Jun 26, 2012
0 0

Medio Ambiente Fuerteventura denuncia el uso incontrolado de montículos y alineamientos de piedras

Written by
Share

Los montículos de piedra, denominados mojones, son elementos que históricamente han sido utilizados por los habitantes de Fuerteventura para marcar los lindes de terrenos en propiedad. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha detectado una degeneración de este uso en distintos tipos de alineamientos y acumulaciones de piedras a lo largo de toda la geografía insular para la realización de dibujos, nombres y otros motivos.

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, siendo consciente a través de los informes que cada vez con mayor frecuencia aportan los agentes y vigilantes del área, informa a la población que la proliferación de estos montículos de piedra por motivos totalmente ajenos a su uso tradicional supone un atentado contra el paisaje, el territorio y el medio natural, especialmente cuando se realizan en espacios naturales protegidos, en el litoral o en las laderas de las montañas.

Natalia Évora, consejera del área en la institución insular, trasladó su preocupación por una práctica que puede ser objeto de distintos tipos de sanciones relacionadas con la alteración del paisaje y el territorio, la costa o el hábitat de la flora y la fauna insular.

«La modificación del entorno está afectando notablemente a muchísimas especies que encuentran su refugio en las piedras que de modo natural se distribuyen por el territorio. Caracoles, insectos, reptiles como la lisa majorera, líquenes y una gran cantidad de especies vegetales, en muchos de los casos en régimen de protección especial, se ven afectados por este tipo de prácticas inadecuadas», advirtió.

Además de las especies naturales, el paisaje es otro de los afectados por esta moda. La Agencia de Medio Ambiente del Cabildo ha detectado una cantidad considerable de montículos de piedra que se levantan de manera indiscriminada en cualquier parte del territorio, identificando distintos tipos como nombres escritos con piedras en las montañas, corralitos en las playas o dibujos en las propias piedras.

Como se ha señalado, los montículos de piedra utilizados incontroladamente producen un impacto en el paisaje y la biodiversidad. Pero también, como ocurre con los corralitos que se levantan en las playas, pueden impedir el movimiento natural de la arena, lo que a la larga puede tener repercusiones en el principal recurso económico de la Isla, el turismo.

Estos corralitos, además, provocan una acumulación de residuos que favorecen la presencia de roedores como, por ejemplo, las ratas.

Protección del territorio

Los distintos tipos de infracciones relacionadas con el territorio pueden ser objeto de sanción a tenor de la Ley 22/1988 de 28 de julio de Costas, por el texto refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, Decreto Legislativo 1/2000 de 8 de mayo, y por los instrumentos de ordenación ambiental, normas que estiman en cada caso el coste de las infracciones.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share