Ago 7, 2012
0 0

El Partido Popular pide la dimisión de Arturo San Gil

Written by
Share

Los populares sostienen que Arturo San Gil se vale de su condición de presidente para realizar todo tipo de manifestaciones negativas, y con marcado carácter político, dirigidas únicamente a perjudicar la imagen de los concejales del Grupo Popular, con los que evidentemente no guarda ningún tipo de afinidad personal ni presumiblemente ideológica.

En unos momentos en los que la sociedad demanda consenso y unificar todos los esfuerzos en luchar contra la precaria situación económica que sufre el comercio, parece que sus actuaciones van encaminados a conseguir unos fines que nada tienen que ver con lo que se le presupone a una persona que ostente un cargo como el que ocupa.

En las últimas semanas son ya numerosas las ocasiones en las que ha intervenido en diversos medios de comunicación haciendo alusión directa a distintos concejales del Partido Popular de una manera injusta, malintencionada y mostrando un total desconocimiento de las circunstancias de las que se muestra siempre tan conocedor.

A pesar de los intentos de reconducir la situación e intentar evitar las situaciones de crispación que pudieran derivarse de los comentarios vertidos, y que desde el Partido Popular considera cuando menos inapropiados para el responsable de una organización empresarial, todos los esfuerzos han sido en vano, insistiendo San Gil en su actitud, que parece desprender una clara estrategia de desgaste que pueda desequilibrar el actual Grupo de Gobierno Municipal.

En este sentido, desde el Partido Popular manifiestan tener perfectamente claros cuales son sus objetivos y prioridades de gobierno, que necesariamente pasan por la austeridad y buena gestión de los recursos, con especial atención a los asuntos que creen que más pueden preocupar a los ciudadanos, como la aprobación definitiva del PGOU, la obra de la Playa, la Plaza de la Constitución, el fomento del empleo facilitando la implantación de nuevas empresas, la dinamización del comercio local, la zona industrial de Mirca, el Museo de la Bajada de La Virgen, etc.

Así los populares capitalinos sostienen que son en estos asuntos donde centraran sus esfuerzos ya que con estas ideas y con este programa fueron la fuerza más votada en las pasadas elecciones. Y matizan que quienes pretendan priorizar otros fines distintos deberán presentarse a las próximas elecciones con su propio programa para que los vecinos tengan la libertad de elegir.

A pesar de todo, los dirigentes populares se muestran dispuesto a seguir colaborando en todas aquellas iniciativas que, aun no partiendo del propio ayuntamiento, puedan ser beneficiosas para el comercio, ya se entiende que por encima de las personas están los colectivos y sobre todo la defensa del interés general.

No obstante, añaden que esas iniciativas deben adecuarse a la realidad que vive la administración local, ya que los recursos, tanto económicos como de infraestructuras, son muy limitados y por tanto debe estudiarse muy detalladamente donde deben emplearse estos, para, entre otras cosas, no interferir en la actividad normal que desarrollan las diversas concejalías y sobre todo para optimizar los resultados de las actuaciones que se realicen.

Lejos de la autocrítica, el Presidente del Casco Histórico ha evidenciado actitudes poco propias de su posición como presidente de una asociación de empresarios. Ejemplo más reciente es la mostrada tras la celebración del I Congreso de Bandas de S/C de La Palma. Tras dirigirse previamente al propio ayuntamiento como “coorganizadores” del mencionado evento, no tuvo reparos en salir posteriormente en los distintos medios de comunicación, calificándose como meros colaboradores que hicieron lo posible por reparar los daños causados, a la vez que aprovechó la ocasión para, una vez más, dirigir sus críticas sobre los concejales del partido popular por no evitar, desde su punto de vista, la mala imagen causada. Todo ello incluso siendo perfecto conocedor de que, tanto personal del partido popular, como de las concejalías que dirigen, hicieron un gran esfuerzo para intentar paliar los efectos negativos a los que hacía referencia.

Con esta situación no es por tanto de extrañar la manipulación intencionada que ha hecho de un tema tan relevante como el de la obra de la playa. A pesar de liderar un movimiento reivindicativo para que la obra no se parara e intentar presionar a las administraciones para que aportaran los dos millones de euros necesarios para la obra de saneamiento, inmediatamente después de haberse garantizado la referida financiación por parte del Gobierno de España, responde con una actitud “casualmente” similar a la del grupo de Coalición Canaria, culpabilizando al Partido Popular de querer acabar con la campaña de reyes por la ejecución de la referida obra de saneamiento. Su descaro, sin embargo, va mucho más allá, puesto que tras serle remitido a la Asociación de Empresarios del Casco Histórico un correo informativo con explicaciones de algunos detalles de la obra y desmintiendo las acusaciones realizadas, con petición expresa de que este fuera remitido a los asociados, se hace caso omiso del mismo para seguir intoxicando a la opinión pública con acusaciones infundadas y carentes de contenido contrastado.

Lo cierto es que desde que ocupó su cargo, su objetivo prioritario ha sido la crítica fácil y acabar con los consensos alcanzados con la anterior directiva, dejando de lado por ejemplo la estrecha colaboración que existía para el desarrollo del convenio de “paseos lúdicos” firmado por el Ayuntamiento, CEPYME, Casco Histórico y Cámara de Comercio para la promoción del ocio y el comercio en S/C de La Palma.

En su línea habitual catastrofista, el actual presidente del Casco Histórico se ha hecho protagonista en los últimos meses de todos los mensajes negativos que se han vertido en los medios, bien relativos a la escasez de aparcamientos, de cierre de comercios, de paralización de obras, entre otros consiguiendo con ello que se creara una imagen totalmente negativa de S/C de La Palma que en nada ayuda a los propios empresarios que supuestamente representa.

Por todo ello, desde el Partido Popular piden a Juan Arturo San Gil que deje su cargo para que sea ocupado por otra persona con vocación de luchar por los intereses de los empresarios y en defensa del interés general, y animarlo a que su carrera política la escenifique en el partido político que quiera dentro de los cauces democráticos que la constitución le proporciona como a cualquier ciudadano.

Article Categories:
La Palma

Comments to El Partido Popular pide la dimisión de Arturo San Gil

  • Impresentable esta persona e impresentable «el apurón» con la censura de los comentarios.
    Se de muchas personas que han comentado en ese medio y no se lo han publicado. Esa persona debe estar publicitándose mucho en ese medio. Un cero a la imparcialidad.
    En cuanto a este personaje. Todos le conocemos ya en nuestra ciudad y no se lleva ni siquiera con su propia familia. Por algo será.

    desdelapalma agosto 9, 2012 5:26 pm Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share