Jul 4, 2012
0 0

Investigan a ex altos cargos de Caixa Catalunya por irregularidades en sueldos

Written by
Share

La Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias para investigar presuntas irregularidades en las retribuciones de altos cargos de la antigua cúpula de Caixa Catalunya, actualmente CatalunyaCaixa, según ha informado la Fiscalía en un comunicado.

Según han explicado a Europa Press fuentes judiciales, la investigación se ha abierto de oficio y la llevará a cabo el fiscal anticorrupción Fernando Maldonado, tras informaciones aparecidas en los medios de comunicación, y las pesquisas abarcan de 2008 en adelante.

Se trata de dirimir si se produjeron anomalías «en el establecimiento de un régimen de retribuciones elevado para altos responsables» de la citada caja, actualmente controlada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

La Fiscalía ha solicitado información al Banco de España sobre anteriores responsables de la caja catalana, incluyendo posibles fondos de pensiones.

Con este caso ya son dos las investigaciones que la Fiscalía de Barcelona tiene abiertas por supuestas irregularidades en cajas, puesto que en noviembre de 2011 se abrieron diligencias respecto a cuatro exdirectivos de Caixa Penedès por la autoasignación de planes de pensiones.

CatalunyaCaixa está actualmente liderada por Adolf Todó, que se incorporó a Caixa Catalunya en 2008 como relevo de Josep Maria Loza, que dimitió como director general tras una década en el cargo y más de 36 años de carrera profesional en la caja.

En la última etapa de Caixa Catalunya, el presidente –no ejecutivo– de la entidad fue el exministro socialista Narcís Serra, que ocupó el cargo de 2005 a 2010, cuando se concretó la fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, y que fue relevado por el entonces director general del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Fernando Casado, que renunció al puesto pocos meses después, cuando la entidad inició el proceso de bancarización.

A Casado le sustituyó de forma transitoria Manel Rosell, expresidente de Caixa Manresa y de la Cámara de Comercio de Manresa, y Adolf Todó asumió la presidencia ejecutiva de Catalunya Banc –el banco que vehicula la actividad financiera de CatalunyaCaixa– a finales de 2011, con el apoyo del Frob.

RETRIBUCIONES DE 2011

Según datos publicados por CatalunyaCaixa a finales de 2011, Todó percibió a lo largo del pasado año un total de 1,5 millones de euros.

En concreto, 823.000 euros corresponden al sueldo, 579.000 euros a un plan de ahorro a largo plazo, 139.000 euros a primas de seguros de vida y 11.000 euros de retribuciones en especie o beneficios sociales.

El director general, Jaume Masana, cobró en 2011 un total de 866.000 euros, de los que 618.000 euros proceden del sueldo, 186.000 de un plan de ahorro a largo plazo, 47.000 euros de primas de seguros de vida y otros 14.000 euros proceden de retribuciones en especie o beneficios sociales.

CATALUNYA CAIXA DESTACA LA LEGALIDAD DE LAS RETRIBUCIONES
Por su parte, CatalunyaCaixa ha destacado que la política de retribución de los actuales altos cargos directivos de la entidad se ha determinado «siguiendo en todo momento y escrupulosamente los procedimientos y normas legalmente establecidos».

La entidad dirigida por Adolf Todó ha señalado que la remuneración del equipo directivo actual de la entidad ha sido fijada «con total transparencia y plena aprobación y conocimiento» de la comisión de retribuciones, el consejo de administración de la entidad, el Banco de España y el Frob, actual accionista mayoritario.

CatalunyaCaixa ha añadido que la entidad y su alta dirección se ponen a disposición de la Fiscalía, con total transparencia, a los efectos de «aclarar cualquier duda» en relación a la política de retribución de los altos cargos de la entidad.

Asimismo, ha recordado que estos datos «ya han sido revisados y verificados por diferentes organismos reguladores», como el Banco de España, el Frob y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La actual normativa sobre retribuciones de alta dirección de entidades financieras con participación pública fija el salario máximo del presidente ejecutivo y el consejero delegado de la entidad en 300.000 euros anuales.

Esta cifra, a la que se ha adaptado CatalunyaCaixa, incluye todos los conceptos retributivos: retribución fija, variable y fondos de pensiones, entre otros, con una cláusula de indemnización limitada a dos anualidades.

CatalunyaCaixa también ha insistido en que más del 98% de los préstamos que han provocado la situación actual de la entidad fueron concedidos antes del 2008, año en el que se incorporó el nuevo equipo directivo «para acometer un cambio radical en la gestión de la caja».

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share