May 14, 2012
0 0

Ondas de ayer y de hoy: Pequeña historia de la radiodifusión en La Orotava

Written by
Share

Si los alisios hablaran, o mejor, si nuestras palabras pudieran ser escuchadas al cabo de los años ya que los sonidos por algún lado deben andar viajando, nos encontraríamos con que La Villa de La Orotava tiene una buena historia en cuanto a emisoras de radio se refiere.
Se podría también hablar –por lo que se parece con el tema-, de aquella vieja Centralita de Teléfonos de la calle La Carrera, que se hallaba situada en el edificio actual de Los Herreros, el cual esta familia compraría, con las instalaciones de la Centralita incluidas, a Ismael Xuárez de la Guardia. Central por donde pasaban todas las llamadas y conversaciones, pues en aquel entonces los teléfonos no eran automáticos. Se había colocado a comienzos del siglo XX, tras la instalación del cable que unía Cádiz con la costa de Tenerife entre los Silos y La Caleta de Interián y cuya caseta aún se conserva. Previo a La Centralita existió el primer teléfono de La Orotava ubicado en la Finca de Don Tomás Ascanio. A cargo de la vieja y entrañable Centralita, estuvo Matilde Bethencourt, y los últimos cuarenta años Edelmira Delgado Cabrera. Cerraría sus instalaciones el 28 de febrero de 1974, establecidas ya las primeras cabinas telefónicas en la Villa y una vez inaugurada la actual Central Automática de Telefónica el 15 de diciembre de 1973.
Por hacer referencia al ámbito audiovisual, cabría hablar de igual modo de las actuales cadenas de televisión con sede en La Orotava: ATV (siglas que significan por un lado “Archipiélago Televisión”, y por otro, son las iniciales de los nombres de la esposa y los dos hijos de su propietario Ángel Sálamo) y Canal-6 Teidevisión, propiedad de Apymevo (Asociación de la pequeña y mediana empresa).
Pero la pequeña gran historia que voy a tratar de contar en este artículo hace referencia exclusivamente a la radio en La Orotava, en donde actualmente sólo existen dos: “Radio Taoro” (FM 96.5 para el Norte de Tenerife y 100.7 para el área de Santa Cruz) especializada en temas musicales y “Radio Pimienta” (FM 100.3 para todo el Norte de Tenerife o La Palma y en www.radiopimienta.org para todo el mundo), y que es una radio comunitaria y no comercial.
Sin embargo han sido muchas más, las que a lo largo del tiempo han emitido desde La Orotava y que hoy ya no existen como: “La Voz del Valle”, “Radio Punto Cuatro”, “Radio Orotava”, “Canal-6”, “La Radio en Color”, “Happy Radio” y “Megawelle”.
La primera de todas, en pleno régimen franquista, se llamó “La Voz del Valle”, la cual era una emisora del Sindicato Vertical. “La Voz del Valle” arranca con un escrito del Delegado Provincial de Sindicatos de fecha 10 de febrero de 1959 en la que se ofrece a la Villa la instalación de una emisora de radio, siendo aprobado por el Ayuntamiento y su alcalde Don José Estévez Méndez con fecha 5 de abril de 1959. La emisora se situó en principio en los bajos del Ayuntamiento, donde se ubicaban las antiguas escuelas, antes de su destino definitivo en La Sindical de la calle Cantillo. Fue financiada en su totalidad –unas 500.000 ptas. de entonces- por el propio Ayuntamiento, el cual, ante la pobreza del fluido eléctrico, tuvo que adquirir un grupo electrógeno para su puesta en marcha.
Sería inaugurada el 22 de junio de 1960 y clausurada el 19 de julio de 1965 a causa del Decreto 4133 / 1964 de 23 de diciembre, por el que se clausuraron en toda España doscientas cincuenta emisoras de onda media existentes. Seguiría hasta 1968 como una emisora de FM.
