Oct 5, 2012
0 0

La revisión del catastro hace aflorar más de medio millón de euros en contribuciones pendientes de pago

Written by
Share

A pesar de que el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane había suscrito desde 1998 un convenio de colaboración con la Dirección General del Catastro, los continuos incumplimientos de los acuerdos contemplados en el mismo provocaron que el 3 de enero de 2011 este organismo denunciara a la corporación por las irregularidades detectadas.

Finalmente, y tras varios meses de trabajo, la concejalía de Hacienda ha logrado que la Gerencia Territorial del Catastro de Santa Cruz de Tenerife incorpore cientos de inmuebles pendientes de registro y se regularice la situación de aquellos edificios, fundamentalmente de nueva construcción, que no existían en la base de datos catastral y, por consiguiente, en el padrón del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Una irregularidad que económicamente se cifra en los tres últimos años en más de medio millón de euros en contribuciones pendientes de abono de las que, hasta el momento y una vez notificada la situación a los propietarios, se ha logrado recaudar más de 350 mil euros.

Para el concejal responsable del área, Mariano Hernández Zapata “ésta es una muestra más de la deficiente gestión realizada en materia fiscal y tributaria en las últimas legislaturas donde nuestros dirigentes, en lugar de centrar sus esfuerzos en garantizar la igualdad de condiciones entre los ciudadanos, con sus derechos y deberes, consentían que mientras unos pagaban religiosamente sus contribuciones con otros se hicieran la vista gorda sin comprobar siquiera si su situación económica les permitía hacer frente o no a los impuestos municipales”.

“Quienes hoy acusan desde la oposición a este Grupo de Gobierno de afán recaudatorio” afirma el edil, “deberían reflexionar sobre su labor al frente del Ayuntamiento, el endeudamiento generado a la corporación y el hecho de que desde 1998 hayan prescrito miles de euros en contribuciones que, sin duda, bien invertidos podrían generar muchos de los puestos de trabajo que a día de hoy necesitan nuestros vecinos y las familias llanenses”.

Para el concejal de Hacienda el convenio suscrito hace 19 años con la Gerencia Territorial del Catastro convirtió al Ayuntamiento en la entidad responsable de realizar el trámite de las nuevas altas y terminó derivando en una dejadez de funciones por parte de la administración municipal, generando discriminaciones que, a su juicio, “son intolerables, más aún si se tiene en cuenta que se trata de dinero público”.

El acuerdo delegaba en el Ayuntamiento las funciones de tramitación y aprobación de los expedientes de alteraciones catastrales así como las de orden físico y económico. Es decir, todos los cambios a los que se someten las parcelas y solares una vez edificados y que pasan de tener uno a varios propietarios, tantos como vecinos residen en las viviendas de nueva construcción o titulares de locales comerciales se refiere, entre otras cuestiones.

Mariano Hernández explicó que aunque en 1998 el Ayuntamiento se comprometió con la Gerencia del Catastro a prestar servicios como la recepción de la documentación y asistencia al contribuyente en la cumplimentación de las declaraciones de alteraciones catastrales concernientes a bienes inmuebles de naturaleza urbana y rustica, lo cierto es que dichas tareas no se realizaron correctamente por lo que finalmente, y ante el incumplimiento reiterado de los acuerdos, la propia Gerencia Territorial procedió a denunciar a la corporación y a declarar nulo dicho convenio.

“Ello implica” expuso el concejal de Hacienda “que desde entonces no se han realizado los trabajos de campo y revisiones necesarias para la comprobación de los datos físicos, jurídicos o económicos de los bienes inmuebles declarados, ni se han supervisado cuestiones como, por ejemplo, superficies y linderos y plantas o planos de situación catastrales de las fincas, provocando que el Ayuntamiento sufra una pérdida de eficiencia recaudatoria de dimensiones incalculables”.

Finalmente, el edil adelantó que próximamente comenzará la fase previa que permitirá adaptar las diferentes unidades catastrales al nuevo Plan General de Ordenación y agradeció la implicación y buena disposición demostrada por la Gerencia Territorial del Catastro de Santa Cruz de Tenerife y de la Unidad Local del Catastro en La Palma, que desde un primer momento y a pesar de los innumerables expedientes acumulados se han volcado en la mejora del Catastro de Los Llanos de Aridane.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share