Sep 17, 2012
0 0

El Laboratorio Agroalimentario de Fuerteventura retoma su actividad

Written by
Share

El Laboratorio Agroalimentario de Fuerteventura (LAF) ha retomado su actividad durante el mes de septiembre gracia a un convenio de colaboración GDR Maxorata, que ha permitido externalizar sus servicios, ante los impedimentos impuestos por la nueva normativa del Gobierno de España para poder contratar directamente personal propio, pese a contar con las previsiones presupuestarias suficientes para hacerlo. Una vez completados los requisitos previos de acreditación ante las agencias certificadoras de calidad en los análisis, los productores lácteos de Fuerteventura ya pueden solicitar turno para realizar sus análisis en el teléfono 928878066.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, y la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rita Díaz, visitaron esta mañana las instalaciones, junto a los técnicos encargados del funcionamiento. Rita Díaz explicó que “el Laboratorio ya está a pleno rendimiento, costó, porque se varió todo el sistema de personal y hubo que buscar una fórmula acorde a las nuevas exigencias del Gobierno, pero ya están solventados todos los problemas”. Mario Cabrera señaló además que “es un laboratorio ejemplar. Único en Canarias por su carácter público, y abierto a seguir ampliando los servicios que presta. El parón en su actividad, impuesto por la nueva normativa estatal, ha significado un sobrecoste para el productor local, que ha tenido que afrontar gastos extras derivados de enviar los análisis a realizarlos en el exterior. Ahora ya se pueden volver a realizar sin salir de la Isla y estamos dispuestos a acoger también demanda de otras islas”.

El Laboratorio de Lácteos del Cabildo es el único 100% público de Canarias y desde su apertura ha venido funcionando totalmente gratuito para los ganaderos y queseros de la Isla, ya que el Cabildo asumía todos los costes.

Su función es hacer análisis microbiológicos sobre muestras de queso y muestras de leche, para el control de la calidad de producción. Superar con éxito estos controles es imprescindible para las autoridades sanitarias autoricen la comercialización de la leche o del queso y su consumo humano.

Lo habitual es que las ganaderías pequeñas y las queserías pequeñas hagan un control de leche y de queso cada 15 días. Las ganaderías y queserías grandes pueden hacerlo hasta semanal (depende de las dimensiones de la producción).

De media el Laboratorio suele hacer unos 50-60 controles cada semana. Un análisis normal de cada control, si todos los parámetros dan correctos, dura 48 horas. Si se detecta alguna debilidad o carencia hay que hacer un estudio más pormenorizado y un seguimiento, lo que hace que el análisis y las pruebas complementarias duren hasta una semana.

Durante el tiempo que ha permanecido cerrado por las medidas impuestas por el Gobierno de España, los análisis han teniendo que hacerse en laboratorios de Tenerife y Gran Canaria (es donde único hay al margen de Fuerteventura), que cobran entre 1’5 y 3’5 euros por cada análisis a las muestras de leche y entre 35 y 45 euros por cada análisis a las muestras de queso. A esa cantidad hay que sumarle 20 o 25 euros en concepto de coste de transporte (cada vez que se manda una muestra hay que pagar esta cantidad), ya que deben ir selladas y por mensajería urgente.

El cierre temporal del Laboratorio de Lácteos se hizo porque la entrada en vigor de la nueva normativa estatal por la que se impiden hacer nuevos contratos de personal a las administraciones públicas (Diciembre de 2011), coincidió con la finalización del contrato laboral de los trabajadores del Laboratorio. Tal y como se viene haciendo, se trató de gestionar un nuevo contrato (ya que estaba presupuestado en el Cabildo con fondos propios), pero la Delegación de Gobierno en Canarias informó que los contratos no podrían hacerse al no considerar prioritario el servicio.

El Cabildo alegó a esta decisión de la Delegación de Gobierno diciendo que es un servicio básico y prioritario para el sector primario y que por lo tanto había que hacer algún tipo de excepción por los daños y el sobrecoste que ocasiona al sector primario, pero fue rechazada con el argumento de que en Canarias (en otras islas) hay laboratorios que hacen ese servicio y que cada ganadero debe elegir a quien encargarle el trabajo. El Cabildo presentó una segunda alegación diciendo que en Fuerteventura no existen laboratorios acreditados para este servicio, sólo los hay en Gran Canaria y Tenerife, y que por lo tanto se debía considerar una excepción y un servicio prioritario. Pero de nuevo la Delegación de Gobierno volvió a rechazarlo. Por eso se ha tenido que poner en marcha el proceso de externalización del servicio, que culminó este verano con el acuerdo con GDR Maxorata.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share