Disponía de cronistas oficiales en Los Realejos, Puerto de la Cruz, La Palma y El Hierro. El indicativo de la Emisora era ECS – 25 La Voz del Valle, ECS. Emisora de la cadena Sindical número 25.
El horario de emisión al principio era de doce a tres, y de seis a once de la noche. Al año de emisión se amplió desde las 08h hasta las 24h. Se abría con el pasacalle Las Corsarias, que muy pronto se identificaría con esta radio. La cuota de los socios ascendía a diez pesetas mensuales, pero también había algunos que aportaban mensualmente 25, 30, o 50 pesetas.
La emisión comenzaba siempre así: Aquí es, en La Orotava, La Voz del Valle, E. C. S. Señoras. Señores….La Voz del Valle saluda a todos ustedes. Esta jornada radiofónica de La Voz del Valle, da comienzo agradeciendo a ustedes la atención que hayan de prestar a nuestros programas. He aquí los del día de hoy.25. Estación emisora de la Cadena Sindical Española, transmitiendo en Onda media en los 206,89 metros.
Programas que trascendieron de aquella vieja emisora fueron: la “Fiesta de la exaltación folclórica”, el sábado de las fiestas de San Isidro que se retrasmitía desde la plaza Franchi Alfaro; con motivo de la festividad de “Santa Cecilia” se llevaban a cabo programas especiales, en los cuales intervenían las bandas de música de La Orotava, Los Realejos, San Juan de la Rambla, Icod. Tacoronte y La Guancha; “Las tres columnas” fue un programa que consistía en recaudar donativos para la campaña Pro-Navidad de los humildes en la que participaban todos los vecinos de los tres pueblos del Valle de La Orotava. Reseñar también el primer concurso de conjuntos musicales patrocinado por la firma orotavense Comercial Roes y en donde “Los Rayos Verdes” se alzarían con el primer premio. Sin embargo, aparte de estas u otras diferentes trasmisiones relativas a deportes -como la que se hizo de la primera final de la copa “Heliodoro Rodríguez López” entre los equipos rivales de Valle: CD. Puerto Cruz – UD. Orotava-, el día de la música, o acontecimientos como el seguimiento del barco “Sta. María”, habitualmente tenían el siguiente desarrollo diario: Hoja de almanaque, el horóscopo, efemérides, el mundo es redondo, mesa y mantel, fin de semana musical -atención preferente a las novedades musicales: clásica, zarzuela, regional- aparte de emitir los partes diarios de Radio Nacional de España, que como es sabido eran de obligada emisión al mediodía y por la noche.
De esta emisora, el escritor y periodista Juan Cruz Ruíz ha escrito: “Para nosotros fue un medio cuya importancia creció cuando ya no lo tuvimos. El norte de la isla siempre ha tenido una escasez de medios de comunicación que raya con la miseria. La situación entonces era aún más grave, porque los medios locales, isleños, ya existentes, prestaban una atención bastante menor a lo que ocurría entre nosotros. Así que en esos momentos en particular la aparición de esta emisora iba a significar mucho más que una simple emisora de radio, simbolizaba una relación en la revolución de la gente con lo que ocurría. Aunque nacía, como todos los medios de entonces, mediatizada por el Sindicato Vertical del régimen y por el régimen dictatorial mismo, abría el paso a voces que no estaban necesariamente domesticadas.”
Nombres como el P. José Siverio, Isabel Dorta, Carmen Hernández (Mititi), Álvaro Morales, Carlos Argüelles, Domingo Hernández, Ismael Reyes etc. entre muchos otros, formaron parte de esta historia. Sobre todos ellos y sobre esta primera emisora en el Valle, existe un libro editado en enero de 2007 por el Ayuntamiento de La Orotava y las instituciones insular y autonómica que lleva por título: “La radiodifusión sindical del franquismo”, de los investigadores Julio Antonio Yanes Mesa y Rodrigo Fidel Rodríguez Borges. También puede consultarse en Internet la página electrónica “Tertulia Villera” -posteriormente “Efemérides”- de Bruno Juan Álvarez Abreu.
