Oct 2, 2012
0 0

Muerte de un joven sin hogar más en el más absoluto abandono en Santa Cruz de Tenerife.

Written by
Share

Sin tiempo para descansar, hoy tenemos que lamentar la muerte de un joven sin hogar más en Santa Cruz de Tenerife. Se trata de Iván G. R., nacido en el año 1975, y fallecido el pasado 21 de marzo de este año 2012, con la sola compañía de su pareja Carmen, abandonado por todos en una chabola de la zona de la Meseta Alta – Los Lavaderos, un barrio marginal de Santa Cruz de Tenerife justo por detrás del lujoso Hotel Mencey. Murió aquel día, de muerte natural, producto del abandono más absoluto en el que viven las familias de aquella zona de la ciudad. En la Plataforma conocíamos a Iván y a su pareja, sabíamos de su precaria situación y así lo denunciamos en su día, cuando los vimos una mañana cogiendo comida de un contenedor en la santacrucera calle de El Pilar. Por desgracia no supimos de su muerte hasta hace unos días. No lo hemos sabido porque nadie nos avisó y tampoco nadie lo hizo público desde el Ayuntamiento o desde los facultativos médicos que certificaron la muerte. Está claro, no interesa que se sepa que después de todas las muertes de sin hogar que se han ido produciendo en la ciudad, con Comisiones de Trabajo para las personas sin hogar, con Plenos Extraordinarios sobre Asuntos Sociales y con Mociones Institucionales donde se aprueban cosas importantes, aún sigue todo como estaba antes o peor en los Servicios Sociales de Santa Cruz de Tenerife.

Así, hoy, con unos meses de retraso queremos denunciar su muerte. Una muerte más que sumar a la ya larga lista de personas que fallecen en el más absoluto abandono institucional en nuestras calles. En esta ocasión era un joven sin hogar, con adicciones como muchos de ellos, al que nadie en los Servicios Sociales ni en la UMA ni en ninguna otra institución atendía. Estamos convencidos que de haber sido tratado de sus adicciones y viviendo en otro lugar más sano sin duda hoy Iván estaría vivo.

Su pareja, Carmen, con la que hemos podido hablar esta misma mañana, nos cuenta que anda gravemente enferma y arrastra una fuerte depresión tras la muerte de su compañero, del que aún sigue esperando la autopsia de los juzgados tantos meses después y al que aún no le ha podido ni celebrar una triste misa en su memoria. Está claro, son los olvidados del mundo, no importan a nadie.

 

Decir que en ese barrio marginal de la Meseta Alta – Los Lavaderos viven otras familias tanto o más precarias que Carmen e Iván con las que también hemos hablado. Adjuntamos fotos 008, SNC00658 y SNC00662, donde se aprecian algunas de las viviendas que usan las familias que allí viven. Por allí por supuesto no van nunca los de la Unidad Móvil de Acercamiento del Ayuntamiento, la UMA, un servicio que presta la empresa Arasti Barca para el consistorio desde hace ya bastantes años y que también lleva la gestión del Albergue Municipal, una empresa que en la última licitación se llevó del Ayuntamiento 1.503.229,75 euros, según consta en la propia web del Ayuntamiento. Nos cuentan que con los nuevos horarios la UMA ya no sale a asistir a la gente en la calle más allá de las diez de la noche. Tampoco entran en las edificaciones y cuevas donde vive gente, algo que al parecer tienen prohibido por seguridad propia. Es curioso porque nosotros en la Plataforma sí que entramos en estos lugares donde vive tanta gente y no nos ha ocurrido nunca nada.

Un problema añadido con el que se encuentran las familias sin hogar que viven en esta zona de los Lavaderos y en otras zonas (La Celgán, las cuevas de Ifara, el Viera y Clavijo, el Pancho Camurria, etc), es la imposibilidad de acceder a ayudas sociales, cursos de formación y otras cuestiones por no tener domicilio fijo para dar a la institución que ha de ayudarlos. Viven por tanto totalmente fuera del sistema, sin atención, sin ayudas y también sin domicilio legal. En la Plataforma estamos trabajando en habilitar uno de nuestros domicilios como domicilio postal de todas estas personas sin hogar, para dar solución a uno de sus tantos problemas, aunque creemos que esto como otras tantas cosas no debíamos hacerlo nosotros, simples ciudadanos sin medios, debía ser cosa de nuestras instituciones y de los servicios que ellos tienen que tanto dinero nos cuesta a la ciudadanía. Pero, esto, ya lo estamos viendo, es como pedirle peras a un olmo, se nos antoja algo difícil.

 

Por último, a modo informativo, adjuntamos la lista de personas sin hogar fallecidas en Santa Cruz de Tenerife en el último año y medio (11), que tengamos nosotros constancia, a la que hay que sumar la muerte de Iván, porque como vemos, a veces muere gente y nadie se entera.

 

1.-Francisco Javier G. G. 1 de abril: era un sin techo, murió en el hospital.

2.-Giedrus V. 15 de abril: era un sin techo, murió en el estadio Heliodoro.

3.-Manuel Ramón H. S. 16 de abril: era un sin techo, murió en la plaza del mercado tras tres día agonizando. Su muerte fue denunciada ante la Justicia por miembros de la Plataforma por omisión del deber de socorro, hay diligencias abiertas.

 


4.-Aly Badara, 1 de mayo: era un sin techo, murió de tuberculosis, estaba en el albergue y lo trasladaron muy enfermo al hospital, murió a los pocos días.

5.-Hansen F. E. 16 de mayo: danés, sin techo, murió en la estación de guaguas.

6.-José L. M. 28 de mayo: sin techo, murió en las chabolas del Pancho Camurria.

7.-Francisco, 40 y pocos años, finales de septiembre: usuario habitual del Albergue, murió de tuberculosis a finales de septiembre de 2011, ningún medio lo hizo público.

8.-Alonso G. F. 5 de noviembre: sin techo, murió calcinado en las chabolas del Pancho Camurria.

9.-En el mes de noviembre murió una señora de 51 años de la que nunca pudimos saber su nombre, tras desvanecerse en el rastro; la señora, aunque tenía familia, llevaba días bebiendo y deambulando sola muy borracha por las calles de Santa Cruz de Tenerife. El día antes de morir fue asistida por miembros de la Plataforma que solicitamos su ingreso en el hospital, en lugar de eso la llevaron al albergue, y al día siguiente murió.

10.-Señor mayor, sin techo, conocido como “El Legionario”, murió a mediados de diciembre abandonado en una céntrica calle de Santa Cruz tras ir degenerando lentamente.

11.-Manuel: de unos 60 años, falleció el pasado 1 de enero en su cama en el albergue, se habló de muerte natural.

Article Categories:
Contar · Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share