Dic 5, 2012
0 0

Obama: las propuestas republicanas podrían colapsar hospitales y universidades

Written by
Share

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido este martes de que las propuestas republicanas para evitar el “abismo fiscal” podrían provocar el colapso de los hospitales y de las universidades que se benefician de las deducciones caritativas.

“Se habla mucho de que podríamos conseguir 800.000 millones de dólares (613.184 millones de euros) en ingresos fiscales eliminando las lagunas y las deducciones, pero la única forma de conseguirlo es eliminando, por ejemplo, las deducciones caritativas y entonces habrá hospitales, universidades y ONG al borde del colapso”, ha dicho en una entrevista concedida a la cadena Bloomberg.

El inquilino de la Casa Blanca ha realizado estas declaraciones después de que un equipo gubernamental se reuniera con representantes de las organizaciones de caridad más importantes de Estados Unidos para analizar el impacto de la eliminación de estas deducciones fiscales.

Por parte del Gobierno han asistido el jefe de la Casa Blanca, Jack Lew; la directora del Consejo de Política Nacional, Cecilia Muñoz; el director del Consejo de Economía Nacional, Gene Sperling; y la consejera presidencial Valerie Jarrett.

Sus interlocutores han sido el director ejecutivo de Cruz Roja, Gail McGovern; el presidente de United Way Worldwide, Stacey Stewart; y el presidente de las Organizaciones Católicas de Estados Unidos, el reverendo Larry Snyder.

Obama ya advirtió el pasado martes, durante un encuentro ciudadano en la red social Twitter, de que las deducciones fiscales para la clase media –por ejemplo, la deducción por vivienda– están en peligro, si no se suben los impuestos a la clase alta.

Desde que fue reelegido para otros cuatro años, Obama negocia con los republicanos en el Congreso un paquete de medidas orientado a reducir el déficit público. Su principal apuesta es subir los impuestos a la clase alta, algo que la oposición no está dispuesta a aceptar.

Ayer, el Gobierno rechazó la última propuesta republicana, enviada a la Casa Blanca por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boener, que aboga por reformar el Código Tributario para recaudar 800.000 millones de dólares en diez años y por reducir el gasto público.

El pasado sábado, los republicanos también rechazaron el plan de Obama, que implica subir los impuestos a los más ricos para recaudar 1.600 millones de dólares (1.226 millones de euros), un paquete de medidas de estímulo de 50.000 millones de dólares (38.500 millones de euros) y aumentar el techo de endeudamiento.

El Gobierno y los legisladores estadounidenses –demócratas y republicanos– están obligados a llegar a un acuerdo antes del próximo 31 de diciembre, cuando expiran las exenciones fiscales aprobadas durante el Gobierno de George W. Bush.

La disyuntiva a la que se enfrentan es prorrogar las exenciones fiscales para todos los contribuyentes, incluyendo a los ricos –como reclaman los republicanos– o sólo para los que ganan menos de 250.000 dólares anuales (192.500 euros), como propugnan Obama y los demócratas.

De sucumbir al ‘abismo fiscal’, el 1 de enero de 2013 entrarían en vigor, en virtud de un automatismo, una serie de impuestos –cuya cuantía total asciende a 600.000 millones de dólares (462.000 millones de euros)– que llevaría a la economía estadounidense a otra recesión.

Article Tags:
Article Categories:
Norteamérica

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share