Con sede en la calle Calvario, el 4 de junio de 1995 entra en escena en La Orotava una nueva emisora fundada por Santiago García Luis y José Antonio García Luis, “Radio Taoro”, la cual lleva ya diecisiete años en antena y con una audiencia fija pues caló muy pronto y hondamente en las gentes del pueblo. Su lema era, y es: “La mejor música de todos los tiempos”. Haciendo honor a ello buscaban ofrecer esa música que nadie ponía, dando variedad a los temas, sin repetir estilos y al rescate de la música instrumental: Orquestas como Franck Pourcel, Paul Mauriat, James Last o Percy Faith; música sudamericana (Inti-Illimani, Quilapayún, Fronterizos, Calchakis) música mexicana (Jorge Negrete, Pedro Infante, Vícente Fernández). Rescatan también la música canaria tanto antigua como moderna y que era difícil conseguir. Eso sí, apuntan: “Huimos de estilos como Heavy Metal o el Rap que no diga nada en cuanto a música”. Respecto a la música clásica, emiten poca por la sencilla razón de que el dial de al lado es el de Radio Nacional que suele tener una buena parrilla de esta especialidad y con el fin de que los oyentes no los confundan con ella.
Uno de sus responsables, Santiago García, había sido también de los históricos que cerró La Voz del Valle en el 68, donde estuvo trabajando los dos últimos años cuando la emisora pasó a ser FM. Continuaría posteriormente en Radio Popular de Güímar, también lo haría en Radio Popular de Tenerife, para luego pasó a denominarse COPE (Cadena de Ondas Populares Españolas), cadena en donde permanecería veinticinco años hasta que un ERE lo pone en la calle en 1993. Son pues 45 años los que lleva en la radio esta historia viviente de la misma, del cual dicen que si hoy existe una radio como Radio Taoro, se debe a la voluntad de un hombre por demostrar todo lo que llevaba dentro y que le cercenaron al término de su etapa en la COPE.
De 1999 a 2003 emite desde la calle El Tejar “Radio Punto Cuatro” (FM 105.4) dirigida por Joaquín Espinosa Ricart, “QIM”, hoy en una emisora de Mallorca. Su programación oscilaba entre informativos, tertulias y programas musicales de sonidos independientes. Inma Donate, Raymon Hofler, Leny López, Carlos Robles o Nacho García fueron algunas personas en torno a las que pivotó esta emisora. En el verano de 2000 se convirtió en “UNI-Radio” (FM 105.5). Se caracterizó por emisiones especiales desde diferentes espacios como el Pub “Añepa” de La Orotava, FM Club de Puerto de la Cruz, La Gruta o el Lago Martiánez cuyo evento más importante se denominaba: “Inspiración Tenerife”. Desaparece en 2003, no sin antes haber tenido acuerdos con Canal Sur Radio, Canal 7 del Atlántico o cambiar su programación por la de Intereconomía en 2001, tras pasar a ser gestionada por “Violán Publicidad”.
“La Radio en Color” aparece en el año 2004 y cierra en 2008 por razones de carácter económico. Con sus estudios en la Plaza Quinto Centenario, se convierte muy pronto en la radio de La Orotava -pues estaba subvencionada desde el Ayuntamiento-, radiando los diferentes actos municipales y villeros: Romería de San Isidro, Alfombras del Corpus, Festivales diversos, Carnavales –donde trasmitían siempre el Concurso de Murgas del norte-, las sucesivas ediciones de la Feria de Artesanía de Pinolere, etc.
