España en contraposición a los más jóvenes, que son quienes más votan que serían más felices trabajando fuera.

Entre los países de destino preferidos por aquellas personas que creen que serían más felices si tuviesen un empleo en el extranjero se encuentran, en primer lugar, los Países Nórdicos (6,8%), seguido por Inglaterra (3,4%) y Estados Unidos (2,3%).

Además, los trabajadores encuestados por Adecco consideran que, a pesar de la situación del mercado laboral, los trabajadores canarios son más felices que los empleados de otros países europeos, así lo afirma el 58 por ciento.

EN BUSCA DE LA FELICIDAD

Todos los trabajadores buscan su parcela de satisfacción laboral dentro del puesto que desempeñan. Sin embargo, en muchas ocasiones, esa felicidad puede estar ligada a un cambio de puesto, de funciones o incluso de profesión.

Preguntados por estos aspectos, los encuestados ofrecen respuestas dispares. En relación al cambio de puesto, casi la mitad de los canarios opina que un cambio de trabajo en la actualidad podría aportarles mayor felicidad frente a un 52,3 por ciento que opina lo contrario.

Mayor impacto positivo tiene en las respuestas hablar de un cambio de funciones como vía para alcanzar la felicidad laboral: el 59,1 por ciento de los encuestados piensa que un cambio de funciones en su trabajo actual les podría aportar mayor felicidad, frente a un 40,9 por ciento que opina lo contrario.

Además, en el hipotético caso de que se pudiese echar el tiempo atrás, un 47,7 por ciento de los encuestados cambiaría de profesión si pudiese.

LA VOCACIÓN Y LOS HOBBIES

Ocho de cada diez canarios piensan que para ser feliz en el trabajo hay que tener vocación para desarrollarlo, frente a un 22,7 por ciento que opina que no es necesario tenerla.

Son los más jóvenes y aquellos que aseguran que son felices en su profesión quienes, en mayor medida que el resto, aseguran que para ser feliz en el trabajo es necesario tener vocación profesional para desarrollarlo.

Existen profesiones que permiten desarrollar a quien las escoge parte de sus aficiones personales, de sus hobbies o inquietudes, y hay personas que escogen su carrera profesional en función de esos gustos personales.

Optar por este camino es un atajo hacia la felicidad, así lo creen dos de cada tres canarios encuestados por Adecco, que aseguran que serían más felices llevando a cabo un trabajo relacionado con sus hobbies y aficiones, aunque un 30,7 por ciento de estos mismos cree que no ganaría suficiente dinero con esa elección.

Son los hombres en mayor medida que las mujeres, las personas más jóvenes y aquéllas que no se consideran felices en su profesión quienes opinan en mayor porcentaje que serían más felices reinventándose y llevando a cabo un trabajo relacionado con sus hobbies y sus aficiones.

Ostentar un cargo y ejercer más responsabilidades en el puesto de trabajo no aporta más felicidad al trabajador. Así lo consideran ocho de cada diez canarios, frente a un 18,2 por ciento que cree que a mayor cargo, la felicidad profesional aumenta.

Son los hombres y los encuestados de menor edad quienes, en mayor medida que el resto, opinan que a mayor cargo y responsabilidades, la felicidad profesional aumenta.

Article Categories:
Canarias · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share