Sep 11, 2012
0 0

Debe haber muchos más planetas capaces de albergar vida de los que se cree

Written by
Share

Un equipo internacional de científicos ha elaborado un estudio que sugiere que existen más planetas habitables de lo que se cree. El trabajo, que se ha hecho público en el Festival Británico de la Ciencia, se basa en un nuevo modelo de cálculo que determina la cantidad de agua que existe bajo la superficie de los planetas.

Hasta ahora, las investigaciones se realizaban analizando el agua que se detectaba en la superficie. La novedad de este trabajo es que es capaz de identificar los planetas que contienen agua en su interior en estado líquido, a raíz del calentamiento planetario.

Los expertos han explicado que los planetas que están muy cerca de su sol pierden agua superficial por la evaporación, mientras que en los planetas más alejados del sol el agua está congelada. Por ello, se estableció una distancia determinada a la que un planeta debía estar de su estrella para que pudiera ser habitable.

El autor principal del trabajo, Sean McMahon, ha apuntado que lo que se seguía hasta ahora era «un rango de distancias que permiten que en la superficie de un planeta similar a la Tierra –ni demasiado caliente ni demasiado frío– exista agua líquida».

«Los planetas que estaban en esa zona eran ideales para albergar vida», apunta el investigador, que añade que esta teoría «ideal» es demasiado simple porque «también existen hábitats significativos de microorganismos debajo de la superficie de la Tierra, que se extienden a varios kilómetros de profundidad».

Así, ha indicado que los planetas pueden recibir calor de dos formas: directamente de una estrella o desde el fondo del propio planeta. A medida que se desciende a través de la corteza de la Tierra, las temperaturas van aumentando. Incluso cuando la superficie está congelada, puede haber agua debajo del suelo.

Por ello este nuevo estudio se centra en hallar agua líquida en el interior de los planetas porque, según otro de los científicos de este trabajo, John Parnell, «la mayor parte de la vida de un planeta podría residir en su biosfera profunda».

En este sentido, McMahon ha indicado que «si se toma en cuenta la posibilidad de biosferas profundas hay que ampliar el rango de distancia que se aplica ahora entre la estrella y el planeta, ya que las condiciones de un planeta para albergar vida no está definida sólo por la situación de su superficie».

Los expertos han destacado la «importancia» de estos datos ya que, gracias a este nuevo trabajo, se podrá ampliar el número de planetas que hasta ahora se consideraban habitables.

Article Categories:
Ciencia

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share