Su fundador fue Cipriano García Díaz –con veinte años en las ondas y que al editar este libro conduce el programa “Cronómetro cero” en Canal 6-Teidevisión-. La Radio en Color debe un nombre tan especial a que su promotor, trabajando con anterioridad en otras como Radio Club Tenerife de Puerto de la Cruz u Onda Cero-Radio 21 de Tacoronte, se especializó en programas del motor como “Biturbo” o “Km.0” y uno de los oyentes, a la sazón una persona invidente, les llamó en una ocasión para comentarles: “Hacen una radio que parece que la veo, es como si fuera una radio en color”. Ni corto ni perezoso, cuando se monta esta nueva emisora en la Villa, el nombre que se elige para ella es la frase de este oyente ciego.
Su dial era FM 92.8 y aunque en un principio comenzó con los temas de motor apuntados, muy pronto se abrió a toda una programación, en la que aparte de los temas propios de la Villa ya citados, tenían su espacio la cultura, la política, las tertulias, etc. Estrenó una modalidad de radio en la calle a través de un estudio portátil, emitiendo en directo desde plazas y lugares públicos donde narrando los aconteceres cotidianos. “Magazine de la mañana” con Cande Gómez –hoy en El DIA-TV, temas de sanidad con Domingo Acosta – posteriormente Concejal del Ayuntamiento de La Orotava en áreas como Comercio, Seguridad Ciudadana, Policía Local, Protección Civil o Formación y Empleo- o “La Otra Grada” (deporte) fueron, entre otros, algunos de sus programas y en los que colaboró Sixto Trujillo, Presidente del CB San Isidro.
En diciembre de 2005 –y en el marco del activismo social y alternativo de los movimientos más concienciados de La Orotava- se inaugura en la Villa de Arriba, en el Espacio Sociocultural La Casa de la calle Los Molinos –hoy Dr. Domingo González- nº 14, y con la canción: “Maña, fuerza y corazón” de Rogelio Botanz, “Radio Pimienta”.  Parte de una idea inicial de la asociación juvenil “Azarug” de La Orotava, que luego dejaría en manos de la asamblea de la radio. El impulso técnico y la coordinación del proyecto corre a cargo de José Miguel Martín –Josemi-. Junto a él, Jéssica Pérez. Los dos “Técnicos Superiores en la Realización de Audiovisuales y Espectáculos”, así como en “Producción y Realización Radiofónica” o “Lenguaje Cinematográfico: Metodología y Técnica”. A la vez, con amplia experiencia profesional en otros medios como Antena 3 TV el primero y Teidevisión Canal 6 el segundo y con la realización ambos de diferentes producciones del área de la comunicación, sonido y cine, con especial dedicación a temáticas sociales.
El nombre devino tras barajar en asamblea diferentes nombres, decidiéndose al final por esta picante denominación que es a la vez su logotipo. A diferencia de las otras radios orotavenses, que eran proyectos personales o institucionales, pero comerciales y algunas bajo régimen de subvención, Radio Pimienta se estrenó como una emisora comunitaria, no comercial y de alto contenido social.
Entendiendo la radio como un instrumento de participación, especialmente de quienes los medios de masas les niegan la voz, reivindican el uso social de los medios de comunicación, definiéndose como una radio: asamblearia, autónoma a cualquier institución o empresa, democrática, autogestionada, solidaria, laica, canaria, provocadora, lúdica, con especial énfasis en la cultura, la crítica o la participación ciudadana, y con el fin de invertir el modelo y convertir al oyente, de receptor, en protagonista de la información. Dentro de esta óptica Radio Pimienta está por una sociedad justa e igualitaria, por la soberanía de los pueblos, el desarrollo sostenible, la libertad de expresión, o por ser un espacio de encuentro intercultural y en contra del monopolio de la información y el pensamiento único.
