Sep 21, 2012
0 0

El Cabildo de Tenerife advierte del riesgo de escorrentías en las zonas afectadas por los incendios

Written by
Share

El Cabildo de Tenerife, en virtud al Plan de Defensa frente al Riesgo de Avenidas (PDA), ha advierte del riesgo de escorrentías en las zonas afectadas por los incendios.

El primer encuentro tras su aprobación en julio, celebrado el pasado lunes entre el Consejo Insular de Aguas (CIAFT), las áreas de Seguridad y Emergencia; Carreteras; Medio Ambiente; Movilidad; Agricultura y Patrimonio Histórico, así como representantes de los servicios de transporte y tranvía, insistió también en prestar atención a los puntos de riesgo relacionados con carreteras.

El consejero de Aguas, Jesús Morales, explica en un comunicado que «lo más importante en estos momentos es estar lo mejor preparados que podamos ante posibles avenidas». Por ello, añade que aunque haya un periodo largo de sequía, no se debe «bajar la guardia» ya que en cualquier momento pueden llegar las «esperadas lluvias».

El Plan de Defensa aborda el análisis y el diagnóstico del riesgo  de avenidas en la isla y propone programas de actuación concretos. En él, se identifican y describen las causas del riesgo, se establece su  valoración cuantitativa y cualitativa, al tiempo que se proponen  normas, pautas de actuación y tipos de medidas correctoras,  estructurales, no estructurales, informativas y de emergencia.

Una de las conclusiones a las que llega este Plan es que en  Tenerife no puede resolverse el problema con las medidas clásicas de  defensa, –como  presas  o  encauzamientos– por las características singulares y circunstancias  que  concurren en la isla.

Las acusadas pendientes hacen que el agua circule a gran velocidad,  tanto por los cauces como por las laderas, incrementando, de esta forma, el riesgo. El documento señala, asimismo, que atacar el problema, exclusivamente a través de actuaciones estructurales no  puede ser la solución, además de requerir unas inversiones  «imposibles».

En este sentido, aclara que una política de este tipo tendría un impacto social y ambiental «muy negativo» que afectaría tanto a los núcleos urbanos consolidados como a la red de espacios naturales. La política posible y más eficaz es la de establecer las medidas que permitan a la población convivir con el riesgo en términos aceptables, ya que este nunca podrá eliminarse en su totalidad.

MEDIDAS NO ESTRUCTURALES

Entre otras medidas no estructurales, se pusieron de manifiesto las relativas a mapas de riesgo, señalización, planes de emergencia, instrucciones de auto protección, planes de seguros y la planificación urbanística.

Tras este primer encuentro de coordinación, se llevarán a cabo reuniones técnicas entre el Consejo Insular de Aguas, encargado de la redacción del Plan, y las áreas, organismos y empresas del Cabildo, con el fin de analizar los riesgos de mayor gravedad y coordinar medidas no estructurales que permitan minimizar el riesgo, a la vez que se llevará el plan a la comisión autonómica de protección civil haciendo partícipes a los ayuntamientos en la aplicación del PDA.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share