May 9, 2012
0 0

AURELIO AYALA Y EL ARADO DE LOS SUEÑOS

Written by
Share

Han pasado 36 años desde que un 5 de septiembre de 1976 los herreños asistieran en la Cruz de los Reyes a la inauguración del Monumento al Campesino, obra del desaparecido Tony Gallardo. Era todo un acontecimiento histórico reflejo del ansia democrática de un pueblo, el de El Hierro, que también vivía la Transición con unos jóvenes entregados, llenos de ideales, que sabían que el camino hacia el futuro estaba ligado al reconocimiento de los hombres y mujeres que con sudor y lágrimas habían labrado los campos herreños.

Y allí estaba un joven herreño, Aurelio Ayala, dirigiéndose a la masa en medio de un espacio natural de gran valor cultural para sus vecinos y amigos, cargado de unos ideales que nunca abandonó. Un comunismo que, junto a la medalla del Che que siempre llevaba colgada en su pecho, le llenó de ideales de hombre bien, justo, entregado a la causa y le convirtió en un trabajador incansable, pero con tiempo para disfrutar intensamente de la vida con sus amigos.

La pasada noche releía el libro “El arado de los sueños”, que conmemoraba aquel 5 de septiembre. Allí aparece una fotografía de él dirigiéndose al público en la inauguración del arado y recordando de su puño y letra que aquella gesta fue posible porque “confluyeron tres factores: la voluntad de un pueblo, la ilusión de una juventud y la creatividad de un escultor”.

Pasaron los años, pero Aurelio, llevando puesta sobre sus hombros día a día su eterna bufanda roja, nos recordaba que seguía apostando por aquellos valores que compartió con otros jóvenes herreños en su etapa universitaria y que refrendó para siempre en la Cumbre.

Aurelio Ayala, herreño de la Villa, pero con una predilección manifiesta por el pueblo piñero, fue siempre un defensor a ultranza de la creación del Municipio de El Pinar que pudo ver hecho realidad. Me hubiera gustado conocerle antes y con mayor profundidad, pero en las escasas conversaciones que tuve con él siempre manifestó su pasión por la amistad y la familia, que se notaba a la legua; también que adoraba a su mujer e hijas y, de una manera especial, a su nieto Mateo que siempre le conquistaba.

Aurelio Ayala era soñador y utópico, se lo decía y él lo sabía, pero nunca renunció a serlo. Un hombre forjado en base a la reivindicación continúa, firme creyente de los valores humanos, de la justicia social e igualitaria, y sobre todo, un buscador incansable del sentido común de las cosas. El crear un partido político con el nombre del “Sentido Común” fue el último intento de reivindicar los valores de justicia política y social en los que creía. Mucho sembró en estos intensos 59 años, en su isla natal y en toda Canarias a través de su trayectoria personal y política en la Comunidad Autónoma, especialmente en su condición de consejero del Cabildo de El Hierro y concejal del Ayuntamiento de Valverde.

Estos meses, en los que su enfermedad se lo impidió, Aurelio trabajaba en un proyecto para reactivar la economía de El Hierro. Quería desplazar a los empresarios canarios a la isla, para que la conocieran y disfrutaran como él hacía, lo que demuestra que nunca dejó de tener su pensamiento y su corazón donde cimentaban sus raíces.

Desde ayer, en el Cabildo, políticos y funcionarios, hemos tenido el corazón encogido porque sabemos que Aurelio no ha sido un político al uso, ni un consejero que no dejara huella en esta Institución. Nunca dejó de interesarse por todo lo que acontecía en su isla, por los graves problemas con los que se enfrenta en condición de territorio ultraperiférico y, lo más importante, supo dialogar, discrepar, defender sus ideales, respetando a los demás, y eso le valió una cosecha de amigos entregados a los que ayer dejó desolados.

En los últimos tiempos escribió dos libros recordando la vida y trayectoria de dos de esos amigos de los que dijo habían influido en su vida, los dos herreños: el pastor Domingo “Machina” y el médico Juan Ramón Padrón.

Mi pesar a su familia, a la que debe consolar la vida intensa, entregada, llena de trabajo y emociones de su padre y esposo.

Con nosotros siempre. DEP Aurelio Ayala.

Alpidio Armas

Presidente del Cabildo de El Hierro

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share