Ago 1, 2012
0 0

El Cabildo de Tenerife advierte a los agricultores de que deben recoger la cosecha de papas afectada por la polilla

Written by
Share

El Cabildo de Tenerife recomienda a los agricultores recoger la cosecha y retirar del terreno las papas afectadas por la polilla Tecia solanivora, de procedencia guatemalteca, que este año ha dañado entre el 50 y el 100 por cien de los cultivos del norte de la isla.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, ha explicado que muchos agricultores afectados abandonan los terrenos y dejan las papas enfermas sobre la tierra, «una decisión que, aunque pueda parecer comprensible, es la peor que se puede tomar ante esta eventualidad ya que un campo infectado será un foco de contaminación para la cosecha siguiente».

La polilla guatemalteca, una plaga introducida en Tenerife hace 13 años, ha atacado este año con virulencia a los cultivos de papas debido fundamentalmente a la sequía que ha padecido la isla durante este invierno. Se ha comprobado que los años húmedos dificultan la puesta de huevos y la polilla se reproduce de forma más lenta, mientras que las elevadas temperaturas al final del ciclo del cultivo favorecen su propagación.

Bethencourt pide la implicación de los agricultores para controlar la plaga antes de que los daños se propague más. «La decisión de no recoger las papas infectadas no sólo afectará al agricultor que la ha tomado, ya que la polilla vuela con facilidad de un campo a otro».

Los agricultores deben recolectar la cosecha «lo antes posible» y llevarla a los contenedores habilitados tanto en los centros de transferencia del PIRS como en algunas cooperativas, con el objetivo de proceder a su destrucción. El tercer paso a seguir será colocar trampas para capturar la polilla.

TRAMPAS

Según la experiencia acumulada, la plaga es más virulenta en el período comprendido entre la recogida de la cosecha y los meses de octubre y noviembre, por lo que colocar las trampas en estos momentos garantizará una disminución efectiva de la plaga para la próxima temporada. Las trampas son artilugios muy sencillos compuestos por una garrafa de agua y una cápsula, que proporcionan gratuitamente las Oficinas de Extensión Agraria del Cabildo.

Aunque la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias puede obligar a cosechar y retirar la producción, «de lo que se trata es de concienciar a los agricultores de que lo que hagan este año tendrá consecuencias el próximo, tanto para ellos como para sus vecinos», indica el consejero insular.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share