May 9, 2012
0 0

Izquierda Unida Canaria (IUC) en Tazacorte denuncia el trato diferenciado a los vecinos y empresarios del municipio según su orientación política

Written by
Share

Para Izquierda Unida Canaria (IUC) el problema principal de Tazacorte, aun siendo graves los otros que padece, es la división del pueblo en dos facciones muy diferenciadas. El actual gobierno criticó esta misma realidad. Sin embargo, a la hora de gobernar en todo momento hay un trato extremadamente discriminatorio entre “los nuestros” y los “de ellos” y así, dentro de quinientos años, seguiremos hundidos y anquilosados. No podemos seguir la misma senda que ya han dado, con pésimos resultados, gobiernos anteriores. Esto es algo que podemos ver reflejado en los locales, aunque ejemplos sobran. El goteo de recuperación de locales municipales no se está haciendo con un trato igualitario. Mientras a familiares directos del equipo de gobierno no se les cuestiona su permanencia en estos locales, cuya luz pagamos con nuestros impuestos, el resto de usuarios ha sido desalojado de manera expeditiva, sin darles oportunidad de regularizar su situación. Aunque esto disminuya dramáticamente la actividad empresarial del municipio, que también es algo a preservar.

IUC aboga por la unidad de los ciudadanos del pueblo sin tener en cuenta, en absoluto, las tendencias políticas de cada cual, cualquiera que sean. Entre la ilegalidad y el que ninguna concesión pagara un euro, a cambio de la adhesión, al anterior equipo de gobierno, y la supresión de la actividad empresarial, no hay demasiada mejora y hasta podríamos considerar los modos expeditivos una forma de represalia. Las ofertas de regularización, en un intento de mantener la actividad, han sido nulas. El procedimiento ha sido equivalente a un: “tú eres de ellos, lárgate”.

No es solidario, no es altruista y navega en contra de los vientos de la izquierda, el reducir los sueldos de los trabajadores municipales, y no tocar, en la debida proporción, los sueldos de los concejales, pues estos últimos fueron incrementados al inicio de legislatura, hace menos de un año. Si se los reduce en la misma proporción que a los trabajadores, todavía habrían experimentado un incremento notable. A esto se añade la ignominiosa anécdota de que los concejales del PSOE fueran a la manifestación, el día de la Huelga General, como muchos trabajadores municipales y cobraran su salario normalmente. Cosa que no les ocurrió a los trabajadores municipales, que hicieron huelga, y vieron reducido su salario. Esta pequeña anécdota revela el verdadero espíritu altruista del gobierno municipal. Otra anécdota a tener en cuenta es la renovación del mobiliario del despacho del concejal de urbanismo. Para eso si hay dinero.

IUC planteó en su programa electoral que sólo exista un concejal liberado: el Alcalde y que éste no cobre más allá de 1.500 euros. Este salario está más cercano a la realidad de los ciudadanos en este momento de crisis. No es algo utópico, pues es lo que ocurre en el municipio de San Andrés y Sauces y recientemente en Garafía, donde el Alcalde ha reducido su sueldo a 641 euros.

Existe el proyecto, en el gobierno municipal, de reducir el personal de oficina, lo que supondría un ahorro mínimo. Si lo que quieren es reducir gastos, desde IUC sugerimos que supriman el personal de confianza, secretario y concejales de función nula. Pues los recortes no permitirán ejercer su función más allá de cobrar el sueldo. Así los concejales de seguridad, una vez arreglado la señalización de las cuatro calles, el de cultura y deportes, cuando no hay festividades ni actividad deportiva o cultural de significativa, urbanismo, cuando no hay obra pública, y el de Hacienda, cuyo trabajo lo hacen los interventores, sobran. Para ello han pensado en recurrir a varios despidos.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share