Abierta a cuantos deseen colaborar e innovar programas, se financia con las cuotas de las personas asociadas, quienes en asambleas periódicas definen y deciden todo lo relativo a la misma. Cuando arranca a finales de 2005 pivota sobre programas como por ejemplo: “El Chaboco”, un programa de entrevistas e información sobre temas sociales, culturales, políticos y ecologistas llevado al alimón por Milagros Expósito y el autor de este artículo, “La Luna”, hecho por mujeres sobre temas literarios, “Noches de Rock and Roll”, “El rincón de la diversión”, realizado por niños y niñas, así como “Sonido rompe barrera” con la gente interna de ASPRONTE, el informativo “Más voces” en conexión con radios comunitarias de todo el Planeta o “Nosotras las personas” sobre luchas sociales más allá de los territorios. Poco a poco algunos de estos desaparecen y, además de llevar la radio a la calle e instalar también en diferentes plazas el estudio, llegan otros nuevos como “Iasu Tenerife”, con música griega y rioplatense, “Con la fuerza de un volcán” un programa juvenil con tendencia transformadora de la sociedad canaria, “bULLa en la Radio”, sobre el movimiento estudiantil, “Democracy Now”, “Apaga y vámonos”, “Las crónicas del gato”, “Planeta de simios”, “Océanos de cine”, “Soñé otro mundo”, “Pimienta Jazz”, “El canto y los motivos” con música canaria sudamericana, “Irradia”, “La Chumbacera”, “El Tinglado”, “Red combativa”, “África musical” o “El Enyesque” entre muchos más, donde Radio Pimienta pone voz a las diversas reivindicaciones y manifestaciones sociales y ecologistas de las Islas Canarias estos últimos años.
La ley de Frecuencias denominada “Proyecto de Decreto por el que se regula el régimen de servicio de radiodifusión sonora en ondas métricas con modulación de frecuencia en la Comunidad Autónoma de Canarias (Resolución de 16 de diciembre de 2008 (BOC nº 252, de 18-12-2008)” puede perjudicar notablemente este modelo de radio comunitaria como “Radio Pimienta”, al no contemplarlo en dicha ley y obligar a estas emisoras a participar en condiciones de igualdad a las comerciales, lo que, al no tener los intereses de mercado de estas últimas ni competir económicamente, puede llevarlas a la desaparición.
“Radio Orotava” comienza su andadura en noviembre de 2006 y se cierra en noviembre también de 2009. Tenía su sede en la calle Calvario nº 37, en la confluencia de esta vía con La Sidrona y estuvo promovida por Sixto Escobar, que, amante de la radiodifusión, compraría los materiales a otra emisora de Santa Cruz para instalar sus estudios en la Villa. La onda desde la que emitían era FM 91.3 para el Norte de Tenerife y 104.9 para el Área Metropolitana Santa Cruz-La Laguna.
No fue fácil esta iniciativa, económicamente hablando, debido a no estar subvencionada y a que las empresas privadas y publicitarios no significaban un apoyo significativo. Aún así mantuvo durante esos años una programación con programas como: “El Tonique”, llevado por el propio promotor y que era un espacio de debate político entre diferentes intervinientes, “El Bollullo” con Cari Díaz (que luego pasaría por diferentes televisiones como la Autonómica o EL DIA-TV), “Motor 100×100” llevado también por Sixto Escobar, así como Informativos, “Más que música”, etc. A su término los materiales de la radio serían adquiridos por la emisora de Santa Cruz “Pulso”, perteneciente a la estatal “Es.radio”.
A caballo de todos estos años pero con menos recorrido en el tiempo –y de menos importancia también- que las antes desarrrolladas, existieron en La Orotava: “Happy Radio” en la confluencia de las calles Salazar y Claudio o “Megawelle”, que tenía sus estudios en el Barrio de La Luz y estaba ligada al alemán “Canal 60”. No podemos olvidarnos tampoco de la emisora de “Apymevo” en El Mayorazgo –parte del Canal 6 Teidevisión en sus inicios- y cuyos materiales fueron con los que luego se montó “La Radio en Color”.

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share