Ago 16, 2012
0 0

La Denominación de Origen de Vinos La Palma informa de la previsión de vendimia

Written by
Share

 Breve descripción climática del año.

La Denominación de Origen de Vinos La Palma se divide en tres subzonas de producción diferenciadas por: las variedades, clima, suelo y sistemas de conducción, y es que la isla de La Palma debido a su orografía es muy singular. Podemos encontrar viñedos desde el nivel del mar, hasta los 1.400 metros de altitud.

CONDICIONES METEOROLOGICAS:

 Escasez de Precipitaciones.

 Debido a la sequía producida a lo largo de este año 2012, que ha provocado que no naciera nada verde, se están produciendo graves daños en los viñedos de Villa de Mazo, Fuencaliente y Las Manchas por fauna silvestre, principalmente daños por conejos.

 En esta campaña, la problemática está siendo muy importante. Las peritaciones en las parcelas de viticultores que tienen contratado el seguro y han dado parte de siniestro, en algunos casos han superado el 90% de daño, debido a que la población de conejos empieza a resultar alarmantemente alta, ya que empiezan a observarse conejos a cualquier hora del día y se sabe que esta especie tiende a tener más actividad vital por la noche, al atardecer o al amanecer, momento del día en el que buscan su alimento, por lo que resulta sospechoso observarlos a cualquier hora. Tanto ha sido la problemática que el Consejo Regulador se ha visto en la necesidad de trasladar escrito al Consejo Insular de Caza ante esta situación.

  • Golpe de calor.

 Las altas temperaturas y los bajos niveles de humedad registrados durante las cinco olas de calor que hemos sufrido a lo largo de este año 2012, unido a la falta de lluvia del pasado invierno, están afectado no solo a los racimos, produciendo la desecación total de los mismos por la evaporación del agua contenida en los granos de uva, se han observado también, daños en las cepas aún muy difíciles de cuantificar, ya que cabe esperar que las parras también se encuentren perjudicadas y que su futuro desarrollo vegetativo se vea afectado negativamente, con lo que es de suponer que las próximas cosechas también se verán muy mermadas. Las parras no han tenido una brotación regular, presentan síntomas de sufrir estrés hídrico, con hojas muy amarillas, poco turgentes y aparición de pigmentación ocre propia de épocas otoñales.

 Todo estos condicionantes meteorológicos, han propiciado incendios forestales como los que muestran la siguiente imagen, tomada por Alicia García, del incendio sucedido en el municipio de El Paso el mes pasado y en Villa de Mazo en el presente mes. Podemos ver como ha quedado calcinado todo lo que se encontraba alrededor de la viña y, como en la parcela de viña solo se han visto afectados los bordes, más que nada, por el efecto de las altas temperaturas que generan las llamas producidas por el fuego.

 Hay que tener en cuenta, que el viñedo, es un cortafuegos natural y que muy difícilmente arde hasta el punto de quemarse y calcinarse, pero si han sido varias las parcelas afectados por el efecto del golpe de calor producido por el incendio, principalmente por el ocurrido en el municipio de El Paso.

 Análisis por subzonas:

Subzona Hoyo de Mazo: La vendimia dará comienzo en esta subzona, el día 15 de agosto, un par de días antes que en la campaña 2011.


Se espera una merma importante en la producción. Las causas de la escasa cosecha de esta zona, podemos encontrarlas en el poco nacimiento de racimos, debido a la mala brotación del viñedo por la ausencia de frío invernal y la escasez de lluvias, siendo uno de los años más secos desde que se tiene constancia histórica. A todo esto hay que añadir los daños producidos por la fauna silvestre (pájaros, lagartos, conejos, perdices etc), principalmente en los primeros estados de desarrollo vegetativo de la planta, que es cuanto más daño producen.


Subzona Fuencaliente: En esta subzona, se espera una merma importante, debido a las causas anteriormente expuestas para la subzona Hoyo de Mazo, a lo que hay que sumar, las repetidas olas de calor, hasta cinco, con temperaturas superiores a los 35 grados y vientos calientes muy importantes.


Subzona Norte: La vendimia está previsto que comience en esta subzona a mediados del próximo mes de septiembre, si no se adelanta por alguna razón inesperada. En esta subzona, ha sucedido prácticamente lo mismo que en el resto de la isla, bajas precipitaciones, muy inferiores a las normales y daños por golpe de calor.

Ante el panorama anteriormente descrito, hacemos la siguiente previsión de cosecha, podemos decir que se espera una cosecha entorno a los 700.000 kg, algo inferior a la de la campaña del 2011 que fue de alrededor de 900.000 kg.

En la siguiente tabla, se muestra un histórico de las vendimias que van del año 1993 hasta el año 2011.


