Nov 21, 2012
0 0

Rubalcaba dice que PP y CiU tienen dos acuerdos, uno para recortar y otro para hablar sólo de «banderas»

Written by
Share

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado a PP y CIU de tener un acuerdo en sus políticas de recortes sociales y un segundo «no explícito» para «no hablar más de lo que les interesa»: «Se atizan con las banderas para no hablar de lo que hacen en escuelas y hospitales».

Según Rubalcaba, ‘populares’ y convergentes tienen «la misma política» en escuelas y hospitales y «la misma política de enfrentamiento», mientras que el PSC es «justo lo contrario», un partido de izquierdas que defiende «la solidaridad social» y «a favor del diálogo».

Un día antes de participar en el acto central de campaña del PSC, el jefe de la oposición se ha expresado así en declaraciones a los periodistas en Berlín, donde ha eludido pronunciarse sobre qué harían las Cortes Generales si en Cataluña se produjese una votación en la que la mayoría apostase por la independencia.

Rubalcaba ha dicho desconocer las palabras del candidato del PSC, Pere Navarro, sobre ese asunto y, en todo caso, ha subrayado que «tienen que pasar muchas cosas todavía en Cataluña», empezando por las elecciones del domingo. Unas elecciones en las que, a su juicio, no se está hablando de lo importante, «de lo que pasa en escuelas y hospitales».

El líder socialista ha comparecido junto al candidato del SPD a la Cancillería alemana, Peer Steinbrück, con el que ha celebrado una reunión de trabajo. Steinbrück ha dicho a los periodistas que no han hablado de la situación de Cataluña, «ni del federalismo alemán ni del español».

STEINBRÜCK VE PARALELISMOS EN PROBLEMAS TERRITORIALES

Sin embargo, el socialdemócrata ha admitido que el asunto le parece «bastante interesante», porque considera que España y Alemania tienen «problemas un poco paralelos», una con sus 17 comunidades autónomas y la otra con sus 16 Länder (Estados federados), y en ambos casos con «un cierto desequilibrio» y características muy dispares entre ellas .

No obstante, Steinbrück no ha entrado en pormenores de política española, sino que ha optado por defender que, al igual que en España o en Alemania pueden convivir regiones dispares, tampoco en la UE todos los socios tienen que ser iguales. «Bien nos podríamos organizar como en Alemania o en España», ha dicho.

Así, ha reclamado a la canciller alemana, la democristiana Angela Merkel, que ponga fin a una de sus «grandes mentiras» y admita que la UE no es sólo una unión de transferencias económicas entre unos países y otros, pero «también de responsabilidad».

Por su parte, el líder del PSOE ha aprovechado su presencia en Berlín para decir a los alemanes que «España es un país serio» que quiere cumplir con sus compromisos, y que si pide flexibilidad para cumplir los objetivos de déficit y reclama también políticas de crecimiento es porque se ha demostrado que con la actual política europea de sólo ajustes no se saldrá de la crisis.

Su colega alemán, por su parte, ha evitado pronunciarse sobre si España debería pedir un rescate: «Eso lo decide únicamente España y un alemán no se atreverá a decir nada sobre el tema ni a hacer pedagogía».

LANZAR EL PLAN DE CRECIMIENTO, ALGO «ANGUSTIOSO»

Rubalcaba y Steinbrück han coincidido en reclamar la puesta en marcha del Plan de Crecimiento y Empleo que aprobó el Consejo Europeo en junio. En palabras del español, su lanzamiento «empieza a ser angustioso para países como España» y «corre mucha prisa» a los países que más están sufriendo la crisis.

Además, el jefe de la oposición ha aprovechado para pedir al Gobierno español y a los demás que acordaron crear el impuesto de transacciones financieras que pongan en marcha cuanto antes los mecanismos de cooperación reforzada para aplicarlo, porque aportará ingresos y porque será un «impuesto solidario» que afrontarán los bancos.

Steinbrück se ha mostrado decepcionado también por lo que se está demorando la creación de la unión bancaria y, con ella, la posibilidad de que la UE rescate directamente a los bancos y ha avisado de que esta demora puede provocar reacciones también en los mercados.

Según ha dicho, uno de sus empeños es dejar claro a los alemanes que Alemania sólo estará bien en la medida en que sus vecinos lo estén. En todo caso, no ha querido llegar al punto de acusar a Merkel de haber engañado a los españoles con la posibilidad de una recapitalización bancaria directa.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share