May 16, 2012
0 0

El Congreso rechaza un pacto de Estado propuesto por el PSOE para preservar la Sanidad, Educación y Servicios Sociales

Written by
Share

El Pleno del Congreso ha rechazado, con 172 votos en contra, 131 a favor y 22 abstenciones, una moción del PSOE que instaba al Gobierno a promover un pacto de Estado orientado a preservar el actual Sistema Nacional de Salud (SNS), el sistema educativo, así como el desarrollo y la conservación de los servicios sociales.

Esta propuesta, que ha sido defendida por el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, es consecuencia de la interpelación que dirigió a mediados de abril a la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato y ha contado con el apoyo del PNV, de UPyD, de la Izquierda Plural y de Coalición Canaria-Nueva Canarias, con la abstención de CiU y de Amaiur y con el voto en contra del PP y de UPN.

En ella, el PSOE planteaba al Ejecutivo el mantenimiento de un SNS que sea «equitativo, cohesionado, sostenible, descentralizado, eficiente, así como un sistema educativo «universal y equitativo», de calidad y gratuidad de la educación pública, y que el Gobierno se comprometiera con el desarrollo y la conservación de los servicios sociales, dotando los recursos suficientes para el desarrollo de la Ley de Dependencia.

Finalmente, proponía una revisión del sistema fiscal, con objeto de contar con una «amplia base tributaria» que permitiera obtener los recursos necesarios para continuar con el proceso de consolidación fiscal, que ha sido objeto de desacuerdo en el caso de algunos grupos nacionalistas como CiU.

Así las cosas, Eduardo Madina ha afirmado en defensa de su propuesta que mañana será «el jueves negro» en el Congreso, el día en el que cuatro decretos de recortes –Sanidad, Educación, RTVE y medio ambiente– del Gobierno inician la «demolición del Estado del bienestar».

Eso sí, a 22 horas antes del debate ha ofrecido al PP su apoyo para dialogar y para que «rectifiquen» estas medidas que, a su juicio, responden a «un sueño de delirio». Al mismo tiempo, ha reclamado al PP que escuchen a sindicatos, agentes económicos y comunidades autónomas para hacer «más fuerte» al país.

LA «TRISTE» HERENCIA SOCIALISTA

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso en Servicios Sociales, Susana Camarero, ha insistido en que, a pesar de la «triste» herencia socialista y de que España registre «uno de los mayores» gastos farmacéuticos de Europa, «no habrá ni copago sanitario ni tampoco privatización en Sanidad».

Además, ha resaltado que el Ejecutivo ha asegurado que todos los beneficiarios del sistema de dependencia tienen garantizadas su asistencia, el apoyo a la familia y la infancia, así como unas medidas en materia de educación para preservar el sistema y evitar el abandono escolar. «¿Quieren un pacto de Estado? Apuesten por un pacto por la Sanidad», le ha señalado.

Desde la Izquierda Plural, el diputado de la CHA, Chesús Yuste, ha coincidido con Madina en que «el PP es peligrosísimo para el Estado de Bienestar», si bien ha resaltado que el PSOE comenzó en mayo de 2010 con los recortes sociales.

Pedro Quevedo, de Coalición Canaria-Nueva Canarias, ha apoyado esta moción porque dice que en ella se preservan los servicios públicos, el acabar con los privilegios y colocar las reglas de juego necesarias que permitan establecer principios éticos. No obstante, ha advertido de que este pacto no va a ser posible porque el Gobierno del PP está «más interesado» en obtener la nota de la UE, que en sacar adelante al país de la recesión.

La diputada del BNG, Olaia Fernández Davila, ha manifestado que comparte el fondo de la propuesta aunque mantiene diferencias en el hecho de que se pueda llegar a un pacto de Estado como medio para defender la sanidad y la educación. «Le pregunto al PP si no es una realidad ideológica pedir a las comunidades autónomas reducir 10.000 millones de euros en Sanidad y en Educación», ha avisado.

Desde Amaiur, Maite Aristegi, considera que hay alternativas a la iniciativa de Madina y considera que es «más necesario» avanzar hacia un marco propio de relaciones laborales y de protección social, frente a la experiencia previa.

«Quien lo promueve — en referencia al PSOE– inició las reformas ante una mayoría sindical y social contraria, algo que genera desconfianza frente a las buenas intenciones de la moción», ha avisado.

Emilio Olabarria, del PNV, a pesar de que ha dado su voto a favor a la moción, no la considera «oportuna» porque la Sanidad y la Educación representan un derecho que ya está reconocido en la Constitución.

Mientras, el portavoz de UPyD en la materia, Toni Cantó, pese a su voto favorable a la moción, ha criticado que los dos partidos mayoritarios se erijan como defensores del bienestar social después de haber creado un sistema que, a su juicio, es «insostenible, fraccionado y que genera desigualdad».

Finalmente, Conchita Tarruella, considera por su parte que, aunque le gusta la música pero no la letra», hay partes de esta moción en que se habla de un pacto de Estado pero con condicionantes, como la reforma fiscal que plantea la iniciativa, antes mencionada.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share