HISTORICO VENDIMIAS DEL CONSEJO REGULADOR (1993- 2011)

Año

Viñedo (HA)

Nº Viticultores

Nº Bodegas

KG. Controlados

1993

450

430

3

1994

592

652

4

1.056.859

1995

780

758

5

344.045

1996

812

876

7

798.203

1997

885

1.038

8

1.460.932

1998

985

1.199

11

494.370

1999

1.023

1.250

14

1.345.785

2000

1.050

1.439

18

2.268.386

2001

1.044

1.438

18

1.011.000

2002

927

1.323

18

809.615

2003

925

1.321

18

1.540.916

2004

864

1.262

16

1.155.597

2005

843

1.272

16

1.720.326

2006

823

1.232

16

1.916.620

2007

805

1.289

16

595.000

2008

786

1.286

18

1.100.000

2009

740

1.256

19

1.210.000

2010

737

1.246

18

690.000

2011

732

1.227

18

891.103

 

En la tabla anterior se hace un resumen de los datos del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Vinos La Palma, desde el año 1993 hasta el 2011. En la campaña 2011, nos hemos quedado muy por debajo de la producción media de La Denominación de Origen que se sitúa en torno a 1.200.515 kg, realizándose ésta teniendo en cuenta los kilogramos recolectados desde el año 1994 hasta la fecha.

Las peores cosechas de nuestra Denominación de Origen, en cuanto a kilogramos de uva recolectados, se produjeron:

 En el año 1995 con 344.045 kg de uva controlados. Ese fue un año de sequía extrema. Año más seco que se recuerda desde 1.945 y tan solo habían inscritas en el Consejo Regulador cinco bodegas, había menos viticultores pero mayor superficie de viñedo.

 En el año 1998 con 494.370 kg. en ese momento el Consejo Regulador ya contaba con once bodegas inscritas y más hectáreas de viñedo que actualmente.

 En el año 2002 con 809.615 kg, la climatología fue adversa, y hubo mala brotación y poco nacimiento de racimos. En esta fecha, ya se habían incorporado al Consejo Regulador, la mayoría de las bodegas de la subzona Norte.

 En el año 2007 con 595.000 kg. Año en el que se produjo la mayor granizada que se recuerda en los últimos años que afectó mucho a la subzona Norte y a la zona del Paso y cumbres de Fuencaliente. Ese mismo año, también se produjo un golpe de calor importante que afecto a la zona de medianías de los municipios de Fuencaliente, El Paso y Los Llanos.

 En el año 2010 con 690.000 kg. Año en que la climatología en general fue adversa. Mala brotación, poco nacimiento de racimos, quizás producido por la ausencia de frío invernal, mala floración y cuajado, produciéndose en algunas zonas corrimiento de racimo por la presencia de nieblas. Fuertes y continuos temporales de viento ocurridos durante los meses de marzo y abril, que cogieron a la viña en plena brotación. Importante incidencia de mildiu y oídio principalmente en la subzona Hoyo de Mazo y en menor medida en la de Fuencaliente y Norte de la isla, debido a la persistencia de lloviznas y ausencia de días soleados. Pero sin duda, las mayores pérdidas fueron las ocasionadas por las repetidas olas de calor y el viento levante del mes de agosto, que asoló toda la geografía insular. Los efectos de las altas temperaturas y la baja humedad relativa, sumados a las fuertes rachas de viento, provocaron que las pérdidas llegaran al 95% en algunos casos. La viña sufrió parada vegetativa y en muchas parcelas la incidencia del viento provocó la defoliación completa de las plantas. Las cotas altas de la subzona Norte fueron las más afectadas.

 En el año 2011, con 891.103 kg. Como ya se ha venido explicando, las causas de esta merma podemos encontrarlas en el poco nacimiento de racimos, debido a la mala brotación del viñedo por la ausencia de frío invernal. A esto hay que sumar los continuos ataques de mildiu y oídio que cogieron a muchos viticultores desprevenidos y el desánimo generalizado que manifiestan muchos viticultores que ha provocado el abandono de gran número de parcelas de viñedo.

A todo lo anterior hay que unir, la lenta recuperación del viñedo dañado por el incendio y riadas del 2009 siendo muchos los viticultores y parcelas afectados. En este sentido, en este año 2012, se trabajó conjuntamente con La Reserva de La Biosfera y con el Ayuntamiento de Fuencaliente de La Palma en un proyecto del Ministerio de Agricultura. Recuperándose hasta el momento una superficie total de viñedo de casi dieciséis hectáreas y media, correspondientes a un total de 52 viticultores y 68 parcelas. La mayoría de los trabajos realizados se han hecho en el municipio de Fuencaliente, por ser este el más afectado por el incendio, con un total de 14,73 ha recuperadas, donde se han colocado vallados de protección contra conejos; se han construido paredes de piedra; se han desescombrado parcelas y rellenado zanjas en otras y se ha repuesto planta en aquellas parcelas que lo requerían. En el municipio de Villa de Mazo se ha actuado en cuatro parcelas correspondientes a un mismo viticultor y los trabajos realizados consistieron básicamente en el relleno de zanjas y reposición de plantas.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share