Oct 24, 2012
0 0

El PP tumba las once enmiendas a la totalidad a los Presupuestos

Written by
Share

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado este miércoles, con los 179 votos del PP y UPN y la abstención de FAC, las once enmiendas de totalidad presentadas por el resto de las formaciones parlamentarias contra el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013, que se han votado de forma conjunta.

Tras casi ocho horas de debate en el Hemiciclo de la Cámara baja, los ‘populares’ no han logrado convencer a ninguno de los grupos para que retirara su enmienda, y sólo ha conseguido el apoyo de Unión del Pueblo Navarro –socio natural del PP– y la abstención de Foro Asturias (FAC) que, no obstante, no renunciarán a presentar enmiendas parciales al texto.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha aprovechado su última intervención en el Hemiciclo para agradecer el apoyo de PP y UPN a su proyecto, y también la abstención crítica de FAC. Todo ello ante un sonriente presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha acudido a la Cámara para la votación.

“No son tiempos fáciles, ni para estar en el Gobierno ni para ejercer la política. Pero eso es precisamente lo que se le exige a la política en Democracia: respuestas a los tiempos difíciles. Y el proyecto de Presupuestos pretende ser esa respuesta y abrir una puerta de oportunidades y confianza en la sociedad española”, ha explicado.

Además, ha subrayado la importancia de la estabilidad política actual, garantizada por la mayoría absoluta del PP en las dos cámaras, por la “seguridad, confianza y fiabilidad” que eso aporta, y también ha animado a los “grupos críticos” con las cuentas del Ejecutivo a que, en el trámite parlamentario de enmiendas parciales, “expongan sus posiciones concretas en materia de gastos e ingresos públicos”.

“Para que todos nos sintamos comprometidos con lo que deben ser objetivos comunes y compartidos: salir cuanto antes de la crisis, vencer esta situación y hacerlo como miembros de un gran país, de una sociedad con una gran fortaleza, que ha sabido vencer muchas dificultades en su historia y ahora es capaz de hacerles frente en un proyecto común europeo”, ha concluido Montoro.

HACE FALTA MÁS GASTO SOCIAL

Sin embargo, el resto de formaciones han apoyado las enmiendas de totalidad presentadas por PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), CiU, UPyD, PNV, Amaiur, BNG, ERC, CC-NC, Compromís-Equo y Geroa Bai. El argumento más generalizado para rechazar los presupuestos es que las previsiones sobre las que se sustentan (PIB, paro, ingresos o exportaciones) no se cumplirán y que las cuentas son irreales y que tendrán que ser modificadas prácticamente antes de su aprobación definitiva.

Además, consideran que llueve sobre mojado, y que los recortes previstos para el próximo año agravarán los ya aplicados en el actual ejercicio, lo que sólo profundizará en la recesión y la destrucción de empleo sin conseguir con ello alcanzar los objetivos de déficit pactados con la Unión Europea.

La recentralización política y los recortes en las transferencias también se han contado entre las críticas repetidas por todos los grupos a lo largo de estas dos jornadas, durante las que se ha reclamado insistentemente una reforma fiscal y una lucha más decidida contra el fraude.

Por contra, el Gobierno argumenta que los Presupuestos recogen el mayor gasto social de la Democracia, y que se cumplirán como demuestra el cumplimiento de las cuentas de 2012, que ya marcan la senda de recuperación de la economía. Para ello, lo primero es recuperar la confianza, lo que pasa por embridar las cuentas públicas.

CUENTAS AUSTERAS

Éstas son las prioridades que reflejan unas cuentas que incluyen un ajuste de 13.000 millones de euros que se destinará, prácticamente en su totalidad, a financiar la partida destinada a pagar los intereses de la deuda, que se eleva en 10.000 millones, y las pensiones. El objetivo será, un año más, alcanzar el objetivo de déficit del 3,8% pactado con Bruselas para 2013.

En concreto, los gastos del Estado crecerán un 5,6% en 2013 hasta los 169.775 millones de euros por las mayores aportaciones a la Seguridad Social (+74,9%), que ha de hacer frente al pago de pensiones y prestaciones por desempleo, y por la necesidad de hacer frente a los intereses de la deuda.

Por otro lado, el gasto de los ministerios ascenderá a 39.722 millones de euros, lo que supone un ahorro del 8,9%. En cuanto a la composición del gasto, un 63,6% se destinará a gasto social, un 17,2% a transferencias autonómicas, un 6% a la financiación de servicios públicos básicos y el resto a actuaciones de carácter económico (4,5%), actuaciones productivas (4,1%) y resto de actuaciones (4,6%).

Por el lado de los ingresos tributarios, se prevé alcanzar los 175.177 millones antes de la cesión a entes territoriales, lo que supone un 3,8% más sobre lo presupuestado en 2012 y un 2,7% más respecto a la ejecución.

Dentro de este capítulo, para 2013 se esperan unos ingresos por IRPF de 74.215 millones de euros, lo que supone un 1,5% más sobre el presupuesto de 2012; por Sociedades, 19.012 millones (-2,8%); de 54.657 millones por IVA (+14,6%); y por impuestos especiales, de 19.956 millones (+8,3%). Los ingresos tributarios después de la cesión a entes territoriales ascenderán a 105.311 millones (+37%).

Por otro lado, los ingresos no tributarios alcanzarán los 18.733 millones (+55,8%), mientras que después de las cesiones territoriales se situarán en 124.044 millones, un 4% más.

TRAMITACIÓN PARLAMENTARIA

Tras el rechazo de las enmiendas de totalidad, los grupos parlamentarios cuentan de plazo hasta las 14.00 horas del viernes para presentar sus enmiendas parciales, que serán analizadas entre los días 29 y 31 de octubre en la Comisión de Presupuestos junto con el proyecto de ley del Gobierno.

El dictamen incorporará los cambios que se acuerden. Esta resolución y las enmiendas que queden vivas se someterán a debate en las comisiones parlamentarias durante la primera semana de noviembre, y el dictamen definitivo pasará entonces al Pleno de la Cámara baja en la semana del 12 al 15 de noviembre, donde cada uno de los ministros del Gobierno defenderá las cuentas de sus respectivo departamento.

Una vez aprobado el proyecto en el Congreso, en vísperas de las elecciones catalanas, el texto se remitirá al Senado, donde se reproducirá toda la tramitación. El proyecto de ley regresará a la Cámara Baja con los cambios pertinentes a finales de año para ser aprobado de forma definitiva en la semana del 17 al 20 de diciembre, antes de las Navidades. Y el 1 de enero de 2013, los Presupuestos entrarán en vigor.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share