Jun 5, 2012
0 0

FEDECO critica que Alcampo deje de vender libros canarios y culpabiliza al Gobierno regional de no salir en defensa de las editoriales canarias que se ven perjudicadas

Written by
Share

SB-Noticias.- Luis de Miguel, presidente de Fedeco, reflexionó de este modo en La Trapera de Radio San Borondón sobre la medida adoptada por Alcampo de dejar de vender en sus establecimientos libros editados en las islas lo que ha motivado la protesta enérgica de editoriales como el Centro de la Cultura Popular Canaria que no ha dudado en acusar a la trasnacional de despreciar la cultura y la identidad de las islas.
El máximo dirigente de la patronal del comercio en Tenerife rechaza que Alcampo pretenda dejar de vender libros canarios en sus establecimientos porque supone un ataque frontal a la cultura hecha en las islas, territorio en el que han instalado sin embargo varios de sus establecimientos comerciales de los que se embolsan enormes cantidades de dinero y que afectan a las pymes insulares, empresas que soportan la mayor parte de la estructura laboral de las islas.

Asegura que esta medida unilateral que toma Alcampo de dejar de poner a la venta del gran público las ediciones canarias no les pasa por la cabeza ponerla en marcha en lugares como Euskadi o Cataluña porque la clase dirigente no se lo permitiría, porque la propia sociedad de ambas comunidades pondría el grito en el cielo porque supone ir contra su idiosincrasia particular.

Tras criticar la postura de Alcampo por su falta de talante y por injusta hacia el territorio en el que está asentado, sostiene que como empresa es quien decide qué productos pone a la venta en sus locales, por lo que entiende que los grandes culpables de que hechos como estos se produzcan son los responsables políticos que tienen la obligación de salir en defensa de las empresas isleñas y de la cultura que se hace aquí, como igualmente es culpable el Gobierno regional de que las pequeñas y medianas empresas hayan sido sustituidas por los grandes centros comerciales.

Luis de Miguel critica la falta de respeto que supone esa decisión de los dirigentes de Alcampo porque supone dejar de vender productos, en este caso culturales, hechos en una tierra de la que están ganando mucho dinero, pero una cosa es esa crítica moral y otra que estén cometiendo una ilegalidad, que en este caso no se produce, más allá de que se trate de una postura muy injusta e injustificada si mantienen a la venta producciones literarias editadas en otros lugares de España o del mundo.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share