May 31, 2012
0 0

El pleno del Ayuntamiento de Antigua aprueba inicialmente la modificación de la Ordenanza del Bien Comunal para adaptarla a la realidad insular

Written by
Share

El pleno del Ayuntamiento de Antigua ha dado hoy luz verde a la aprobación inicial de la modificación de la Ordenanza del Bien Comunal, con la finalidad de adaptarla a la realidad insular y específicamente al municipio de Antigua, además de procurar una explotación racional y equilibrada del mancomún y afianzar la buena relación entre los ganaderos, de acuerdo con los principios de cooperación y solidaridad.

La modificación, que fue respaldada por el grupo de gobierno (CC, PPMajo y PSOE), el voto en contra de CLAN y PP y la abstención de LDC, está condicionada a la efectiva acreditación de la costumbre del aprovechamiento del bien comunal por parte de los vecinos de otros municipios.

El Bien Comunal del municipio se encuentra formado por la unión de los valles de Monteagudo, Pozo Negro, Jacomar y La Cueva, así como terrenos de orografía más llana, situados entre el mar, el término municipal de Tuineje y la Caldera de Gayría. Desde tiempo inmemorial, esta zona ha sido empleada para pastos y abrevadero, tanto por los ganaderos de Antigua como por los de otros municipios de la Isla, dada las óptimas relaciones existentes.

La ordenanza será sometida a información pública durante treinta días, contados a partir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, para que las personas interesadas formulen las alegaciones y sugerencias oportunas, que serán resueltas posteriormente por la Corporación.

El concejal de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Cubas, resaltó que la costumbre de aprovechamiento de la zona del mancomún por parte de los ganaderos de otros municipios “se ha realizado toda la vida”, por lo que “desde esta corporación no podemos ser ajenos a una realidad”.

Cubas añadió que el Consistorio pondrá “todos los medios materiales y humanos con que cuenta para la aplicación de la ordenanza”, apoyándose en la colaboración de los comisionados, quienes ejercen varias funciones, relacionadas con la administración ordinaria, el mantenimiento o la conservación de estas zonas de pastoreo.

Igualmente, manifestó que la norma establece un límite máximo de 150 animales por ganadero del municipio de Antigua y 50 animales por ganadero empadronado en otro municipio. Asimismo, mediante resolución expresa y motivada de la Alcaldía o del concejal delegado, podrá ampliarse o reducirse el límite máximo de cabezas de ganado, a fin de adaptarlo a los recursos existentes en cada momento.

El concejal de Economía y Hacienda y portavoz de Coalición Canaria, Isidoro Hernández, resaltó la labor emprendida por el edil de Agricultura y Ganadería del Ayuntamiento de Antigua para sacar adelante la ordenanza, precisando que históricamente se ha venido desarrollando esta actividad entre los municipios de la Isla.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share