Ago 15, 2012
0 0

Fitapa augura una ‘vuelta al cole’ «muy complicada» por la subida de precios

Written by
Share

La Federación Insular de Tenerife de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fitapa) prevé que la ‘vuelta al cole’ va a ser «muy complicada» para las familias con hijos en edad escolar, debido al incremento de los gastos que tendrán que soportar tras los recortes en educación.

«Nos vamos a encontrar con un septiembre complicado, un curso atípico. Habrá gastos que las familias no contemplan porque eran servicios subvencionados por la Consejería, y cada vez los núcleos familiares tiene menos dinero para afrontarlos», ha comentado el presidente de Fitapa, Eusebio Dorta, en declaraciones a Europa Press.

La Federación ha explicado que en septiembre del año pasado cada familia se gastaba 142 euros por hijo frente a los 345 que, según FETE-UGT, costará este año la vuelta a las aulas, ya que hay que sumar a los gastos habituales aspectos como la acogida temprana y el refuerzo educativo, que antes eran gratuitos.

«No nos gusta dar muchas cifras porque da la sensación de que la escuela pública se va pareciendo a la concertada, ya que hay que pagar por todas las actividades y extras», ha afirmado Dorta.

Esta circunstancia es corroborada por el secretario general de la Federación de Enseñanza de UGT-Canarias (FETE-UGT), Manuel Navarro, que afirma que la enseñanza pública está en «entredicho».

«Aunque la escuela pública y la concertada tienen características distintas, cuando los padres tienen que hacer un esfuerzo tan grande en la educación de sus hijos, lo de público queda casi en un segundo plano», ha añadido el sindicalista.

EL COSTE DE LOS LIBROS

FETE-UGT ha asegurado que este curso la ayuda que otorga el Gobierno de Canarias para la compra de libros se limitará a 90 euros por alumno que curse primero o segundo de Primaria cuyos ingresos familiares en 2010 fuesen inferiores a 15.278 euros. Así, quedarán excluidos el resto de alumnos –unos 160.000– que se venían beneficiando de las ayudas hasta ahora.

De esta manera, este año se han dejado de financiar las tarjetas para las compras de libros, que bonificaban en cursos pasados de 90 a 109 euros a las familias. «Ahora sólo hay una pequeña cantidad cada curso o si se da el caso de que los libros están muy estropeados», ha apuntado Dorta.

A ello hay que unir el encarecimiento de los libros de texto, que, según los libreros consultados por la Federación, pasarán de los 100 a los 115 euros de media.

En lo referente al material, se calcula que cada alumno deberá desembolsar 100 euros, cantidad que se incrementa este año por la subida del IGIC del 5 al 7 por ciento.

Además, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que los gastos de las vuelta al colegio por familia será de 640 euros de media, una cifra que baja hasta los 510 euros en los colegios públicos y que sube a 917 en los concertados.

LA ACOGIDA TEMPRANA

La acogida temprana, servicio que se venía prestando desde hace unos años y que permitía a los padres dejar antes a sus hijos en el colegio, ha dejado de ser gratuito.

Eusebio Dorta se ha mostrado muy crítico con este recorte, ya que a pesar de haber nacido como «una medida de conciliación laboral-familiar» tiene ahora una utilidad de «mantenimiento de trabajo». «Es un concepto social debido a la fragilidad del mercado laboral actual», añadió.

«La Consejería de Educación subvencionaba por cada grupo de hora y media casi 3.500 euros anuales. Desde Fitapa hemos conseguido, tras negociar bastante, que la misma empresa preste el mismo servicio por 2.700 euros y por 1.960 euros los grupos de una hora», ha señalado el presidente de la Federación.

Tras esta negociación, las familias empezarán a pagar por este servicio 17 euros mensuales por niño, un 35 por ciento menos que si se hubiese seguido con el precio que pagaba el Gobierno de Canarias. «O se hacía así o no se hacía. No había otra posibilidad porque las familias ya no tienen dinero», ha subrayado Dorta.

Este curso también habrá que pagar el refuerzo educativo, que pasará a costar unos 20 euros al mes, y las actividades extraescolares. «Otros años las AMPAS recibían unos 950 euros anuales para las actividades. Este año no podrán contar con esa cantidad y cada niño deberá desembolsar otros 20 euros mensuales por actividad extraescolar».

EL COMEDOR

Respecto al año pasado, lo único que se mantendrá igual es el gasto en comedor, que supone unos 42 euros mensuales por niño, aunque la cifra varía dependiendo de los ingresos familiares.

«Tengo la firme promesa de la directora general de Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, Georgina Molina, de que no va a bajar la partida de subvención al comedor», ha comentado Dorta.

Asimismo, el también presidente de la Confederación Canaria de AMPAS ha manifestado que las asociaciones de madres y padres deberán hacerse cargo del seguro de responsabilidad civil, que la Consejería ha suprimido para este curso.

Desde Fitapa pretenden subrogarse a la póliza que mantenía el Gobierno de Canarias y distribuir en pequeñas cantidades por AMPA, debido a que esta solución «es más económica» y la empresa que presta el servicio «tiene años de experiencia en el sector».

UN NUEVO RUMBO EN FITAPA

Con todos estos nuevos gastos, Fitapa se está profesionalizando. «Nosotros antes estábamos para asesorar y, sobre todo, para justificar las subvenciones, pero al no haberlas tenemos que reestructurar la Federación desde las bases», ha indicado Dorta.

«Si cualquier Consejería da un paso atrás en materia de educación, la Federación tendrá que dar un paso adelante para salvar lo que nos queda», apostilló.

Por esta razón, Fitapa solicitó el pasado mes de julio ser considerada como entidad de utilidad pública, al igual que la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa). «Esperamos que en septiembre tengamos una resolución positiva», ha apuntado Dorta.

Si finalmente obtuviesen la citada consideración, la Federación podría contratar voluntarios cualificados que se encargasen de las actividades extraescolares, así como de los grupos de acogida temprana que no lleguen al mínimo de alumnos para que la empresa a la que se subroga esta labor cubra el servicio.

Además, Fitapa busca implicar a las Consejerías de Empleo y de Bienestar Social para abaratar los nuevos costes. «Hemos hablado con Empleo para que ayuden a pagar la acogida temprana, ya que es una medida que incumbe a los padres trabajadores, pero no se han querido implicar», ha lamentado el presidente de Fitapa.

LAS PERSPECTIVAS DE FUTURO

«La economía familiar cada vez es más precaria y los gastos son más», ha asegurado Eusebio Dorta.

Este aspecto es apoyado por FETE-UGT, que espera que no se produzca ninguna «injusticia» en la concesión de las ayudas de 90 euros.

El sindicato quiere evitar que se favorezca a familias que han visto mejorar su situación económica desde 2010, fecha en la que el Gobierno de Canarias se va a basar para conceder las ayudas, en detrimento de aquellas que han perdido capacidad económica.

«Desde 2010 hay 70.000 parados más en el archipiélago. Hay cierta incertidumbre sobre a quién le corresponden estas ayudas y quién las necesita realmente», ha manifestado Manuel Navarro.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share