Dic 2, 2012
0 0

La subvenciones a los partidos políticos se han reducido un 60% en apenas año y medio

Written by
Share

Las subvenciones que el Estado distribuye a los partidos políticos para su funcionamiento han caído un 60 por ciento en apenas año y medio como consecuencia de los sucesivos recortes acometidos por el Gobierno del PP. En concreto, esta partida se ha reducido en 76,67 millones de euros desde lo que se repartió en 2011 hasta lo que se prevé para el próximo año.

En el último año de Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, los Presupuestos Generales reservaron una partida de 131,07 millones para estas subvenciones, que siempre se reparten entre los partidos en función de su representación parlamentaria.

Dentro de esa partida, y dado que ese año estaban previstas las elecciones autonómicas y municipales, se destinaron 44,49 millones para abonar los gastos electorales de esa campaña. También se incluían 4,22 millones para sufragar gastos de seguridad, una ayuda que se creó para compensar el esfuerzo de los partidos políticos para proteger a sus dirigentes y sedes de la presión de ETA.

CADA AÑO, UNA CIFRA DISTINTA

Nada más llegar al Gobierno, el PP anunció su intención de recortar las subvenciones de los partidos políticos y promovió una reforma de la Ley de Financiación donde se estableció que, cada año, el Ejecutivo irá cuantificando en los Presupuestos el dinero que destinará a los partidos para su funcionamiento.

Aquella decisión generó las protestas de los grupos de la oposición, que criticaron que el Gobierno, con su mayoría absoluta, pudiera decidir cada año el importe de las subvenciones públicas, creando inseguridad jurídica a los partidos e impidiéndoles preparar con tiempo sus propios presupuestos anuales.

Pese a las quejas de la oposición, el Gobierno del PP cumplió su amenaza y en los Presupuestos de 2012 rebajó la financiación pública de los partidos hasta los 113,75 millones de euros. Mantuvo los 44,49 millones para gastos electorales, ya que debía compensar la campaña de las elecciones generales, pero redujo un millón las ayudas para gastos de seguridad (3,38 millones) y también las subvenciones para funcionamiento ordinario.

PP ha vuelto a apostar por una rebaja de la partida presupuestaria destinada a la financiación pública de los partidos políticos y, a través de una enmienda en el Senado, ha propuesto reducir en 10 millones la cuantía inicialmente prevista por el Gobierno para 2013, lo que supone un recorte adicional del 17 por ciento.

En el proyecto de Presupuestos Generales de 2103 enviado al Congreso, el Gobierno aplicó otro recorte y rebajó la partida casi a la mitad, con un total de 66,25 millones frente a los 113,75 millones de 2012.

Las ayudas para gastos de seguridad volvieron a rebajarse otro millón, quedando fijados en 2,70 millones para todo el año a repartir entre todas las formaciones con representación parlamentaria. Cayó también la partida para gastos electorales, hasta los 10,84 millones, habida cuenta de que en 2013 no hay previsión de elecciones (aunque es verdad que tampoco este año estaban previstas las autonómicas vascas, gallegas y catalanas).

Y las subvenciones destinadas al funcionamiento ordinario de los partidos políticos se recortaron otro dos millones, de los 65,88 millones de 2012 a los 63,54 millones previstos por el Gobierno.

ESTA SEMANA, EL ÚLTIMO RECORTE

Cuando parecía que ahí acababa todo, el PP ha dado otro ‘viaje’ presentando una enmienda a los Presupuestos en el Senado para rebajar esa partida en otros diez millones, situándola en 52.704.140 euros, lo que supone un recorte del 17 por ciento.

Una vez incorporada esta enmienda al proyecto presupuestario en el Senado, el total de subvenciones para ,los partidos políticos en 2013 ha quedado fijado en 54,4 millones, incluyendo los 2,70 millones ara gastos de seguridad.

Serán 76,67 millones menos de que lo que disponían los partidos políticos en 2011, que al repartirse en función de los resultados de las últimas generales sitúan al PP como principal beneficiario, ya que logró mayoría absoluta, y limitan mucho las finanzas de la oposición.

El PSOE y el PNV, que por sus retrocesos en las generales de 2011 y los sucesivos recortes se han convertido en los principales perjudicados de esta situación, habrán de diseñar para 2013 un presupuesto más ajustado de lo que ya pensaban.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share