Nov 5, 2012
0 0

El PSOE insta al Gobierno a negociar una ley que evite los desahucios

Written by
Share

El PSOE ha instado al Gobierno a negociar su proposición de ley contra los desahucios y a tramitarla en el Congreso de los Diputados por procedimiento de urgencia, igual que ha hecho con las reformas financieras. «Aunque el Ejecutivo tenga tiempo para crear comisiones y grupos de trabajo, los ciudadanos en riesgo de perder su vivienda no lo tienen», ha dicho en rueda de prensa el responsable socialista de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, Antonio Hernando.

La proposición de ley, que fue registrada la pasada semana en el Congreso, ha sido presentada este lunes por la secretaria de Política Económica y Empleo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, y por Hernando, quien ha urgido al Gobierno a «encerrarse en una habitación» junto al principal partido de la oposición «y no salir hasta que se haya redactado un texto definitivo, porque la gente necesita soluciones inmediatas». «Nosotros que somos promotores de la iniciativa estamos dispuestos a encerrarnos con el Gobierno», ha remachado.

Rodríguez-Piñero, por su parte, ha explicado que esta nueva normativa «va mucho más allá que la dación en pago, porque ésta solo resuelve una parte del problema, que es la de la deuda pendiente; sin embargo, con esta ley, el PSOE busca que las familias no se queden sin vivienda».

Según la secretaria de Política Económica del partido, la propuesta socialista «cambia la relación de fuerzas y permite que haya equilibrio entre los ciudadanos y las entidades financieras», pues, tal y como ha apuntado, «los bancos tienen responsabilidad en estos procesos, ya que concedieron créditos sin haber medido bien los riesgos, por lo que tienen que asumir su parte de culpa».

Para evitar el sobrendeudamiento familiar, la normativa fija un límite, tanto en la cuantía como en el tiempo, para los préstamos hipotecarios. En concreto, el tiempo pasaría de los 40 años actuales a 30, y la cuantía a pagar por los compradores de una vivienda estaría limitada al 80% del valor del inmueble, «para que así al menos puedan ahorrarse ese 20%».

Otro de los puntos principales de la ley es que las entidades que actualmente reciben ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se vean obligadas a iniciar un proceso de negociación extrajudicial previo al concurso de acreedores «en el que se pueda llegar a un acuerdo que evite el desahucio».

Además, Inmaculada Rodríguez-Piñero ha incidido en que durante este procedimiento «debe haber una moratoria que deje en suspenso el proceso de ejecución hipotecaria y, si al final las dos partes no logran un acuerdo y tienen que llegar a los tribunales, que se mantenga esa moratoria y se frene el desahucio».

El PSOE ha asegurado que si la ley llega a buen puerto «será posible evitar el desahucio de las 200.000 familias que se encuentran ahora mismo en riesgo». No obstante, la formación ha destacado la «imposibilidad» de que la normativa se pueda aplicar con carácter retroactivo a los procesos de ejecución ya iniciados.

SUBASTAS CON EL MISMO VALOR QUE EL DE TASACIÓN

Rodríguez-Piñero ha incidido en que la nueva normativa obligaría a, si finalmente se tiene que llegar a un proceso de subasta, ésta no se haga por un valor inferior del que la vivienda fue tasada en su día.

«El PSOE quiere que las subastas se hagan por el mismo valor que los inmuebles tenían cuando se concedieron los créditos», ha subrayado la secretaria de Política Económica y Empleo, quien también ha resaltado que la ley incorpora medidas para que haya una «independencia real» de las entidades tasadoras respecto de las financieras.

La dirigente socialista ha resaltado que esta nueva normativa modifica cinco leyes actuales, «ya que la legislación hipotecaria española es muy anticuada», y ha añadido que, con ella, «se dan todas las condiciones para que las personas no se queden sin vivienda».

OPOSICIÓN ÚTIL

Inmaculada Rodríguez-Piñero ha aseverado que esta proposición de ley, que el PSOE registró después de consultarla con colectivos afectados, «forma parte de lo que el secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, denomina oposición útil, que no es otra cosa que ser útiles a los ciudadanos y resolver los problemas que más les preocupan».

Para el PSOE, el objetivo «fundamental» es que no se produzcan más desahucios y que ninguna familia más «tenga que verse abocada a quedarse en la calle». Por ello ha resaltado la «urgencia» con que el Gobierno debe aprobarla, «pues si ha dado ayudas a los bancos de forma urgente, con las familias debe hacer lo mismo».

Article Tags:
·
Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share