Nov 7, 2012
0 0

Las pardelas volarán con los profesores y los niños

Written by
Share

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo organizó esta tarde la liberación de tres pardelas cenicienta, una acción enmarcada dentro de la presente ‘Campaña de La Pardela’. Un grupo de docentes del municipio de La Oliva participó en la suelta, lo que en palabras de Natalia Évora, consejera del área en la institución insular, «servirá para extender la conciencia de proteger la fauna silvestre entre su alumnado, de modo que en el futuro podamos contar con una sociedad más informada y que Fuerteventura siga siendo una importante zona de cría para esta especie».

La pardela cenicienta (Calonectris diomedea) es una especie protegida que utiliza las costas de Canarias para criar. El Cabildo coordina cada año entre octubre y noviembre la Campaña de La Pardela -con acciones como el Apagón de La Pardela del pasado viernes- con el objetivo de paliar los efectos que tiene sobre los pollos (o crías) de la especia la iluminación artificial. El instinto de los pollos les lleva a buscar la luz de la luna para emprender el primer vuelo de su vida, siendo la contaminación lumínica un factor que provoca su desorientación y colisión con focos, rocas u otros elementos.

Con la implicación de los cuerpos policiales y servicios medioambientales, grupos de voluntariado y la propia participación ciudadana es posible recuperar los ejemplares que se localizan accidentados. Basta con una llamada al 112 para activar los protocolos necesarios en cada caso para, como en la tarde de hoy, poder atender y recuperar a los ‘pollos’ accidentados o desorientados antes de su liberación en diferentes puntos de la costa de Fuerteventura.

En la suelta de hoy sólo uno de los tres ejemplares pudo finalmente emprender el vuelo. Los otros dos continuarán recuperándose en la Estación Biológica de La Oliva o, en caso de necesitar mayores cuidados veterinarios, serán trasladados a los centros de recuperación de fauna accidentada de Gran Canaria hasta estar en condiciones de poder valerse por sí mismos. Junto a los docentes y la consejera participaron en la suelta la concejala en la Oliva Iballa Martínez y su hija Cheire (fotografías adjuntas).

El Cabildo, desde su Consejería de Medio Ambiente, traslada las siguientes recomendaciones en caso de aparecer ejemplares de pardela accidentados o desorientados:

RECOMENDACIONES

Uno de los aspectos principales de la Campaña de la Pardela es la colaboración ciudadana para localizar a especimenes de pardela accidentados o en apuros. Para alertar a las autoridades competentes, cualquier persona podrá contactar de manera genérica a los servicios de vigilancia a través del 112, aunque también se encuentran disponibles los siguientes números de teléfono:

Cabildo. 928 862 300 / Medio Ambiente: 928 852 106 / Agentes de Medio Ambiente: 626 98 23 71

Policía Local. Puerto del Rosario: 928 850 635 / Antigua: 928 878 024 / La Oliva: 928 866 107 / Pájara: 928 541 022 / Tuineje: 928 870 000

Guardia Civil. Puerto del Rosario: 928 851 551 / Morro Jable (Pájara): 928 541 107 / Corralejo (La Oliva): 928 867 267 / Gran Tarajal (Tuineje): 928 162 766

Qué hacer

La pardela cenicienta (Calonectris diomedea) es un ave protegida con interés científico, su ciclo de vida no es demasiado largo y se reproduce una vez por año (un huevo por puesta). Esta campaña pretende cubrir el período en el que el desarrollo final del pollo corre mayor riesgo, ya que son presa fácil de ratas y gatos, el hombre los captura para aprovechar su grasa o como alimento y la contaminación lumínica los desorienta en su primer vuelo hacia el mar, chocando contra postes de luz, antenas, tendidos eléctricos, etc.

Es importante que tras alertar a las autoridades nunca se les proporcione alimento ni agua, ya que cuentan con unas reservas de grasa que les permite subsistir. Y, por supuesto, no hay que echarla a volar, ya que antes debe ser examinada por los técnicos para proceder a su recuperación. Si es necesario trasladarla, se debe hacer en una caja de cartón agujereada, para que puedan respirar.

Al localizar una pardela ésta suele permanecer inmóvil en el suelo. Cuentan con un pico muy afilado, por lo que si intenta picar es importante no retirar la mano de forma brusca para evitar cortes.

Campaña de La Pardela

La Campaña de La Pardela se dirige a evitar que los pollos se accidenten, por un lado, y también a movilizar a la ciudadanía y otros organismos a participar en la detección y atención de los ejemplares heridos o desorientados.

Las labores de vigilancia cuentan con la participación de de las policías locales en los seis municipios majoreros, la Guardia Civil desde el cuerpo del SEPRONA, los agentes y vigilantes de Medio Ambiente del Cabildo y voluntarios ambientales o de cuerpos como Protección Civil. También juegan un papel importante los vecinos que dan el aviso cuando avistan un pollo de pardela accidentado.

En cuanto a las acciones de sensibilización, la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo distribuye paralelamente una serie de folletos y cartelería sobre la Campaña de La Pardela entre los centros culturales, educativos o museísticos de la Isla. Este material se encuentra disponible en tres idiomas (español, inglés y alemán) para poder hacer efectiva la campaña entre turistas y la población extranjera.

El Departamento de Fauna también ha hecho llegar a todos los cuerpos policiales información con los protocolos de actuación a seguir en caso de aparecer pardelas accidentadas.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share