Oct 16, 2012
0 0

Miembros del Gobierno creen que varios países de la UE pedirán relajar el déficit

Written by
Share

Algunos miembros del Gobierno creen que varios países de la Unión Europea serán partidarios de la flexibilización de los objetivos de déficit antes de que finalice el año. Este debate, que abrió la semana pasada la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, es algo que ya rondaba en algunas conversaciones europeas en las últimas semanas.

De hecho, el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, reconoció el pasado fin de semana, en Tokio, que la posibilidad de que “la Comisión revise un poco el calendario de reducción del déficit es algo que ya forma parte del planteamiento general”.

Miembros del Gobierno consultados por Europa Press aseguran que es previsible que antes de fin de año varios países de la Unión Europea planteen la opción de que la UE establezca unos plazos más largos para cumplir con los objetivos de déficit. Alguno de los consultados apuntó incluso que lo pueden pedir “todos los países”.

De hecho, las fuentes consultadas admiten que esta posibilidad es una cuestión sobre la que se está hablando a ciertos niveles. Pero también señalan que es previsible que lo acaben planteando varios socios que comprueben en sus propias cuentas la dificultad de cuadrar los ingresos y gastos fiscales.

En el caso de España, la intención que reitera el Gobierno es la de cumplir con el objetivo de déficit comprometido del 6,3 por ciento del PIB, pero admiten que efectivamente la política de austeridad puede tener unos efectos contractivos sobre el crecimiento económico. Por ello, no descartan que si hay un acuerdo, estos objetivos se puedan modificar y eso, añaden, “nos vendría bien”.

Alguno de los consultados pone como ejemplo la dieta de adelgazamiento y afirma que si a una persona se le pide que pierda quince kilos en un mes, lo tendrá muy complicado, pero si le dan seis meses, es un objetivo factible aplicando las medidas adecuadas.

No obstante, los consultados no prevén que este asunto del déficit se aborde en el próximo Consejo Europeo que se celebrará esta misma semana, de hecho, argumentan que hasta noviembre no se conocerá con precisión cuáles van a ser los ingresos fiscales. El propio De Guindos apuntaba en esta misma dirección el pasado fin de semana: “a principios de noviembre veremos lo que son las nuevas proyecciones de la Comisión Europea, tanto de crecimiento como de déficit público, y a partir de ahí se verá”.

Por ello, el objetivo de España para la cita europea de esta semana es avanzar en la Unión Bancaria, aunque puede que no se vean los resultados hasta la de diciembre. De hecho, el Gobierno se está volcando en convencer a sus socios de la importancia de que se cumplan los acuerdos del Consejo Europeo de junio, que incluía la entrada en vigor del supervisor único para enero del próximo año, lo que podría permitir que los fondos del rescate bancario a España no computaran como deuda.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share